PRO­TES­TA

El 17 de enero los es­tu­dian­tes re­gre­sa­rán a las ca­lles pa­ra ma­ni­fes­tar su in­con­for­mi­dad. Sin em­bar­go, es­ta vez no hay con­sen­so en­tre ellos.

Semana (Colombia) - - Sumario -

¿Di­vi­sión a la vis­ta?

EL MO­VI­MIEN­TO ES­TU­DIAN­til es­tá en aprie­tos. Des­pués de fir­mar el acuer­do con el pre­si­den­te Iván Du­que el 14 de di­ciem­bre, al­gu­nos es­tu­dian­tes cri­ti­ca­ron la de­ci­sión de sus re­pre­sen­tan­tes. En su mo­men­to, so­lo ha­bían he­cho sen­tir sus ob­je­cio­nes me­dian­te las re­des so­cia­les, en las que, in­con­for­mes, ase­gu­ra­ron que con­ti­nua­rían en pa­ro. Es­te año, sus di­fe­ren­cias in­ter­nas se hi­cie­ron más evi­den­tes. La Unión Na­cio­nal de Es­tu­dian­tes de Edu­ca­ción Su­pe­rior (Unees), pla­ta­for­ma que reúne a más de 400.000 alum­nos, con­vo­có a una ma­ni­fes­ta­ción que se lle­va­rá a ca­bo el pró­xi­mo 17 de enero, sin con­sul­tar a los otros gru­pos que fir­ma­ron el acuer­do: la Aso­cia­ción Co­lom­bia­na de Re­pre­sen­tan­tes Es­tu­dian­ti­les (Acrees) y la Fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Re­pre­sen­tan­tes Es­tu­dian­ti­les de Edu­ca­ción Su­pe­rior (Fe­na­res).

Se­gún An­drés Gó­mez, es­tu­dian­te de In­ge­nie­ría Eléc­tri­ca de la Uni­ver­si­dad Tec­no­ló­gi­ca de Pe­rei­ra y vo­ce­ro de la Unees, la ma­ni­fes­ta­ción, que se ha­rá en to­do el país, bus­ca exi­gir el des­mon­te del Esmad, pe­ro tam­bién hay una in­ten­ción po­lí­ti­ca. Ex­pli­ca que la mar­cha es un cla­ro men­sa­je pa­ra la opi­nión pú­bli­ca so­bre su lu­cha por la edu­ca­ción, que no ter­mi­na a pe­sar de ha­ber lle­ga­do a un acuer­do con el Go­bierno.

Aun­que en un prin­ci­pio los es­tu­dian­tes sor­tea­ron sus di­fe­ren­cias po­lí­ti­cas y uni­fi­ca­ron sus exi­gen­cias pa­ra con­cre­tar una me­sa de diá­lo­go con el go­bierno, hoy esa con­ci­lia­ción ideo­ló­gi­ca pa­re­ce no es­tar fun­cio­nan­do.

Se­gún un vo­ce­ro de la Unees, que pre­fi­rió no re­ve­lar su nom­bre, to­do em­pe­zó cuan­do los re­pre­sen­tan­tes fir­ma­ron el acuer­do sin pre­sen­tar­lo an­tes a las 32 uni­ver­si­da­des pú­bli­cas. Eso sig­ni­fi­có una trai­ción pa­ra al­gu­nos in­te­gran­tes de esa pla­ta­for­ma. En es­te ca­so, Álex Fló­rez, pre­si­den­te de Fe­na­res, ex­pli­ca que era im­po­si­ble que los es­tu­dian­tes co­no­cie­ran lo acor­da­do an­tes de fir­mar.

