Mu­je­res de­rrum­ban mi­tos

Semana Sostenible - - Continental Gold -

El sec­tor mi­ne­ro ha ini­cia­do un pro­ce­so de in­clu­sión y des­mi­ti­fi­ca­ción de gé­ne­ro. Un cla­ro ejem­plo es la ex­pe­rien­cia de Con­ti­nen­tal Gold, pio­ne­ra en el país en la vin­cu­la­ción de mu­je­res en ac­ti­vi­da­des mi­ne­ras sub­te­rrá­neas.

En la mi­to­lo­gía,

a las mu­je­res se les con­fie­re po­de­res es­pe­cia­les, pe­ro tam­bién se les re­le­ga de mu­chas ac­cio­nes hu­ma­nas por me­dio de teo­rías e his­to­rias que, por ser an­ces­tra­les, ter­mi­nan con­vir­tién­do­se en ca­non. La creen­cia di­ce, por ejem­plo, que las mu­je­res no pue­den in­gre­sar a una mi­na por­que és­ta es te­rri­ble­men­te ce­lo­sa y so­lo de­be te­ner con­tac­to con los hom­bres. Una ex­pli­ca­ción am­plia­da de es­ta “prohi­bi­ción” ex­pre­sa que hay una en­ti­dad mas­cu­li­na que pro­te­ge la mi­na y que, al per­mi­tir en­trar a una mujer, es­te po­dría enamorarse de ella y de­jar de fe­cun­dar a su aman­te, la ma­dre tie­rra, quien a su vez ha­ría es­ca­sear el mi­ne­ral es­con­dien­do las ve­tas. Sin em­bar­go, es­ta idea ha ve­ni­do de­rrum­bán­do­se a me­di­da que la téc­ni­ca le ha ido ga­nan­do te­rreno a la su­pers­ti­ción. En ese sen­ti­do, com­pa­ñías co­mo Con­ti­nen­tal Gold, ti­tu­lar mi­ne­ro en Bu­ri­ti­cá, en el Oc­ci­den­te an­tio­que­ño, plan­tea se­guir apor­tan­do en ese “de­rrum­be con­tro­la­do” del mi­to pa­ra abrir­le es­pa­cio a las mu­je­res en la in­dus­tria. Con esa idea, el pa­sa­do 4 de fe­bre­ro, la com­pa­ñía graduó a su pri­me­ra pro­mo­ción de 53 apren­di­ces en téc­ni­cas mi­ne­ras en alian­za con el Se­na, in­clu­yen­do a las pri­me­ras 19 mu­je­res gra­dua­das co­mo téc­ni­cas en la­bo­res mi­ne­ras sub­te­rrá­neas en Co­lom­bia. Ma­teo Res­tre­po, pre­si­den­te de Con­ti­nen­tal Gold, ex­pre­sa que li­be­rar esas opor­tu­ni­da­des y rom­per esas ba­rre­ras es pre­ci­sa­men­te uno de los com­po­nen­tes de la mi­ne­ría mo­der­na: “Hay mu­chas for­mas de dis­cri­mi­na­ción, y en es­te ca­so los mi­tos y la su­pers­ti­ción son dos ma­ne­ras más que qui­zá no se tie­nen en cuen­ta y ge­ne­ran las mis­mas ba­rre­ras in­fran­quea­bles si no ha­ce­mos al­go al res­pec­to. En nues­tra so­cie­dad y en nues­tras in­dus­trias, es fun­da­men­tal su­pe­rar es­te ti­po de re­za­gos”. “Al prin­ci­pio yo lo du­dé por­que te­nía otra idea de la mi­ne­ría. Les acon­se­jo que no dejen pasar las opor­tu­ni­da­des. Ya hay op­cio­nes en mi­ne­ría mo­der­na, me­ca­ni­za­da. En el pro­yec­to en el que tra­ba­jo he­mos te­ni­do to­do el apo­yo pa­ra de­rrum­bar esos mi­tos”, afir­ma Diana Be­tan­cur, ins­pec­to­ra en sa­lud y se­gu­ri­dad en la em­pre­sa.

Un pro­yec­to es­tra­té­gi­co

Con una in­ver­sión apro­xi­ma­da de 1,2 bi­llo­nes de pe­sos, en es­te mo­men­to se desa­rro­lla el Pro­yec­to Bu­ri­ti­cá, en es­te mu­ni­ci­pio del Oc­ci­den­te an­tio­que­ño. Se­rá la pri­me­ra mi­na de oro mo­der­na sub­te­rrá­nea me­ca­ni­za­da a gran es­ca­la de Co­lom­bia. Por es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas fue de­cla­ra­do Pro­yec­to de In­te­rés Na­cio­nal Es­tra­té­gi­co (Pi­ne) y se es­ti­ma que apor­ta­rá cer­ca de 3 bi­llo­nes de pe­sos por con­cep­to de im­pues­tos y re­ga­lías du­ran­te los 14 años de ope­ra­ción, ob­te­nien­do más de 280.000 on­zas de oro al año y du­pli­can­do así la pro­duc­ción le­gal de es­te me­tal en el país a par­tir de 2020.

DIANA BE­TAN­CUR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.