Unión y tra­di­ción, los ‘in­gre­dien­tes’ de La Cha­ran­ga del Sur

CON CUA­TRO AÑOS DE TRA­YEC­TO­RIA AR­TÍS­TI­CA, ES­TA AGRU­PA­CIÓN SE HA HE­CHO MERECEDORA DE DOS CONGOS DE ORO: UNO EN EL CAR­NA­VAL DE LA CA­LLE 8 DE MIA­MI Y EL OTRO, EN EL DE BA­RRAN­QUI­LLA.

Si - - Portada - POR DA­NIE­LA MU­RI­LLO PINILLA

Pa­ra Jor­ge Guz­mán, ba­rran­qui­lle­ro “de san­gre y co­ra­zón”, la mú­si­ca es su vi­da. Re­cuer­da que fue a los 13 años cuan­do hi­zo sus pi­ni­tos co­mo ar­tis­ta. Hoy día tie­ne 62 y con pro­fun­da emo­ción y or­gu­llo afir­ma que ca­da vez es­tá más cer­ca de cum­plir 50 años en la in­dus­tria mu­si­cal y de vi­vir “gra­tas ex­pe­rien­cias” en La Cha­ran­ga del Sur, el gru­po que se ha con­ver­ti­do en su pro­yec­to de vi­da y en “su gran fa­mi­lia mu­si­cal”.

Fue en no­viem­bre de 2014 cuan­do sin­tió la ne­ce­si­dad de crear una agru­pa­ción con la que pu­die­ra fu­sio­nar dos fac­to­res: un ho­me­na­je a la mú­si­ca cu­ba­na y la po­si­bi­li­dad de in­vo­lu­crar a su fa­mi­lia en un pro­yec­to en co­mún.

“An­tes de to­mar es­ta decisión yo di­ri­gía un gru­po pe­que­ño de mú­si­cos en un es­ta­ble­ci­mien­to de acá de Ba­rran­qui­lla. Allí to­cá­ba­mos son cu­bano. En ese en­ton­ces mi hijo es­ta­ba re­cién lle­ga­do de Bo­go­tá, pues él es­tu­dió Mú­si­ca allá. Lo in­vi­té a to­car con el gru­po que ya te­nía­mos y cuan­do se aca­bó nues­tro con­tra­to, me na­ció la idea de ha­cer una cha­ran­ga. Pe­ro pa­ra po­der crear­la sa­bía que ne­ce­si­ta­ba de más mú­si­cos, en­ton­ces op­té por in­vi­tar a al­gu­nos ami­gos co­mo el con­gue­ro Pe­dro Bel­trán, el tim­ba­le­ro Al­fre­do Sán­chez y, por su­pues­to, mi hijo Án­gel Guz­mán, quien es flau­tis­ta y trom­pe­tis­ta”, ex­pli­có Jor­ge.

Án­gel re­cuer­da que po­co a po­co fue po­si­ble la con­so­li­da­ción del gru­po gra­cias a la ex­pe­rien­cia de su pa­dre en el ám­bi­to mu­si­cal, pues ha­bía tra­ba­ja­do pa­ra or­ques­tas “del ni­vel del Joe Arro­yo, Pa­cho Ga­lán y el Gru­po Raí­ces”.

“Co­mo ya co­no­cía per­so­nas en el me­dio, se pu­so a la ta­rea de to­car puer­tas. Re­cuer­do que una de las pri­me­ras per­so­nas en ayu­dar­nos fue Ro­bin­son Al­bor del res­tau­ran­te El Ran­cho Cu­rram­be­ro, allí fue don­de nos pre­sen­ta­mos por primera vez”, afir­mó Án­gel.

Crear una cha­ran­ga se con­vir­tió en un re­to pa­ra el gru­po, que en la ac­tua­li­dad tie­ne 11 in­te­gran­tes. Pe­se a que te­nían que to­car sal­sa, gé­ne­ro con el cual ya es­ta­ban fa­mi­lia­ri­za­dos, sa­bían que no po­dían em­pe­zar a in­ter­pre­tar­la co­mo una “or­ques­ta de sal­sa tra­di­cio­nal”.

