LA MU­JER QUE DES­NU­DÓ A CO­LOM­BIA

La ex­hi­bi­cio­nis­ta in­fluen­cer se em­ba­dur­nó de ye­so con el fin de ha­cer una reproducción exac­ta de sus cur­vas que sir­vie­ra pa­ra con­te­ner su nue­va fra­gan­cia.

SoHo - Censurado (Colombia) - - Portada -

El nue­vo per­fu­me de Kim Kar­das­hian, KKW Body, se ago­tó en cues­tión de días. Qui­zás una de las prin­ci­pa­les ra­zo­nes sea la for­ma del fras­co, que es una co­pia exac­ta del cuer­po des­nu­do de la ce­le­bri­dad es­ta­dou­ni­den­se. Ella mis­ma se en­car­gó de con­tar el pa­so a pa­so en sus cuen­tas de Ins­ta­gram.

Lo pri­me­ro fue una ima­gen de es­ta mu­jer, pró­xi­ma a cum­plir 38 años, en la que se ve par­te del tor­so des­nu­do, con el mon­te de ve­nus al ai­re, per­fec­ta­men­te de­pi­la­do. Mi­nu­tos des­pués, subió una fo­to de sus pe­chos, cin­tu­ra y ca­de­ra cu­bier­tos de una sus­tan­cia blan­ca. Al día si­guien­te va­rias fo­tos más acla­ra­ron que to­do fue un trabajo ar­te­sa­nal pa­ra co­piar con exac­ti­tud las pro­por­cio­nes de su cuer­po.

La bo­te­lla re­cuer­da a la Ve­nus de Mi­lo, por eso no es ex­tra­ño que Kim acla­ra­ra, en el lan­za­mien­to, que el em- pa­que fue pen­sa­do pa­ra que al abrir­lo se vie­ra co­mo en un pe­des­tal. “Co­mo una es­ta­tua de mu­seo”, di­jo.

El per­fu­me ge­ne­ró va­rias po­lé­mi­cas. Ade­más de las es­tra­te­gias pro­vo­ca­do­ras de Kim, que vol­vió a des­nu­dar­se en Ins­ta­gram pa­ra anun­ciar el re­gre­so de los fras­cos a las tien­das des­pués de ago­tar­se, mu­chos la acu­sa­ron de co­piar la fra­gan­cia Clas­si­que, de Jean Paul Gaul­tier, en ven­ta des­de 1993. Pe­ro ella con­tes­tó, en una en­tre­vis­ta con Cos­mo­po­li­tan, que su ins­pi­ra­ción no es esa, sino una es­ta­tua an­ti­gua, qui­zá una afro­di­ta o va­rios fri­sos ro­ma­nos que se en­car­gó de pu­bli­car en sus re­des so­cia­les. Eso sí, di­jo que siem­pre ha si­do una ad­mi­ra­do­ra de los per­fu­mes de Gaul­tier. El di­se­ña­dor fran­cés, por su par­te, res­pon­dió con hu­mor des­de Ins­ta­gram con una fo­to de su per­fu­me y es­te men­sa­je: “Kee­ping up with the fra­gran­ce’s news!”, alu­dien­do el tí­tu­lo del

NO EXIS­TE OTRA CE­LE­BRI­DAD QUE GE­NE­RE TAN­TO RE­VUE­LO CON LAS IMÁ­GE­NES DE SU CUER­PO. KIM ES ÚNI­CA Y PRO­VO­CA­DO­RA. SU VI­DA SE PUE­DE DE­FI­NIR A PAR­TIR DE SUS MU­CHOS Y PO­LÉ­MI­COS DES­NU­DOS.

reality de la fa­mi­lia Kar­das­hian: Kee­ping up with the Kar­das­hian.

El KKW Body es el olor del do­ra­do, o eso es lo que ha que­ri­do con­se­guir la estrella. Aun­que es un co­lor, ex­pli­có, cree que con­si­guió ha­llar­le una fra­gan­cia. La fór­mu­la fue po­si­ble gra­cias a ingredientes co­mo ber­ga­mo­ta ver­de, néc­tar de du­razno, man­da­ri­na ver­de, rosa tur­ca, sán­da­lo de Aus­tra­lia y ám­bar do­ra­do, una mez­cla desa­rro­lla­da por la em­pre­sa sui­za Gi­vau­dan.

Los des­nu­dos pa­ra pro­mo­cio­nar el per­fu­me han de­mos­tra­do su lu­gar in­dis­cu­ti­ble en Ins­ta­gram. Con 111 mi­llo­nes de se­gui­do­res —so­lo su­pe­ra­da por 137 de Se­le­na Gó­mez, 127 de Cris­tiano Ro­nal­do, 120 de Aria­na Gran­de y 115 de Be­yon­cé— ella es la rei­na de los des­nu­dos. Una fo­to con sus cur­vas ase­gu­ra mi­les y mi­les de li­kes, co­men­ta­rios de to­dos los to­nos y, por su­pues­to, ven­tas im­pa­ra­bles.

¿Cuál se­rá el pró­xi­mo pa­so de Kim? ¿Otro des­nu­do? La res­pues­ta a es­ta se­gun­da pre­gun­ta, si se ha­ce un re­cuen­to de su vi­da, es un sí ro­tun­do. No hay que ol­vi­dar que su ver­da­de­ro es­tre­lla­to co­men­zó con un vi­deo en el que sos­te­nía re­la­cio­nes sexuales con su ex­no­vio, el ra­pe­ro Ray J. Por eso hay que re­for­mu­lar­la: ¿có­mo se­rá el pró­xi­mo des­nu­do de la rei­na de los des­nu­dos?, ¿y pa­ra qué? Por­que con la cam­pa­ña de expectativa y el lan­za­mien­to del per­fu­me KKW Body que­da cla­ro que Kim sa­be có­mo usar el des­nu­do. Y, to­do hay que de­cir­lo, rein­ven­tar­lo un po­co. .

Kim se cu­brió el cuer­po con ye­so pa­ra lo­grar la co­pia de sus ad­mi­ra­das cur­vas.

Co­mo se pue­de ver en es­tas dos fo­tos, la ré­pli­ca del cuer­po de Kim en la bo­te­lla de per­fu­me es idén­ti­co al de ver­dad.

Kim no tu­vo nin­gún pro­ble­ma en de­jar­se fo­to­gra­fiar mien­tras ha­cían el mol­de de su cuer­po en ye­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.