“Nun­ca di­men­sio­né que el ries­go de que­dar­nos sin agua era la­ten­te”

An­tes de que Án­ge­la Sán­chez fue­ra la di­rec­to­ra de la Fundación Ba­va­ria era la res­pon­sa­ble glo­bal del flu­jo de ca­ja de la com­pa­ñía. Es­te es el tes­ti­mo­nio de su trans­for­ma­ción y de la em­pre­sa.

Semana Sostenible - - CONTENIDO -

Ten­go que con­fe­sar que cuan­do asu­mí el car­go de di­rec­to­ra de Asun­tos Cor­po­ra­ti­vos y de la Fundación Ba­va­ria no sa­bía qué eran los Ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble, a pe­sar de ha­ber si­do siem­pre una per­so­na muy cu­rio­sa. Lle­va­ba más de ocho años tra­ba­jan­do en el área fi­nan­cie­ra de la com­pa­ñía y mi man­tra era sen­ci­llo: ge­ne­rar más flu­jo de ca­ja. Creía que si nos en­fo­cá­ba­mos en ge­ne­rar ca­ja, au­men­tar las efi­cien­cias, re­du­cir cos­tos y me­jo­rar las ven­tas te­nía­mos el fu­tu­ro ase­gu­ra­do. Lle­gué a mi car­go ac­tual gra­cias al plan de ca­rre­ra que pro­mue­ve AB In­bev. Va­rias ve­ces ha­bía men­cio­na­do mi in­te­rés de tra­ba­jar en lo que en ese en­ton­ces se lla­ma­ba Un Mun­do Me­jor. Que­ría im­ple­men­tar pro­yec­tos que le apor­ta­ran a la co­mu­ni­dad. Luego me es­tre­llé. El im­pac­to más fuer­te fue cuan­do su­pe que cer­ca del 30% del vo­lu­men de nues­tra pro­duc­ción es­tá en al­to ries­go por pro­ble­mas de es­ca­sez o de ca­li­dad del agua. Y que con el cam­bio climático, la de­fo­res­ta­ción y las prác­ti­cas pro­duc­ti­vas in­sos­te­ni­bles al­gu­nas de nues­tras plan­tas po­dían que­dar­se sin agua pa­ra 2020. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te es­to nun­ca ha­bía en­tra­do en mi lis­ta de preo­cu­pa­cio­nes a pe­sar de que por mu­cho tiem­po me de­di­qué a ma­pear ries­gos. Fue en ese mo­men­to que tu­ve la epi­fa­nía: ¡es­to no es fi­lan­tro­pía, nues­tra per­ma­nen­cia en el ne­go­cio de­pen­de de la sos­te­ni­bi­li­dad! No­so­tros so­mos una com­pa­ñía con cul­tu­ra de due­ños, de tra­ba­ja­do­res enamo­ra­dos y arrai­ga­dos al ne­go­cio.y si pen­sa­mos y ac­tua­mos co­mo due­ños te­ne­mos que in­cor­po­rar la sos­te­ni­bi­li­dad den­tro de nues­tro Adn.cu­rio­sa­men­te, el mis­mo pro­ce­so que yo es­ta­ba vi­vien­do co­mo pro­fe­sio­nal, lo es­ta­ba ex­pe­ri­men­tan­do la com­pa­ñía.aun­que AB In­bev, la em­pre­sa más gran­de de be­bi­das del mun­do, ya te­nía me­tas de agua, ener­gía, emi­sio­nes y re­ci­cla­je, en la úl­ti­ma dé­ca­da el fo­co ha­bía si­do cre­cer. La re­ce­ta, ba­sa­da en el mo­de­lo ban­que­ro de sus fun­da­do­res, era in­fa­li­ble: ex­plo­rar el mer­ca­do, com­prar una nue­va com­pa­ñía, en­fo­car­se en la cul­tu­ra, tra­ba­jar en el desa­rro­llo de la gen­te, im­ple­men­tar po­lí­ti­cas de re­duc­ción de cos­tos y luego au­men­tar la ca­ja. En mar­zo de es­te año lan­za­mos cin­co com­pro­mi­sos glo­ba­les de sos­te­ni­bi­li­dad pa­ra 2025. Nues­tras me­tas son tan am­bi­cio­sas que que­re­mos ser 100% abas­te­ci­dos de ener­gía re­no­va­ble, re­du­cir el 25% de nues­tras emi­sio­nes, te­ner em­pa­ques he­chos de ma­te­rial 100% re­ci­cla­do o 100% re­tor­na­ble, te­ner un im­pac­to me­di­ble en 36 cuen­cas del mun­do y ga­ran­ti­zar el em­po­de­ra­mien­to e in­clu­sión fi­nan­cie­ra de to­dos nues­tros cam­pe­si­nos pro­duc­to­res de cebada. Es­tas me­tas han cam­bia­do la ló­gi­ca de la em­pre­sa.an­tes hu­bié­ra­mos lan­za­do una li­ci­ta­ción pa­ra la com­pra de ener­gía eléc­tri­ca y ele­gi­do al me­jor pos­tor, fó­sil o no. Hoy, te­ne­mos un com­pro­mi­so a lar­go pla­zo con las ener­gías re­no­va­bles y la lu­cha con­tra el cam­bio climático.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.