del agua en La Gua­ji­ra

La in­te­gra­ción de los sa­be­res tra­di­cio­na­les y los fac­to­res téc­ni­cos, des­de hace diez años, le ha per­mi­ti­do a la Fun­da­ción Ce­rre­jón tra­ba­jar en con­jun­to con las co­mu­ni­da­des gua­ji­ras.

Semana Sostenible - - Cerrejón Agua -

En La Gua­ji­ra, un te­rri­to­rio al­ta­men­te ru­ral, con una im­por­tan­te dis­per­sión geo­grá­fi­ca, se en­cuen­tra el mayor nú­me­ro de in­dí­ge­nas de Co­lom­bia. Las par­ti­cu­la­ri­da­des de es­ta re­gión, co­mo sus con­di­cio­nes cli­má­ti­cas de ex­tre­ma se­quía y al­tos ni­ve­les de eva­po­ra­ción, o sus lar­gas dis­tan­cias pa­ra ac­ce­der a zo­nas ur­ba­nas y en con­se­cuen­cia a ser­vi­cios pú­bli­cos, ha­cen del acceso al agua un desafío im­por­tan­te. Di­fe­ren­tes ini­cia­ti­vas se han im­ple­men­ta­do des­de las fun­da­cio­nes em­pre­sa­ria­les pa­ra bus­car so­lu­cio­nes que me­jo­ren el acceso al agua de es­tas co­mu­ni­da­des in­dí­ge­nas, de mo­do que sean sos­te­ni­bles y re­pli­ca­bles en to­do el te­rri­to­rio. Es así co­mo la Fun­da­ción Ce­rre­jón pa­ra el Pro­gre­so de La Gua­ji­ra ha en­ten­di­do la im­por­tan­cia de crear víncu­los, com­par­tir en me­dio de la co­ti­dia­ni­dad y co­no­cer el con­tex­to de ca­da co­mu­ni­dad, pa­ra así cons­truir con ellas pro­pues­tas y so­lu­cio­nes ba­sa­das en sus usos y cos­tum­bres, pen­sa­das a la me­di­da de ca­da po­bla­ción. De es­ta ma­ne­ra, la so­lu­ción a un pro­ble­ma que po­dría con­si­de­rar­se ex­clu­si­va­men­te téc­ni­ca re­quie­re de una pers­pec­ti­va cul­tu­ral y de con­flic­tos so­cia­les. No pue­de pen­sar­se en una so­lu­ción sin en­ten­der, más allá del acceso, la dis­po­ni­bi­li­dad o los te­mas de ca­li­dad del agua, el con­tex­to es­pe­cí­fi­co te­rri­to­rial en el que se ve in­mer­sa ca­da pro­ble­má­ti­ca. La so­bre­vi­ven­cia del pue­blo wa­yuu es­tá fun­da­men­ta­da en el te­rri­to­rio y su pa­tri­mo­nio re­pre­sen­ta­do en se­mo­vien­tes (ga­na­de­ría, ove­jas, chi­vos y ca­ba­llos). En épo­cas de se­quía, las co­mu­ni­da­des de la Ba­ja Gua­ji­ra, que cuen­tan con una fuen­te de agua su­per­fi­cial o sub­te­rrá­nea, aco­gen re­ba­ños de chi­vos y ove­jos de co­mu­ni­da­des de la Me­dia y la Al­ta Gua­ji­ra que no cuen­tan con una fuen­te propia. Es­te es un ges­to de so­li­da­ri­dad y de te­ji­do so­cial, trans­mi­ti­do de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción. El co­no­ci­mien­to an­ces­tral que tie­nen es­tas co­mu­ni­da­des es fun­da­men­tal pa­ra desa­rro­llar so­lu­cio­nes de acceso al agua. La in­te­gra­ción de los sa­be­res tra­di­cio­na­les y los fac­to­res téc­ni­cos, des­de hace diez años, le han per­mi­ti­do a la fun­da­ción, en con­jun­to con las co­mu­ni­da­des gua­ji­ras, tra­ba­jar en la re­pa­ra­ción e ins­ta­la­ción de mo­li­nos de viento, la per­fo­ra­ción de po­zos pro­fun­dos y el di­se­ño de re­ser­vo­rios o ja­güe­yes. La cons­truc­ción de con­fian­za se ba­sa en la con­vi­ven­cia, en com­par­tir vi­sio­nes, his­to­rias y mo­men­tos; en po­der en­ten­der la tras­cen­den­cia y el sig­ni­fi­ca­do de sus cos­tum­bres. Es por eso que el in­ter­cam­bio de sa­be­res y tradiciones se­gui­rá sien­do la mayor fuen­te de ins­pi­ra­ción pa­ra con­ti­nuar con­tri­bu­yen­do en los re­tos de se­gu­ri­dad hí­dri­ca de La Gua­ji­ra.

CA­BO DE LA VE­LA Com­par­tien­do sus sa­be­res, las co­mu­ni­da­des se unen a los pro­ce­sos de desa­rro­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.