Mo­no­só­ni­ko Cham­pe­túo, con el pi­có en la san­gre

SoHo (Colombia) - - Contents -

En la ca­sa de Mo­no­só­ni­ko to­do es mú­si­ca. Los úni­cos mi­nu­tos de si­len­cio de los que su ho­gar

es tes­ti­go son aque­llos en los que le­van­ta la agu­ja del vi­ni­lo, bus­ca otro en­tre los 900 que tie­ne or­ga­ni­za­dos en ca­jas y vuelve a inun­dar el lu­gar con sal­sa, cham­pe­ta o lo que se cru­ce en su bús­que­da. Ha tra­ba­ja­do con Bom­ba Es­té­reo, Ke­vin Fló­rez, Charly Black y lle­va­do su so­ni­do des­de las ca­lles de Ba­rran­qui­lla has­ta el Tou­lou­se Dub Club.

Pa­ra ha­blar de Mo­no­só­ni­ko hay que ha­blar del pi­có. Es­te sis­te­ma de so­ni­do tan pro­pio del Ca­ri­be, mu­chas ve­ces he­cho en ca­sa unien­do ca­bles y bo­ci­nas, pin­ta­do de co­lo­res lla­ma­ti­vos y bau­ti­za­do por su due­ño, sue­le am­bien­tar los ba­rrios y so­bre to­do las no­ches en la cos­ta con la mez­cla de rit­mos co­mo su­cus, sal­sa, mú­si­ca jí­ba­ra, bu­lle­ren­gue, cum­bia, gua­ra­cha y va­lle­na­to.

Wal­ter Pa­che­co na­ció el 20 de enero de 1982 en el su­roc­ci­den­te de Ba­rran­qui­lla, en el ba­rrio La Chi­ni­ta. Vie­ne de una fa­mi­lia de co­mer­cian­tes que ven­día —más que to­do— ga­fas en to­das las fes­ti­vi­da­des pa­tro­na­les des­de La Gua­ji­ra has­ta Cór­do­ba. A me­dia­dos de 1982 su pa­dre se ga­nó una Hon­da 125 ro­ja con blan­co y, si­guien­do el con­se­jo de su com­pa­dre Al­va­ra­do, la ven­dió e in­vir­tió en un pi­có. Des­de ese mo­men­to y has­ta el día de hoy, la mú­si­ca ha si­do ese des­tino in­elu­di­ble que per­si­gue a Mo­no­só­ni­ko.

A Bo­go­tá lle­gó en 2006 jun­to con su ami­go ‘el Mo­ja­rra’ pa­ra ver a Ma­nu Chao pre­sen­tar­se en Rock al Par­que. Des­pués de ates­ti­guar lo abier­ta que era la es­ce­na mu­si­cal de la ca­pi­tal de­ci­dió que­dar­se. Una de las caras ami­ga­bles que en­con­tró fue la de Wal­ter Her­nán­dez, de Sys­te­ma So­lar, quien lo re­ci­bió con los bra­zos abier­tos y lo pre­sen­tó co­mo un pi­co­te­ro ba­rran­qui­lle­ro. Lo que na­die sa­bía es que pa­ra Wal­ter Pa­che­co el pi­có era so­lo la pun­ta del ice­berg, pues el reg­gae, el hip-hop, el pe­rreo, las pla­cas y to­dos los rit­mos que ha­bía dis­fru­ta­do en su ju­ven­tud se ha­bían mez­cla­do pa­ra dar­le vi­da a Mo­no­só­ni­ko Cham­pe­túo.

Cuan­do co­men­zó a pre­sen­tar­se en ba­res se dio cuen­ta de la dis­tan­cia abis­mal que exis­tía en­tre el pú­bli­co bo­go­tano y gé­ne­ros co­mo la cham­pe­ta, pe­ro eso nun­ca lo de­tu­vo. Ha te­ni­do va­rios pro­yec­tos, en­tre los que se en­cuen­tra Boom Full Me­ke, agru­pa­ción de pe­rreo pi­co­te­ro que fun­dó jun­to con el mú­si­co Bclip.

Nun­ca ha de­ja­do de ex­pe­ri­men­tar con la mú­si­ca, si­gue mez­clan­do rit­mos que va­yan des­de los 75 beats por mi­nu­to has­ta los 130 o 140. Lo que le im­por­ta es am­pli­fi­car lo que es­té sin­tien­do, mas no lo que el pú­bli­co pue­da pe­dir. Mo­no­só­ni­ko com­par­te lo que sue­na en su in­te­rior y de esa ma­ne­ra quien se co­nec­ta con el la­tir de su co­ra­zón logra com­pren­der de qué va to­do es­te cuen­to del pe­rreo pi­co­te­ro y los rit­mos he­re­da­dos de aquel rin­cón a la ori­lla del río en don­de na­ció es­te per­so­na­je. .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.