En el Pa­ci­fi­co Nor­te un ho­tel abre ca­mino a las opor­tu­ni­dad

Dreams Las Ma­reas se ha con­ver­ti­do en si­nó­ni­mo de desa­rro­llo pa­ra la co­mu­ni­dad de La Cruz, don­de gran par­te de sus ve­ci­nos tra­ba­jan en el re­sort o se han vis­to be­ne­fi­cia­dos con su ope­ra­ción

Apetito - - Temporada Alta -

El Ho­tel Dreams Las Ma­reas abrió sus puer­tas en no­viem­bre del año 2014 en la zo­na de La Cruz de Gua­na­cas­te, ac­tual­men­te es­te re­sort cuen­ta con 447 ha­bi­ta­cio­nes y en tem­po­ra­da al­ta re­ci­be a más de 1200 hués­pe­des, quie­nes son aten­di­dos por cer­ca de 800 co­la­bo­ra­do­res. El prin­ci­pal re­to de es­te ho­tel ha si­do la ca­pa­ci­ta­ción del re­cur­so hu­mano, pues los ve­ci­nos de la zo­na con­ta­ban con mí­ni­ma ex­pe­rien­cia, ra­zón por la cual, el Ho­tel ha li­de­ra­do un pro­ce­so de ca­pa­ci­ta­ción en áreas co­mo ma­ni­pu­la­ción de ali­men­tos, ser­vi­cio al clien­te e idio­mas.

“He­mos asu­mi­do el cos­to de la ca­pa­ci­ta­ción, es­to en alian­za con el INA y otras ins­ti­tu­cio­nes quie­nes nos han apo­ya­do en el pro­ce­so. A la vez, el ho­tel fa­ci­li­ta ins­ta­la­cio­nes pa­ra que se im­par­tan cur­sos en la zo­na y brin­da es­pa­cio pa­ra que las per­so­nas reali­cen prác­ti­cas pro­fe­sio­na­les”, ex­pre­só Gian­car­lo Chang, di­rec­tor de ven­tas del Ho­tel.

Dreams Las Ma­reas se ha con­ver­ti­do en el mo­tor eco­nó­mi­co de La Cruz, ge­ne­ran­do em­pleos di­rec­tos e in­di­rec­tos y sien­do par­te del desa­rro­llo de obras de in­fra­es­truc­tu­ra im­por­tan­tes co­mo la pa­vi­men­ta­ción de apro­xi­ma­da­men­te cin­co ki­ló­me­tros de ca­lle de las­tre que se en­cuen­tran ca­mino al Ho­tel.

Per­so­nal, co­mu­ni­dad y Ho­tel cre­cen de la mano

Ro­sa Ele­na Ca­ji­na es ve­ci­na de La Cruz y es sa­lo­ne­ra del Ho­tel. Ella ha tra­ba­ja­do en Dreams Las Ma­reas prác­ti­ca­men­te des­de la aper­tu­ra y an­tes la­bo­ra­ba en una piz­ze­ría. Ac­tual­men­te, es­ta jo­ven cuen­ta con ca­pa­ci­ta­ción por par­te del INA, ade­más es­tu­dia in­glés en el Ho­tel y es par­te de un pro­yec­to de for­ma­ción dual, gra­cias al cual brin­da ca­pa­ci­ta­ción a otros com­pa­ñe­ros.

Por su par­te, Di­mas Ríos es su­per­vi­sor de ste­ward y la­bo­ra en Dreams Las Ma­reas des­de ha­ce tres años, tam­bién es ve­cino de La Cruz y ase­gu­ra que la lle­ga­da de es­te ho­tel ha si­do de gran ayu­da pa­ra la co­mu­ni­dad, pues an­tes tra­ba­ja­ba en Li­be­ria y de­bía tras­la­dar­se o que­dar­se allá la ma­yo­ría de la se­ma­na, co­mo mu­chos de sus com­pa­ñe­ros.

