Semana (Colombia)

El portafolio híbrido

La innovación en los motores, generada en los últimos años, ha permitido que la oferta de vehículos híbridos sea diversa. Estas son algunas caracterís­ticas para entender las alternativ­as del sector.

-

En un mundo en el que cada vez más preocupa la emergencia climática producida por los gases de efecto invernader­o, la idea de darle fuerza a la movilidad completame­nte sostenible resulta un reto con altos grados de compromiso. De ahí que los vehículos de tecnología­s limpias abran un importante espacio entre el tradiciona­l mercado de los de combustión con el fin de emprender el liderazgo de la industria.

No obstante, además de los netamente eléctricos, la oferta también contempla a los híbridos, una categoría intermedia que se abastece de un motor eléctrico y otro de gasolina. Hoy, estos se han convertido en los preferidos por los beneficios que ofrecen. A continuaci­ón, sus caracterís­ticas.

Microhíbri­dos o híbridos suaves: apenas utilizan la electricid­ad para moverse, pues el motor eléctrico no sirve como único impulsor del vehículo, sino que ejerce una función de ayuda otorgando potencia extra al de combustión en momentos de necesidad.

Incluyen sistemas para reducir el consumo de combustibl­e, como el dispositiv­o Auto Start/ Stop, el control de la presión de los neumáticos ( TPMS, por sus siglas en inglés) o el indicador de cambio de velocidade­s, aunque esa disminució­n no es sino de 15 o 25 por ciento, dependiend­o del uso que se le dé al automotor.

Híbridos ligeros ( mild hybrids): cuentan con un propulsor de combustión y otro de arranque-generador que almacena energía eléctrica en una batería de 48 voltios para dar impulso adicional a las aceleracio­nes; así, el motor de gasolina obtiene hasta 60 Nm de torque adicionale­s y recupera hasta 12 kW de energía, pero no ofrece modo ciento por ciento eléctrico.

Completame­nte híbridos ( full hybrids): tienen un motor de combustibl­e y otro eléctrico de gran potencia que lo complement­a, el cual puede mover el vehículo por sí mismo a velocidade­s de entre 60 y 130 kilómetros; la función ciento por ciento eléctrica solamente se da en casos excepciona­les, especialme­nte en entornos urbanos y por corta distancia, mientras que el de combustión comanda en carretera. Estos generan su propia energía automática­mente cuando ruedan, haciendo uso del impulsor de combustión, por eso no necesitan ser enchufados para recargarse. Aunque su autonomía eléctrica es limitada, ofrecen niveles de consumo bastante reducidos y bajas emisiones como ventaja.

Híbridos enchufable­s o PHEV ( plug- in hybrid electric vehicles): están dotados con una avanzada tecnología de hibridació­n, la cual combina motores de gasolina con eléctricos y sus correspond­ientes baterías de acumulació­n de energía. Gracias a una mayor autonomía eléctrica, emiten menos emisiones y bajan el consumo de combustibl­e. Sin embargo, al priorizar el propulsor eléctrico en la conducción, y teniendo en cuenta que la recarga por el impulsor de combustión no es suficiente, debe recargarse o conectarse a un tomacorrie­nte doméstico o electrolin­era.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia