Re­fi­car: ver­da­des a me­dias

Semana (Colombia) - - Sumario -

Con la apa­ri­ción del ex­je­fe ju­rí­di­co de Re­fi­car co­mo tes­ti­go es­tre­lla, la Fis­ca­lía bus­ca con­de­nar a los res­pon­sa­bles de uno de los ma­yo­res es­cán­da­los de co­rrup­ción del país y de­mos­trar que ocul­ta­ron in­for­ma­ción cla­ve de es­te pro­yec­to a sus di­rec­ti­vos y ac­cio­nis­tas.

EN EL COM­PLE­JO CA­SO de la Re­fi­ne­ría de Car­ta­ge­na (Re­fi­car), ya no so­lo son gra­ves los bi­llo­na­rios so­bre­cos­tos que tu­vo la obra o que re­co­no­ci­dos ex­di­rec­ti­vos de la pe­tro­le­ra es­tén res­pon­dien­do an­te los tri­bu­na­les. Co­mo si to­do eso fue­ra po­co, se­gún nue­vas re­ve­la­cio­nes, ba­jo la pre­si­den­cia de Ja­vier Gu­tié­rrez en Eco­pe­trol su­pues­ta­men­te la em­pre­sa ha­bría ocul­ta­do in­for­ma­ción sen­si­ble y rea­li­za­do ope­ra­cio­nes no muy cla­ras con los re­cur­sos de Re­fi­car, que per­te­ne­ce a to­dos los co­lom­bia­nos.

Por lo me­nos es­to es lo que ha em­pe­za­do a de­ve­lar la Fis­ca­lía Ge­ne­ral des­de la se­ma­na pa­sa­da, so­bre to­do des­de es­te vier­nes, cuan­do en un he­cho in­só­li­to, com­pa­re­ció an­te la jun­ta di­rec­ti­va de Eco­pe­trol Ni­co­lás Isaks­son, di­rec­tor ju­rí­di­co de Re­fi­car en­tre 2013 y 2016. Es­te abo­ga­do ha­bía sa­li­do del país an­tes de que es­ta­lla­ra el es­cán­da­lo, con una co­pio­sa y va­lio­sa in­for­ma­ción so­bre lo ocu­rri­do en las obras de Re­fi­car. La con­fe­sión pú­bli­ca de Isaks­son, trans­mi­ti­da en vi­vo por in­ter­net, ha­ce par­te del pro­ce­so de co­la­bo­ra­ción que fir­mó con la Fis­ca­lía Ge­ne­ral, que le ha per­mi­ti­do a la en­ti­dad abrir o avan­zar en di­fe­ren­tes lí­neas de in­ves­ti­ga­ción, al­gu­nas de las cua­les ya han pro­du­ci­do va­rias impu­tacio­nes de car­gos.

Isaks­son re­co­no­ció ha­ber par­ti­ci­pa­do en va­rios he­chos en los que se ha­brían pre­sen­ta­do al­gu­nos de­li­tos y ha­ber­se en­te­ra­do de otros por sus fun­cio­nes, pe­ro ne­gó ha­ber re­ci­bi­do di­ne­ros o be­ne­fi­cios per­so­na­les.

La pri­me­ra re­ve­la­ción tie­ne que ver con la for­ma co­mo Re­fi­car pa­gó las obras a los con­tra­tis­tas. La his­to­ria se re­mon­ta a 2009, cuan­do Eco­pe­trol de­ci­dió que­dar­se con to­do el pro­yec­to pa­ra mo­der­ni­zar la re­fi­ne­ría y re­com­prar­le a Glen­co­re el 51 por cien­to de las ac­cio­nes que te­nía, pro­ce­so que la Fis­ca­lía tam­bién tie­ne en la mi­ra. Se­gún Isaks­son y otros tes­ti­gos, un pri­mer he­cho des­en­ca­de­nó par­te de lo ocu­rri­do. Al fren­te de la cons­truc­ción la em­pre­sa man­tu­vo a la fir­ma CB&I, que ha­bía he­cho los di­se­ños y ade­lan­ta­ba al­gu­nas obras, pe­ro cam­bió la for­ma de pa­gar­le. Ini­cial­men­te, ha­bían de­fi­ni­do un pre­cio fi­jo (lla­ve en mano), pe­ro pa­sa­ron a un sis­te­ma de gas­tos re­em­bol­sa­bles, es de­cir, que Eco­pe­trol can­ce­la­ba to­das las obras, cam­bios, so­bre­cos­tos e im­pre­vis­tos. Es­to ha­bría abier­to un agu­je­ro que al­gu­nas em­pre­sas y con­tra­tis­tas apro­ve­cha­ron pa­ra co­me­ter to­do ti­po de irre­gu­la­ri­da­des. Es­te cam­bio y la fal­ta de se­gui­mien­to ha­bría dis­pa­ra­do el cos­to de la obra.

