Hu­ra­cán Meg­han

Semana (Colombia) - - Gente -

LA LU­NA DE MIEL DE MEG­HAN MAR­KLE CON LA reale­za y los me­dios pa­re­ce ha­ber lle­ga­do a su fin. Es­ta se­ma­na va­rios ta­bloi­des bri­tá­ni­cos re­to­ma­ron el apo­do que, ar­gu­men­tan, los ayu­dan­tes le han da­do a la du­que­sa de Sus­sex de puer­tas pa­ra aden­tro: Hu­ra­cán Meg­han. Se­gún The Sun, el fuer­te ca­rác­ter de la du­que­sa y su in­ten­sa y has­ta des­obli­gan­te ma­ne­ra de tra­tar a su staff lle­vó a una de sus asis­ten­tes cer­ca­nas a re­nun­ciar.Aún más gra­ve, su ta­jan­te ma­ne­ra de ser tam­bién ex­pli­ca­ría su re­pen­ti­na de­ci­sión de mu­dar­se con el prín­ci­pe Harry del Ken­sing­ton Pa­la­ce a Frog­mo­re Cot­ta­ge, en Wind­sor, don­de vi­vió la tam­bién es­ta­dou­ni­den­seWa­llis Sim­pson, la mu­jer por la que Eduar­do VIII ab­di­có en 1936. Se afir­ma que Mar­kle con­si­de­ra el pa­la­cio lon­di­nen­se “una jau­la do­ra­da”, un lu­gar que le ofre­ce po­ca pri­va­ci­dad por cuen­ta de los pa­pa­raz­zi. Pe­ro tam­bién se ru­mo­ra que ha te­ni­do du­ros des­en­cuen­tros con Ka­te Midd­le­ton, du­que­sa de Cam­brid­ge, quien vi­ve en Ken­sing­ton con el prín­ci­pe Wi­lliam. Se ha­bla de una gue­rra fría en­tre las es­po­sas de am­bos prín­ci­pes y, en con­se­cuen­cia, de un le­ve dis­tan­cia­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.