Tan­to pa­ra él co­mo pa­ra Ale­jan­dro Pa­la­cio, pre­si­den­te de Acrees, se es­tá pre­sen­tan­do una reac­ción na­tu­ral del mo­vi­mien­to es­tu­dian­til por­que den­tro de ca­da gru­po hay po­si­cio­nes di­fe­ren­tes. “Es na­tu­ral que a al­gu­nos es­tu­dian­tes no les gus­te

el acuer­do, que ade­más fue his­tó­ri­co, pues era im­po­si­ble abar­car to­das nues­tras exi­gen­cias. Por otro la­do, es­tán en su le­gí­ti­mo de­re­cho a sa­lir a pro­tes­tar. Pe­ro en es­ta oca­sión Acrees no ha­rá par­te de es­ta mo­vi­li­za­ción”, ex­pre­só Pa­la­cio.

Es­ta di­vi­sión de vo­ces en el mo­vi­mien­to es­tu­dian­til po­dría po­ner en ja­que su ima­gen en la opi­nión pú­bli­ca, pues si su ac­ti­vis­mo em­pie­za a res­pon­der a una agen­da po­lí­ti­ca y no a la con­sig­na de trans­for­mar la edu­ca­ción su­pe­rior por la cual re­ci­bie­ron el apo­yo na­cio­nal, es­ta­rían des­vir­tuan­do su real ob­je­ti­vo.

“Los es­tu­dian­tes con­si­guie­ron que el país les pu­sie­ra aten­ción, ya lo­gra­ron un com­pro­mi­so his­tó­ri­co en ma­te­ria de re­cur­sos y una in­ter­lo­cu­ción vá­li­da con el go­bierno. Es ho­ra de de­jar de gri­tar y sen­tar­se a tra­ba­jar. En­ton­ces, lo peor que pue­den ha­cer en es­te mo­men­to es des­le­gi­ti­mar­se a tra­vés de una pro­tes­ta que no vie­ne al ca­so”, ase­gu­ró Luis En­ri­que de Bri­gard, ex­vi­ce­mi­nis­tro de Edu­ca­ción y ex­pre­si­den­te del Con­se­jo Su­pe­rior de la Uni­ver­si­dad Pe­da­gó­gi­ca Na­cio­nal.

Fi­nal­men­te, en me­dio de sus di­fe­ren­cias y de una ma­ni­fes­ta­ción que no con­ta­rá con la pre­sen­cia de to­dos los gru­pos que con­for­man el mo­vi­mien­to, en la ma­yo­ría de uni­ver­si­da­des ya es­tán dis­cu­tien­do los acuer­dos. A fi­nal de es­te mes de­ci­di­rán el fu­tu­ro del pa­ro es­tu­dian­til más lar­go de la his­to­ria. Se­gún Ale­jan­dro Pa­la­cio, es muy pro­ba­ble que to­das las uni­ver­si­da­des de­ci­dan le­van­tar el pa­ro, co­mo ya ocu­rrió en la de Na­ri­ño.

Si lo­gran con­ci­liar, po­drán em­pe­zar a tra­ba­jar en lo que con­si­guie­ron: dis­cu­tir con el Go­bierno na­cio­nal una re­for­ma a la Ley 30, a la Ley Ge­ne­ral de Re­ga­lías y al Ice­tex. Sin em­bar­go, eso no sig­ni­fi­ca que ce­sa­rán las pro­tes­tas. Se­gún An­drés Gó­mez, “No so­lo ne­go­cia­re­mos en una me­sa, en 2019 vol­ve­re­mos a pre­sio­nar al Go­bierno en las ca­lles”. Una pro­pues­ta que, se­gún Ale­jan­dro Pa­la­cio, aún no han dis­cu­ti­do.

De es­ta ma­ne­ra, la au­sen­cia de una ca­be­za y de unos ob­je­ti­vos cla­ros y sen­sa­tos ame­na­zan con di­fu­mi­nar la fuer­za de la loa­ble cau­sa de la trans­for­ma­ción de la edu­ca­ción su­pe­rior.

LA MA­NI­FES­TA­CIÓN TIE­NE EL OB­JE­TI­VO DE EXI­GIR EL DES­MON­TE DEL ESMAD. PE­RO TAM­BIÉN HAY UNA IN­TEN­CIÓN PO­LÍ­TI­CA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.