Isaks­son y otros tes­ti­gos re­por­ta­ron un se­gun­do he­cho: la for­ma co­mo en al­gún mo­men­to apa­re­cie­ron unos acuer­dos MOA y PIP (Me­mo­ran­dum of Agree­ment y Pro­ject In­voi­cing Pro­ce­du­re) por los que Eco­pe­trol y CB&I acor­da­ron can­ce­lar unos 120 mi­llo­nes de dó­la­res en pa­gos re­pre­sa­dos pe­ro no apro­ba­dos por la fir­ma au­di­to­ra, pues no cum­plían to­dos los re­qui­si­tos. En­tre es­tos y otros hay in­vo­lu­cra­dos 610.000 mi­llo­nes de pe­sos, lo que no sig­ni­fi­ca que ese sea el mon­to del descalabro, ya que so­lo co­rres­pon­den a una pe­que­ña re­vi­sión.

El ex­je­fe ju­rí­di­co de Re­fi­car tam­bién se com­pro­me­tió a en­tre­gar in­for­ma­ción re­la­cio­na­da con otros tres po­si­bles ca­sos

de co­rrup­ción: el pri­me­ro, re­la­cio­na­do con el do­ble pa­go de ga­so­li­na pa­ra los vehícu­los de to­do el pro­yec­to; el se­gun­do, con el su­pues­to do­ble pa­go pa­ra el man­te­ni­mien­to

de las grúas; y, fi­nal­men­te, los de­ta­lles de có­mo la fir­ma au­di­to­ra Fos­ter Whee­ler en­tró al ne­go­cio. Se­gún el tes­ti­go, es­ta com­pa­ñía no pa­só por un pro­ce­so de se­lec­ción y la vin­cu­la­ron con unas con­di­cio­nes es­ta­ble­ci­das so­bre la mar­cha. Isaks­son ase­gu­ra que a Fos­ter Whee­ler le pro­me­tie­ron la ge­ren­cia del pro­yec­to, pe­ro no le cum­plie­ron por pre­sio­nes de CB&I, con quien pre­sun­ta­men­te ya exis­tía una ri­va­li­dad con re­la­ción a otros pro­yec­tos en el ex­te­rior. Pe­ro cu­rio­sa­men­te su con­tra­to pa­só de 90 a 320 mi­llo­nes de dó­la­res.

La Fis­ca­lía ha pues­to es­pe­cial aten­ción en los úl­ti­mos días so­bre el ter­cer he­cho pre­sen­cia­do por Isaks­son. La ra­zón es que de­mos­tra­ría que di­rec­ti­vos de Eco­pe­trol y Re­fi­car, en­tre ellos Gu­tié­rrez y Pe­dro Ro­sa­les, de­ci­die­ron ocul­tar in­for­ma­ción a la jun­ta di­rec­ti­va de la pe­tro­le­ra es­ta­tal y a los so­cios e in­ver­sio­nis­tas. La se­ma­na pa­sa­da, du­ran­te la impu­tación de car­gos al ex­pre­si­den­te de Eco­pe­trol en el Juz­ga­do 24 de Ga­ran­tías, la Fis­ca­lía mos­tró prue­bas que así lo con­fir­ma­rían. La his­to­ria, en la que se cen­tra aho­ra to­do el de­ba­te, es la si­guien­te:

El 13 de mar­zo de 2013 la jun­ta di­rec­ti­va de Re­fi­car ce­le­bró una reu­nión a la que asis­tie­ron Ja­vier Gu­tié­rrez, pre­si­den­te de Eco­pe­trol; Pe­dro Ro­sa­les, vi­ce­pre­si­den­te de Eco­pe­trol y miem­bro de la jun­ta de Re­fi­car; Dia­na Ca­lix­to y Henry Me­di­na, co­mo ti­tu­la­res, y Juan Car­los Eche­verry, Cé­sar Luis Bar­co, Juan Ma­nuel Ríos y Fe­de­ri­co Ma­ya co­mo in­vi­ta­dos. Isaks­son sir­vió de se­cre­ta­rio ad hoc de la reu­nión.

