Da­niel Co­ro­nell:

El in­ves­ti­ga­dor

Semana (Colombia) - - Sumario - Por Da­niel Co­ro­nell

AN­TE EL ES­CÁN­DA­LO QUE MAN­TIE­NE EN JA­QUE al fis­cal ge­ne­ral, Nés­tor Hum­ber­to Martínez, la ri­si­ble Co­mi­sión de Acu­sa­ción de la Cá­ma­ra de­ci­dió re­abrir los pro­ce­sos –que di­li­gen­te­men­te le ha­bía ar­chi­va­do– y aten­der nue­vas de­nun­cias que dos gru­pos de vee­du­rías ciu­da­da­nas in­ter­pu­sie­ron con­tra él. Por un ex­tra­ño azar, el ca­so le to­có en suer­te a un con­gre­sis­ta que os­ten­ta el cu­rio­so pal­ma­rés de ser hi­jo de pa­dre de­lin­cuen­te, hi­jo de ma­dre de­lin­cuen­te y je­fe de un ex­par­la­men­ta­rio que le pe­día a Sa­lud­coop que con­sig­na­ra, mien­tras tra­mi­ta­ba una ley vi­tal pa­ra esa em­pre­sa.

El afor­tu­na­do se lla­ma Ós­car Villamizar Me­ne­ses, es re­pre­sen­tan­te a la Cá­ma­ra por San­tan­der y miem­bro del par­ti­do Cen­tro De­mo­crá­ti­co. En su ca­sa pa­ter­na na­ció el es­cán­da­lo de Agro In­gre­so Se­gu­ro y se en­con­tra­ron las pri­me­ras prue­bas de la en­tre­ga de no­ta­rías a con­gre­sis­tas que ven­die­ron su vo­to pa­ra re­for­mar la Cons­ti­tu­ción y así per­mi­tir la re­elec­ción del en­ton­ces pre­si­den­te Ál­va­ro Uri­be.

El 20 de agos­to del año 2009, agen­tes del Cuer­po Téc­ni­co de In­ves­ti­ga­cio­nes de la Fis­ca­lía y ma­gis­tra­dos au­xi­lia­res de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia alla­na­ron la re­si­den­cia del se­na­dor Ali­rio Villamizar, pa­dre del aho­ra re­pre­sen­tan­te in­ves­ti­ga­dor.

En la vi­vien­da del ex­clu­si­vo sec­tor La­gos del Ca­ci­que en Bu­ca­ra­man­ga, los in­ves­ti­ga­do­res en­con­tra­ron 800 mi­llo­nes de pe­sos en efec­ti­vo, evi­den­cias de pa­gos de fun­cio­na­rios al se­na­dor, li­bre­tas en la que lle­va­ba una cu­rio­sa con­ta­bi­li­dad y el do­cu­men­to que acre­di­ta­ba que a su otro hi­jo, Danny Ali­rio, le ha­bían re­ga­la­do 496 mi­llo­nes de pe­sos de di­ne­ro pú­bli­co, en un sub­si­dio no re­em­bol­sa­ble de Agro In­gre­so Se­gu­ro.

Ese fue el pun­to de arran­que de la in­ves­ti­ga­ción de AIS, por­que coin­ci­día con dos he­chos in­ne­ga­bles.

Pri­me­ro, el se­na­dor Ali­rio Villamizar era uno de los ma­yo­res pro­mo­to­res de la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial de An­drés Fe­li­pe Arias.Ape­nas unos me­ses an­tes lo ha­bía acom­pa­ña­do a la pre­sen­ta­ción pú­bli­ca de su re­nun­cia al Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, que fue al mis­mo tiem­po el ini­cio de su cam­pa­ña.

Se­gun­do, el se­na­dor Villamizar le ha­bía col­ga­do un ‘mi­co’ al Es­ta­tu­to Tri­bu­ta­rio es­ta­ble­cien­do que los be­ne­fi­cia­rios de Agro In­gre­so Se­gu­ro no ten­drían que pa­gar im­pues­to de ren­ta ni de ga­nan­cia oca­sio­nal so­bre esos di­ne­ros. Una exen­ción tri­bu­ta­ria di­rec­ta pa­ra su hi­jo y los otros fa­vo­re­ci­dos con el po­lé­mi­co pro­gra­ma.

Las li­bre­tas en­con­tra­das en el alla­na­mien­to mos­tra­ron que el se­na­dor Villamizar re­ci­bía el 50 por cien­to de los in­gre­sos de la Notaría On­ce de Bu­ca­ra­man­ga. La no­ta­ria Luz Ja­neth Ro­jas con­fe­só que le te­nía que dar la mi­tad de las ga­nan­cias del des­pa­cho al in­sa­cia­ble se­na­dor por­que gra­cias a él ha­bía si­do nom­bra­da ahí por el en­ton­ces pre­si­den­te de la república.

Ma­ría Me­ne­ses Quintero, la es­po­sa del se­na­dor Villamizar y ma­dre del aho­ra re­pre­sen­tan­te in­ves­ti­ga­dor, controlaba dia­ria­men­te la ope­ra­ción de la notaría pa­ra que la mordida lle­ga­ra com­ple­ta.

Por esa ra­zón,la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia en­con­tró res­pon­sa­ble al se­na­dor Villamizar del de­li­to de con­cu­sión y lo con­de­nó a 117 me­ses de pri­sión. Un juez con­de­nó por el mis­mo cri­men a su es­po­sa, Ma­ría Me­ne­ses, a 43 me­ses de pri­sión.

Mien­tras es­ta­ba en La Pi­co­ta, el se­na­dor Villamizar pre­pa­ró la ca­rre­ra y lle­vó de la mano a su hi­jo Ós­car. Fue miem­bro de la Uni­dad de Tra­ba­jo Le­gis­la­ti­vo del se­na­dor con­ser­va­dor Her­nán An­dra­de y se­cre­ta­rio de des­pa­cho del go­ber­na­dor Ri­chard Agui­lar, el hi­jo del co­ro­nel Hu­go Agui­lar. Es­te año, al lle­gar a la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, Ós­car Villamizar nom­bró en su Uni­dad de Tra­ba­jo Le­gis­la­ti­vo a Hol­ger Díaz, an­ti­guo con­gre­sis­ta des­po­ja­do de su in­ves­ti­du­ra por el Con­se­jo de Es­ta­do, des­pués de su fa­mo­so co­rreo pi­dién­do­le a Sa­lud­coop que con­sig­na­ra.

Lo úni­co me­nos con­fia­ble que la in­ves­ti­ga­ción de la Fis­ca­lía por el ca­so Ode­brecht y las muer­tes de Jor­ge En­ri­que Pi­zano y su hi­jo Ale­jan­dro, es la in­ves­ti­ga­ción de Ós­car Villamizar al fis­cal ge­ne­ral.

MA­RÍA ME­NE­SES QUINTERO, LA ES­PO­SA DEL SE­NA­DOR VILLAMIZAR Y MA­DRE DEL AHO­RA RE­PRE­SEN­TAN­TE IN­VES­TI­GA­DOR, CONTROLABA

DIA­RIA­MEN­TE LA OPE­RA­CIÓN DE LA NOTARÍA

PA­RA QUE LA MORDIDA

LLE­GA­RA COM­PLE­TA

PRE­SI­DEN­TE DE NO­TI­CIAS DE UNIVISIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.