Semana (Colombia)

¿ CUÁL ES EL MIEDO?

- POR MARÍA ANDREA NIETO

SIETE TARJETAS SIMS Y UN CELULAR QUE LE DECOMISARO­N al testigo Juan Guillermo Monsalve podrían destapar la verdad del caso Uribe. Algo que debe tener temblando a los protagonis­tas, en especial al senador Iván Cepeda, a quien se le ha visto bastante inquieto en redes sociales y medios de comunicaci­ón desde que se conoció la noticia. Pues esas evidencias por fin van a ser tenidas en cuenta como pruebas del proceso. ¿ A qué le teme Cepeda?

Lo extraño es que la corte nunca tuvo en cuenta ese material que lleva engavetado un año, desde que el Inpec hizo el operativo en la habitación que ocupa Monsalve en las casas fiscales de La Picota. ¿ Por qué la corte no actuó en ese sentido como lo solicitaba de manera reiterativ­a la defensa de Uribe desde enero de 2019?

Al expresiden­te lo privaron de la libertad; en cambio, Monsalve ha gozado de toda clase de privilegio­s a tal punto que la corte impidió que la defensa de Uribe pudiera contrainte­rrogarlo. Tampoco pasó nada cuando las autoridade­s carcelaria­s comprobaro­n con fotografía­s que Monsalve violaba el régimen de detención y tenía licor, dinero en efectivo, computador, impresora y hasta celular en prisión. ¿ Cómo hizo un preso para tener todos esos excesos sin que ninguna autoridad se diera cuenta? En cambio, a sus compañeros sí los trasladaro­n para castigarlo­s, mientras que a él le mantuviero­n dichos privilegio­s y le impusieron una sanción ridícula cancelándo le algunas visitas.

Monsalve viene preparando el terreno y ha hablado en entrevista­s de internet de supuestos montajes de la Fiscalía en su contra. ¿ No será que está preparando el camino para cuando se conozca la informació­n de las memorias y el teléfono?

Son muchas las preguntas que surgen tras la orden de un juez de la república para que se conozca la informació­n que contienen las tarjetas sims y el móvil del testigo estrella contra Uribe: ¿ con quién hablaba?, ¿ tenía un contacto permanente con Cepeda?, ¿ todo contra Uribe fue un plan para ponerlo preso? Solo cuando la Fiscalía destape el contenido de las tarjetas, el país conocerá la verdad.

Es evidente que los magistrado­s no pudieron explicar por qué ocurrieron tantos episodios sospechoso­s en el manejo que le dieron al caso Uribe. Además de las sims y el teléfono, no podemos olvidar los chats entre el condenado Juan Guillermo Monsalve y el senador Iván Cepeda. Estos dieron origen a la denuncia de supuesta manipulaci­ón de testigos, que terminó en una orden de detención de la Sala de Instrucció­n contra el expresiden­te, en agosto del año pasado. Cepeda fue el denunciant­e y aportó los pantallazo­s de sus conversaci­ones con el testigo. Pero nunca entregó su teléfono y la excusa fue más que absurda, ya que aseguró que su celular simplement­e se dañó. ¡ Qué casualidad, qué convenient­e!

Esta semana, la corte recibió una denuncia contra el congresist­a por estos hechos. Serán los magistrado­s los que determinen si Cepeda destruyó o no la evidencia y si el cuento de que se le dañó el teléfono es verdadero o un parapeto.

Otro hecho relevante en el caso Uribe es que por fin fue escuchado el Tuso Sierra. La corte lo desechó, aunque en las 1.554 páginas del auto contra Uribe lo mencionó 65 veces.

El Tuso se ratificó en todo: en la reunión con Piedad Córdoba, Rodrigo Lara e Iván Cepeda, en la que supuestame­nte le ofrecieron asilo para su familia en Suiza y Francia a cambio de hablar contra los hermanos Uribe. También se sostuvo en que el expresiden­te Uribe no lo buscó ni le mandó mensajeros. Dijo que el abogado Diego Cadena sí lo contactó, pero le llevó una carta en la que le informaba a la Procuradur­ía que buscaría el encuentro. Además, entregó todos los detalles de las supuestas ofertas del exfiscal Eduardo Montealegr­e y el ex magistrado auxiliar Iván Velásquez.

Insisto, ¿ por qué la corte se hizo la sorda con la versión del Tuso Sierra?

La Fiscalía evaluará este testimonio cuando está a punto de calificar el proceso contra el expresiden­te Uribe antes del próximo 6 de marzo.

El episodio turbio de las chuzadas a Uribe por orden de un magistrado también merecería muchos días de discusión. Ojalá los investigad­ores de la Fiscalía logren desenredar esta trama. ¿ Quién dice la verdad?

La corte podría haber hecho la tarea bien hecha. Pero no la hizo. Ahora es la Fiscalía la llamada a contarle al país qué fue lo que sucedió en realidad. ¿ Lo que hubo fue un plan para exterminar a Uribe moral, política y jurídicame­nte o en realidad el expresiden­te es responsabl­e de la supuesta manipulaci­ón de testigos?

Y, por último, la otra pregunta que tendrá que aclarar la Fiscalía es si Iván Cepeda es víctima o, por el contrario, es victimario.

Entonces, ¿ cuál es el miedo? n

¿ Por qué la corte se hizo la sorda con la versión del Tuso Sierra? La Fiscalía evaluará este testimonio cuando está a punto de calificar el proceso contra el expresiden­te Uribe.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia