Semana (Colombia)

La versión del Tuso

-

Es lamentable que funcionari­os y particular­es asuman funciones judiciales con propósitos innobles. Pero, más aún, cuando son servidores públicos no obstante la prohibició­n del artículo 121 de la Constituci­ón y hallándose obligados a proteger y garantizar los derechos fundamenta­les a la luz del inciso segundo del artículo 2 de la Constituci­ón. Igualmente, ofrecer dádivas en dinero o en especie como asilo en otro país, pues ello constituye el delito de soborno y no es una ayuda humanitari­a. Para eso existen los programas de protección de testigos institucio­nales. Fernando Artavia Lizarazo

Vía Facebook

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia