El re­to de con­se­guir un cu­po pa­ra una es­pe­cia­li­za­ción

Los mé­di­cos com­pi­ten ca­da año por los po­cos cu­pos dis­po­ni­bles pa­ra es­pe­cia­li­zar­se. Y el se­cre­to pa­ra con­se­guir uno con­sis­te en pre­pa­rar­se a fon­do pa­ra el exa­men de ad­mi­sión.

Semana (Colombia) - - Opinión -

Ca­da año más de 15.000 mé­di­cos ge­ne­ra­les se gra­dúan de las cer­ca de 50 fa­cul­ta­des de Me­di­ci­na del país. Pe­ro so­lo un pe­que­ño por­cen­ta­je lo­gra con­ver­tir­se en es­pe­cia­lis­ta,lue­go de cum­plir con una se­rie de re­qui­si­tos, su­pe­rar las prue­bas de co­no­ci­mien­to, en­tre­vis­tas y ar­duas jor­na­das de tra­ba­jo.

De ahí que ca­da vez más as­pi­ran­tes a una pla­za de es­pe­cia­li­za­ción en las áreas de la sa­lud op­ten por bus­car apo­yo en aca­de­mias es­pe­cia­li­za­das en la ma­te­ria y, así, ga­ran­ti­zar me­jo­res re­sul­ta­dos.

Por eso, lle­gó al país la mul­ti­na­cio­na­les­pa­ño­laAMIR,fun­da­da ha­ce más de diez años en Es­pa­ña y ex­pan­di­da pos­te­rior­men­te a Ita­lia. Ac­tual­men­te,el gru­po for­ta­le­ce su pre­sen­cia en más de diez paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na con su se­de ba­se en Co­lom­bia.Su pre­si­den­te,Jai­me Cam­pos Pa­vón, mé­di­co es­pe­cia­lis­ta en of­tal­mo­lo­gía, ha­bla so­bre la reali­dad de los pro­fe­sio­na­les co­lom­bia­nos en es­ta ma­te­ria. ¿Có­mo de­ci­die­ron en­trar en el mer­ca­do la­ti­noa­me­ri­cano?

Jai­me Cam­pos Pa­vón: De las 12.000 per­so­nas que se pre­sen­tan al exa­men MIR (mé­di­co in­terno re­si­den­te) en Es­pa­ña pa­ra ac­ce­der a una pla­za de mé­di­co es­pe­cia­lis­ta en for­ma­ción, apro­xi­ma­da­men­te 5.000 son la­ti­noa­me­ri­ca­nos. Co­lom­bia es el país que más mé­di­cos man­da pa­ra pre­sen­tar es­ta prue­ba. Por eso, en­tra­mos en el mer­ca­do la­ti­noa­me­ri­cano. Ac­tual­men­te, el cu­po pa­ra ex­tran­je­ros en Es­pa­ña se re­du­jo, pe­ro no es im­po­si­ble. No­so­tros pre­pa­ra­mos pro­fe­sio­na­les pa­ra pre­sen­tar­se en Co­lom­bia, en otros paí­ses de ha­bla his­pa­na e in­gle­sa, pa­ra lo cual tam­bién te­ne­mos cur­sos es­pe­cia­li­za­dos. ¿Por qué eli­gie­ron Co­lom­bia co­mo su se­de re­gio­nal?

J.C.: Pri­me­ro, por su ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca es­tra­té­gi­ca; pue­des to­mar un vue­lo y es­tar en tres ho­ras en el nor­te o en el sur del con­ti­nen­te. Por otro la­do, cuen­ta con ex­ce­len­tes con­di­cio­nes pa­ra es­ta­ble­cer­se co­mo em­pre­sa ex­tran­je­ra y su cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de los úl­ti­mos años nos dio la con­fian­za en te­mas de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca y fis­cal. Adi­cio­nal­men­te, es­te país cuen­ta con muy bue­nos pro­fe­sio­na­les en áreas co­mo mar­ke­ting y ne­go­cios. Y lo más im­por­tan­te es que he­mos no­ta­do muy bue­na aco­gi­da de los pro­fe­sio­na­les co­lom­bia­nos. ¿Qué tan di­fí­cil con­si­de­ra con­se­guir un cu­po de es­pe­cia­li­za­ción en una uni­ver­si­dad co­lom­bia­na?

J.C.: Co­lom­bia tie­ne par­ti­cu­la­ri­da­des pa­ra ac­ce­der a una es­pe­cia­li­za­ción, por eso, da­mos re­le­van­cia a la pre­pa­ra­ción del exa­men que es el pri­mer fil­tro y el más im­por­tan­te, ya que aquí se se­lec­cio­nan los as­pi­ran­tes que van a pa­sar al si­guien­te es­ca­lón. Y aún es más di­fí­cil cuan­do el nú­me­ro de pla­zas se re­du­ce o si se tra­ta de una es­pe­cia­li­dad con al­ta de­man­da.AMIR Co­lom­bia se es­ta­ble­ce acá co­mo res­pues­ta a una pro­ble­má­ti­ca de dé­ca­das en el país. Te­nien­do co­mo re­fe­ren­cia los exá­me­nes eu­ro­peos, ¿cuál es el ni­vel de las prue­bas na­cio­na­les?

J.C.: Los exá­me­nes de las uni­ver­si­da­des co­lom­bia­nas son ca­da vez más exi­gen­tes. Una par­te de la prue­ba es si­mi­lar a la que se ha­ce en Eu­ro­pa,pe­ro la di­fe­ren­cia

es que aquí hay una par­te es­pe­cí­fi­ca so­bre la es­pe­cia­li­dad a la que apli­ca el as­pi­ran­te. En otros paí­ses, el exa­men es el mis­mo pa­ra to­dos. Por eso, en Co­lom­bia no­so­tros abar­ca­mos to­do ti­po de pre­pa­ra­ción.

¿De qué de­pen­de que un pro­fe­sio­nal ob­ten­ga bue­nos re­sul­ta­dos en las prue­bas?

J.C.: Del es­tu­dio dia­rio y la dis­ci­pli­na, pe­ro tam­bién de la téc­ni­ca. El pro­ble­ma es que en es­te ti­po de exá­me­nes sue­len pre­gun­tar cual­quier co­sa de la ca­rre­ra. Mu­chos se frus­tran por­que no pue­den es­tu­diar los li­bros de re­fe­ren­cia de to­das las asig­na­tu­ras que vie­ron en la uni­ver­si­dad. Pue­de pa­sar que, por ejem­plo, al­gu­nas per­so­nas es­tu­dien mu­cho, pe­ro a la ho­ra del exa­men no con­tro­len el tiem­po o no se­pan ma­ne­jar la du­da. Pe­ro el men­sa­je es po­si­ti­vo. No hay que te­ner­les mie­do a las prue­bas. De he­cho, los mé­di­cos que de­ci­den in­ver­tir tiem­po, es­fuer­zo y di­ne­ro en su pre­pa­ra­ción lo­gran ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos.

¿Có­mo es la pre­pa­ra­ción del exa­men? J.C.: No­so­tros he­mos es­tu­dia­do prác­ti­ca­men­te los exá­me­nes de to­dos los paí­ses de Amé­ri­ca y Eu­ro­pa.Con ba­se en es­tos,he­mos di­se­ña­do las pre­pa­ra­cio­nes pa­ra ca­da uno. Los cur­sos tie­nen una du­ra­ción de seis me­ses a un año. Es im­por­tan­te es­tar dis­pues­tos no so­lo a rea­li­zar la inversión eco­nó­mi­ca, sino tam­bién la aca­dé­mi­ca. Si el es­tu­dian­te es ri­gu­ro­so, dis­ci­pli­na­do y si­gue las ins­truc­cio­nes de sus tu­to­res, el por­cen­ta­je de éxi­to se in­cre­men­ta al 80 por cien­to.n

p Jai­me Cam­pos Pa­vón Pre­si­den­te del Gru­po AMIR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.