Al mo­men­to de dis­cu­tir la si­tua­ción fi­nan­cie­ra, du­ran­te una lar­ga pre­sen­ta­ción la vi­ce­pre­si­den­cia fi­nan­cie­ra pre­sen­tó una grá­fi­ca en la que mos­tró cuán­to ha­bían in­ver­ti­do en el pro­yec­to, cuán­ta era la ren­ta­bi­li­dad es­pe­ra­da del pro­yec­to (TIR) y el va­lor pre­sen­te ne­to (VPN). Pa­ra 2013 la re­fi­ne­ría ya iba en 6.901 mi­llo­nes de dó­la­res, cuan­do el cos­to ini­cial iba a ser de unos 3.800 mi­llo­nes de dó­la­res, man­te­nía una ren­ta­bi­li­dad de 10,2 por cien­to y un VPN de -820 mi­llo­nes pe­ro con una pro­yec­ción que po­día lle­gar a -2.316 mi­llo­nes de dó­la­res.

En es­ta im­por­tan­te jun­ta de­fi­ni­rían la in­for­ma­ción pa­ra pre­sen­tar­le a Eco­pe­trol, due­ña de Re­fi­car, pa­ra pe­dir más pla­ta y tiem­po pa­ra las obras. Apa­ren­te­men­te, va­rios miem­bros de la jun­ta dis­cu­tie­ron con Ana Isa­bel Chou­cair Cárdenas, vi­ce­pre­si­den­ta fi­nan­cie­ra y ad­mi­nis­tra­ti­va en­car­ga­da, y la pre­sio­na­ron pa­ra que, en ade­lan­te, so­lo mos­tra­ra la ren­ta­bi­li­dad del pro­yec­to y eli­mi­na­ra la de los so­bre­cos­tos (VPN). Al­go que ocu­rrió, pues a la jun­ta di­rec­ti­va de Eco­pe­trol le mos­tra­ron las dia­po­si­ti­vas sin es­ta in­for­ma­ción, fun­da­men­tal pa­ra co­no­cer los ver­da­de­ros in­gre­sos y gas­tos del pro­yec­to. Ella ase­gu­ra que se li­mi­tó a cum­plir con las ór­de­nes, pe­se a que ma­ni­fes­tó su desacuer­do (ver recuadro).

La mo­les­tia y ad­ver­ten­cia tam­bién que­dó con­sig­na­da en tres men­sa­jes. El 3 de abril Mag­da Ma­no­sal­va, vi­ce­pre­si­den­ta fi­nan­cie­ra, le en­vió un men­sa­je a las 2:01 de la ma­ña­na a Isaks­son, Ana Chou­cair y Ni­co­lás Mo­ra­les an­tes de la jun­ta di­rec­ti­va de Eco­pe­trol en la que se iba a dis­cu­tir el plan de cam­bios. Ella les di­jo: “Ca­so de ne­go­cios, sli­des 124 a 127, me pa­re­ce que es­ta­mos di­cien­do la ver­dad a me­dias. De­be­mos mos­trar el VPN, ¿quién es­ta­ble­ció pre­sen­tar so­lo es­tos sli­des?”. La res­pues­ta de Chou­cair es re­ve­la­do­ra (ver fac­sí­mi­les).

Lo cier­to es que la se­ma­na pa­sa­da la Fis­ca­lía le im­pu­tó a Gu­tié­rrez car­gos por ad­mi­nis­tra­ción des­leal agra­va­da y ob­ten­ción de do­cu­men­to pú­bli­co fal­so co­mo res­pon­sa­ble de no in­for­mar­le a la jun­ta di­rec­ti­va lo que real­men­te es­ta­ba pa­san­do. De igual for­ma acu­só a los ex­fun­cio­na­rios de la jun­ta di­rec­ti­va de Re­fi­car, Pe­dro Al­fon­so Ro­sa­les Na­va­rro, Re­yes Rei­no­so Yá­ñez y Dia­na Cons­tan­za Ca­lix­to Her­nán­dez. Se­gún el en­te acu­sa­dor, los ex­fun­cio­na­rios “ocul­ta­ron in­for­ma­ción sen­si­ble” a la jun­ta di­rec­ti­va de Eco­pe­trol, lo que lle­vó a la pe­tro­le­ra a to­mar de­ci­sio­nes equi­vo­ca­das fren­te al pro­yec­to de Re­fi­car. Ade­más ge­ne­ró más in­gre­sos a la com­pa­ñía CB&I y pér­di­das a Re­fi­car, en­tre 2013 y 2016 por 2 bi­llo­nes de pe­sos.

