“Sec­tor ho­te­le­ro cre­ce, pe­ro mano de obra ca­li­fi­ca­da no”

De acuer­do con Fre­de­ri­que Naf­fri­choux, di­rec­to­ra de mer­ca­deo y ven­tas de JW Ma­rriott Gua­na­cas­te, el ho­tel em­plea a cer­ca de 600 per­so­nas de la zo­na de Ni­co­ya y al­re­de­do­res en tem­po­ra­da al­ta.

Apetito - - Contenido -

Es­te año el Ho­tel JW Ma­rriott Gua­na­cas­te, un con­cep­to de ha­cien­da ro­dea­do de lu­jo y con­fort cum­ple diez años de exis­tir. El re­sort que tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra más de 600 per­so­nas se ha con­ver­ti­do en una im­por­tan­te fuen­te de em­pleo, con­tra­tan­do me­se­ros, ca­ma­re­ras y per­so­nal de co­ci­na y man­te­ni­mien­to de zo­nas cer­ca­nas a Pi­ni­lla.

Se­gún Fre­de­ri­que Naf­fri­choux, di­rec­to­ra de mer­ca­deo y ven­tas del Ho­tel, el pro­ble­ma no es la fal­ta de per­so­nal, sino la es­ca­sez de pre­pa­ra­ción del mis­mo, pues pa­ra po­der in­te­grar a los ve­ci­nos de la zo­na al equi­po de tra­ba­jo del ho­tel, se de­be in­ver­tir al 100% en su ca­pa­ci­ta­ción.

“El sec­tor ho­te­le­ro en Cos­ta Ri­ca es­tá cre­cien­do mu­cho y lo preo­cu­pan­te es que la mano de obra ca­li­fi­ca­da no. No­so­tros acá de­be­mos pre­pa­rar al per­so­nal en te­mas de ma­ni­pu­la­ción de ali­men­tos, idio­mas, ser­vi­cio al clien­te, en fin, en to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra tra­ba­jar en un ho­tel, son muy po­cos los que tie­nen al­gu­na pre­pa­ra­ción”, afir­mó Naf­fri­choux.

Le­ja­nía de la ca­pi­tal, fal­ta de in­fra­es­truc­tu­ra y es­ca­sez de agua: Los re­tos que plan­tea la ope­ra­ción de un ho­tel en Gua­na­cas­te

JW Ma­rriott re­ci­be en su ma­yo­ría a tu­ris­tas de Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá y Eu­ro­pa y de acuer­do con la gerente de mer­ca­deo una de sus prin­ci­pa­les ne­ce­si­da­des es la exis­ten­cia de más lí­neas do­més­ti­cas que vue­len de San

Jo­sé a Gua­na­cas­te, pa­ra lo cual se ne­ce­si­ta tam­bién que me­jo­re la in­fra­es­truc­tu­ra de los ae­ro­puer­tos de la re­gión.

Otro as­pec­to en el que Gua­na­cas­te le que­da de­bien­do al sec­tor ho­te­le­ro, es en el te­ma de abas­te­ci­mien­to de agua, pues el flu­jo de es­te re­cur­so es li­mi­ta­do, ra­zón por la cual el Ho­tel JW Ma­rriott ini­ció los trá­mi­tes pa­ra cons­truir una plan­ta po­ta­bi­li­za­do­ra y desa­li­ni­za­do­ra, mis­ma que le per­mi­ta abas­te­cer sus ne­ce­si­da­des y que se es­pe­ra es­té lis­ta en me­nos de dos años. Un im­por­tan­te re­to de ope­ra­ción que en­fren­ta es­te ho­tel es que in­vier­te cer­ca de $3.5 mi­llo­nes en man­te­ni­mien­to al año. Lo an­te­rior in­clu­ye en­tre otras co­sas tra­ba­jos de res­tau­ra­ción y man­te­ni­mien­to pre­ven­ti­vo de la ma­de­ra, que es uno de los ele­men­tos que le da al lu­gar su as­pec­to de ha­cien­da tra­di­cio­nal.

Pro­vee­do­res y ar­te­sa­nos lo­ca­les ga­ran­ti­zan ex­pe­rien­cia ti­ca

Acor­de con Mi­guel Her­nán­dez, gerente de ali­men­tos y be­bi­das del Ho­tel, el tu­ris­ta em­pe­zó a ma­ni­fes­tar el de­seo de vi­vir una ex­pe­rien­cia que le per­mi­ta co­no­cer de cer­ca la cul­tu­ra na­cio­nal.“El pri­mer pa­so pa­ra es­to es el desa­rro­llo en ma­yo an­te­rior de dos cer­ve­zas ex­clu­si­vas pa­ra los res­tau­ran­tes del Ho­tel, así co­mo el uso de pro­duc­tos de pro­vee­do­res y ar­te­sa­nos lo­ca­les, mis­mos que per­mi­ten do­tar de iden­ti­dad cos­ta­rri­cen­se las ins­ta­la­cio­nes”.

Las cer­ve­zas “man­si­ta” y “sa­ba­ne­ro”, las cua­les lle­van los nom­bres de dos de los res­tau­ran­tes del Ho­tel, son par­te de la res­pues­ta de JW Ma­rriott a la ne­ce­si­dad del clien­te de vi­vir una ex­pe­rien­cia re­la­cio­na­da con la cul­tu­ra lo­cal. Las be­bi­das fue­ron desa­rro­lla­das por el maes­tro cer­ve­ce­ro Gas­tón Ro­drí­guez, pro­pie­ta­rio de Pal­ma­re­ña Bre­wing Com­pa­ñy, quien creó por pri­me­ra vez cer­ve­zas per­so­na­li­za­das pa­ra un ho­tel.

Pro­duc­tos co­mo yogurt, le­che, que­so, fru­tas, ver­du­ras, miel, pes­ca­do y car­ne son com­pra­dos tam­bién a pro­duc­to­res de la zo­na. Pa­ra el chef eje­cu­ti­vo, To­más Arias, uti­li­zar es­tos ele­men­tos en los pla­ti­llos que se ofrecen en los res­tau­ran­tes da un va­lor agre­ga­do a la ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca y res­pon­de a una pe­ti­ción de los hués­pe­des.

“Ofre­ce­mos gas­tro­no­mía asiá­ti­ca, italiana, pe­rua­na, cos­ta­rri­cen­se, ma­ris­cos y car­nes, es­to co­mo par­te de la co­ci­na fu­sión que se ofre­ce en nues­tros cin­co res­tau­ran­tes. A fu­tu­ro el plan es desa­rro­llar pla­ti­llos es­pe­cí­fi­cos pa­ra ma­ri­dar con las dos nue­vas cer­ve­zas que se unen a nues­tra ofer­ta de be­bi­das”, co­men­tó Arias.

Hi­gie­ne e inocui­dad en un ho­tel cin­co es­tre­llas

La ca­de­na Ma­rriott so­me­te a sus ho­te­les a es­tán­da­res y au­di­to­rías de com­pa­ñías in­ter­na­cio­na­les, lo an­te­rior, pa­ra ga­ran­ti­zar que los ho­te­les cum­plan con los pro­ce­sos y me­di­das de hi­gie­ne, aseo, ca­li­dad y lim­pie­za que ca­rac­te­ri­za a la ca­de­na tan­to en su área ope­ra­ti­va co­mo en los res­tau­ran­tes. Por ejem­plo, los blan­cos en el Ho­tel se cam­bian ca­da seis me­ses y rea­li­zan es­tu­dios de agua y ali­men­tos ca­da mes. Asi­mis­mo, el per­so­nal de co­ci­na re­ci­be a dia­rio al ini­cio de su jor­na­da un re­fres­ca­mien­to de es­tán­da­res, pues el ho­tel de­be res­pon­der por la ca­pa­ci­ta­ción de su per­so­nal, lo cual le per­mi­te man­te­ner al día las cer­ti­fi­ca­cio­nes de ca­li­dad que son exi­gi­das pa­ra su fun­cio­na­mien­to.

JW Ma­rriott Gua­na­cas­te

Te­lé­fono: + (506) 2681-2000

28

El Ho­tel JW Ma­rriott Gua­na­cas­te es­tá ubi­ca­do en Ha­cien­da Pi­ni­lla fren­te a Playa Man­si­ta y cuen­ta con una pis­ci­na de di­se­ño in­fi­ni­to que se fun­de con el mar.

Fre­de­ri­que Naf­fri­choux, di­rec­to­ra de mer­ca­deo y ven­tas del Ho­tel.

To­más Arias, es el chef eje­cu­ti­vo del Ho­tel y tie­ne a su car­go a cer­ca de 50 per­so­nas del área de co­ci­na en tem­po­ra­da al­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.