“La cha­ran­ga ma­ne­ja un for­ma­to dis­tin­to. Aun­que la ba­se de la per­cu­sión y la ar­mo­nía es igual a la de la sal­sa, la par­te me­ló­di­ca se ha­ce con vio­li­nes y flau­tas. Era un desafío”, es­ta­ble­ció Jor­ge.

En po­co tiem­po la agru­pa­ción fue ad­qui­rien­do ex­pe­rien­cia y una “agra­da­ble co­ne­xión con el pú­bli­co”. Ase­gu­ran que los aplau­sos de las per­so­nas, lue­go de ca­da pre­sen­ta­ción, se fue­ron con­vir­tien­do pa­ra ellos en su “mo­ti­va­ción pa­ra sa­lir ade­lan­te”.

En el 2016 crea­ron su primera pro­duc­ción mu­si­cal a la que ti­tu­la­ron La Ru­ta de la Cha­ran­ga, un tra­ba­jo mu­si­cal con­for­ma­do por do­ce can­cio­nes.

“El nom­bre del ál­bum fue su­ge­ri­do por nues­tro ami­go Ley Mar­tin, quien nos ha acom­pa­ña­do des­de un prin­ci­pio. En es­te tra­ba­jo dis­co­grá­fi­co so- bre­sa­le el te­ma mu­si­cal To­da­vía. Es­ta can­ción ya ha­bía si­do gra­ba­da por el gru­po pa­na­me­ño La Fac­to­ría, en el año 2000. Lo que no­so­tros hi­ci­mos fue dar­le nues­tro to­que en nues­tro gé­ne­ro. Pe­ro las de­más can­cio­nes son co­vers de cha­ran­gas que han si­do gra­ba­das a lo lar­go de to­da la his­to­ria. Se des­ta­can te­mas de la Or­ques­ta Ara­gón, La Cha­ran­ga 76, Han­sel y Raúl y la Or­ques­ta Broad­way”, agre­gó Jor­ge.

Ese mis­mo año via­ja­ron a Es­ta­dos Uni­dos. Allí fue­ron los me­re­ce­do­res de un Con­go de Oro en el Car­na­val de la Ca­lle 8 de Mia­mi (Florida). Dos años des­pués ob­tu­vie­ron es­te mis­mo re­co­no­ci­mien­to, en la mo­da­li­dad Sal­sa, pe­ro es­ta vez en su ca­sa: en el Fes­ti­val de Or­ques­tas del Car­na­val de Ba­rran­qui­lla.

Al­fre­do Sán­chez, uno de los co­fun- da­do­res del gru­po, afir­ma que fue la per­se­ve­ran­cia y el op­ti­mis­mo de la agru­pa­ción lo que les per­mi­tió “dar­se a co­no­cer y lo­grar una gran aco­gi­da”.

“A tra­vés de es­te gé­ne­ro he po­di­do dar­me cuen­ta la aco­gi­da que tie­ne la sal­sa y sus de­ri­va­dos en Ba­rran­qui­lla y en la Cos­ta Ca­ri­be. Po­co a po­co la cha­ran­ga se ha ido ex­pan­dien­do. Es­ta­mos ha­cien­do pre­sen­ta­cio­nes en va­rios lu­ga­res de la Re­gión y es­te año es­pe­ra­mos lle­gar al in­te­rior del país”, ma­ni­fes­tó Sán­chez.

Es­te año, el prin­ci­pal pro­yec­to de la Cha­ran­ga del Sur es con­ti­nuar tra­ba­jan­do en un nue­vo pro­duc­to mu­si­cal iné­di­to.

“En es­te tra­ba­jo con­ta­re­mos con los arre­glos mu­si­ca­les del vio­li­nis­ta cu­bano Al­fre­do de la Fe. Se­rá una gran sor­pre­sa”, pun­tua­li­zó Jor­ge.

«Los aplau­sos del pú­bli­co siem­pre se­rán nues­tra mo­ti­va­ción pa­ra se­guir ade­lan­te con nues­tra mú­si­ca». JOR­GE GUZ­MÁN Director de La Cha­ran­ga del Sur.

La mú­si­ca es la pa­sión que com­par­ten Jor­ge y Án­gel, co­mo pa­dre e hijo. Loraine es tam­bién hi­ja de Jor­ge. Ella es la re­pre­sen­tan­te del gru­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.