Fren­te a es­to, otros miem­bros de la jun­ta di­rec­ti­va de Eco­pe­trol ya le di­je­ron a la Con­tra­lo­ría que to­dos co­no­cían que el va­lor pre­sen­te ne­to (VPN) era ne­ga­ti­vo y aun así de­ci­die­ron apro­bar los pa­gos pues, pa­ra ellos, en los in­for­mes con la ta­sa in­ter­na de re­torno (TIR) ya se po­día de­du­cir el VPN. El ex­di­rec­tor de Pla­nea­ción Mau­ri­cio San­ta­ma­ría Sa­la­man­ca afir­mó a la Con­tra­lo­ría “que más allá de lo que di­ce el do­cu­men­to, en ese mo­men­to la de­ci­sión era muy cla­ra, es de­cir, si hoy la tu­vie­ra que to­mar la vol­ve­ría a to­mar”. A su vez, Roberto Stei­ner ma­ni­fes­tó que de­bían de­ci­dir si con­ti­nua­ban el pro­yec­to o lo aban­do­na­ban, lo que de­ja­ría en evi­den­cia que los di­rec­ti­vos ya co­no­cían la si­tua­ción de Re­fi­car pa­ra lo cual no era ne­ce­sa­rio ma­qui­llar los in­for­mes.

Ade­más de si in­for­ma­ron o no a la jun­ta, la Fis­ca­lía con­si­de­ra que Eco­pe­trol nun­ca les in­for­mó a los ac­cio­nis­tas la si­tua­ción real de la re­fi­ne­ría pa­ra que de­ci­die­ran qué ha­cer con las in­ver­sio­nes, so­bre to­do tra­tán­do­se de una em­pre­sa lis­ta­da en bol­sa. Es más, en la in­for­ma­ción que la em­pre­sa pu­bli­có en su pá­gi­na y en los me­dios nun­ca dio ra­zón de se­me­jan­te descalabro. La si­tua­ción es com­ple­ja, pues si se com­prue­ba lo que di­ce la Fis­ca­lía, la cre­di­bi­li­dad de Eco­pe­trol que­da­ría afec­ta­da fren­te a es­te y otros pro­yec­tos.

tu Du­ran­te la pre­si­den­cia de Ja­vier Gu­tié­rrez en Eco­pe­trol se ade­lan­tó la mo­der­ni­za­ción de Re­fi­car. Lue­go de ser uno de los gran­des eje­cu­ti­vos del país, aho­ra la Fis­ca­lía lo acu­sa de ocul­tar in­for­ma­ción a la jun­ta y a los so­cios pa­ra no fre­nar la re­fi­ne­ría.

q A la jun­ta di­rec­ti­va de Eco­pe­trol de abril de 2013, Gu­tié­rrez y otros di­rec­ti­vos de­ci­die­ron, se­gún la Fis­ca­lía, omi­tir in­for­ma­ción co­mo el del Va­lor Pre­sen­te Ne­to (VPN) de la obra, fun­da­men­tal pa­ra de­ci­dir si a Re­fi­car le iban a dar más pla­ta y tiem­po.

t En es­tos tres co­rreos in­ter­nos, que­dó cla­ra la mo­les­tia de va­rios eje­cu­ti­vos de Eco­pe­trol, co­mo Mag­da Ma­no­sal­va, vi­ce­pre­si­den­te fi­nan­cie­ra, al sa­ber que le iban a omi­tir in­for­ma­ción a los miem­bros­de la jun­ta di­rec­ti­va de la pe­tro­le­ra.

t Ni­ko­las Isaks­son, ex­je­fe del equi­po ju­rí­di­co­de Re­fi­car y tes­ti­go es­tre­lla de la Fis­ca­lía, asis­tió el vier­nes a la jun­ta de Eco­pe­trol pa­ra de­cir lo que ha­bía he­cho y pe­dir­le per­dón al país.

p La Fis­ca­lía aho­ra se pre­gun­ta si a los mi­les de ac­cio­nis­tas de Eco­pe­trol tam­bién les ocul­ta­ron in­for­ma­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.