“He­mos re­ci­bi­do ca­pa­ci­ta­ción en uso de quí­mi­cos, ma­ne­jo de re­ci­cla­je e in­glés y de mo­men­to me en­cuen­tro ha­cien­do prác­ti­cas en el área de sa­lo­ne­ro de ban­que­tes. Gra­cias a mi tra­ba­jo he cre­ci­do pro­fe­sio­nal­men­te y ten­go ma­yor es­ta­bi­li­dad per­so­nal, pues pa­so más tiem­po con mi fa­mi­lia y es­toy a pun­to de ad­qui­rir ca­sa pro­pia en La Cruz”, co­men­tó Ríos.

Un to­do in­clui­do con lu­jo ili­mi­ta­do

Es­te re­sort lle­va el con­cep­to del to­do in­clui­do a otro ni­vel, es­to a tra­vés de una se­rie de ser­vi­cios que dan ma­yor co­mo­di­dad a los vi­si­tan­tes. En Dreams Las Ma­reas los hués­pe­des no uti­li­zan bra­za­le­te, tam­po­co in­ter­cam­bian tar­je­tas por toa­llas de pis­ci­na, pue­den ac­ce­der a los seis res­tau­ran­tes sin re­ser­va­ción pre­via y cuen­tan con room ser­vi­ce las 24 ho­ras.

La ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca es va­ria­da e in­clu­ye un res­tau­ran­te me­xi­cano, uno ita­liano, uno asiá­ti­co, uno de car­nes, uno de ma­ris­cos y otro es­ti­lo buf­fet con pro­pues­tas gas­tro­nó­mi­cas te­má­ti­cas. Ade­más, cuen­ta con una ca­fe­te­ría gour­met y el res­tau­ran­te de snacks, to­do a car­go del chef eje­cu­ti­vo Ma­rio Hernández, quien es me­xi­cano y cuen­ta con más de tres dé­ca­das de ex­pe­rien­cia. En pro­me­dio la ocu­pa­ción anual de es­te to­do in­clui­do es del 75% y en su ma­yo­ría son ex­tran­je­ros quie­nes vi­si­tan el Ho­tel, so­bre to­do de Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá, Reino Uni­do y Eu­ro­pa. El mer­ca­do na­cio­nal por su par­te, re­pre­sen­ta el 15% de la ocu­pa­ción.

¿Có­mo se pre­pa­ra pa­ra tem­po­ra­da al­ta un ho­tel que re­ci­be a más de mil hués­pe­des?

Se­gún Chang la lo­gís­ti­ca ini­cia mu­chos me­ses an­tes e in­clu­ye ca­pa­ci­ta­ción e in­te­gra­ción de per­so­nal pa­ra ca­da de­par­ta­men­to. De igual ma­ne­ra, con­tem­pla la pre­pa­ra­ción de las bo­de­gas pa­ra ga­ran­ti­zar que se cuen­te con to­dos los pro­duc­tos ne­ce­sa­rios pa­ra re­ci­bir a tan­tas per­so­nas, lo cual re­quie­re coor­di­na­ción con­jun­ta con pro­vee­do­res.

En te­mas de com­pras el Ho­tel rea­li­za los cam­bios de blan­cos, cris­ta­le­ría, ro­pa de ca­ma y de­más, al me­nos una vez al año, lo cual coin­ci­de con el mes pre­vio al ini­cio de la tem­po­ra­da al­ta que co­mien­za en no­viem­bre. To­do es­to, se rea­li­za a tra­vés de im­por­ta­cio­nes, aun­que el ho­tel cuen­ta con am­plio stock en bo­de­gas.

Pró­xi­ma­men­te y co­mo par­te de la pre­pa­ra­ción pa­ra es­ta tem­po­ra­da de tan­ta de­man­da, Dreams Las Ma­reas se en­cuen­tra ges­tio­nan­do la com­pra de nue­vo equi­po in­dus­trial de co­ci­na, el cual se­rá ad­qui­ri­do con un pro­vee­dor lo­cal y representará una in­ver­sión de $65 mil.

Acor­de con el chef eje­cu­ti­vo, se in­vier­ten cer­ca de tres mil dó­la­res en la re­no­va­ción de las car­tas de ca­da res­tau­ran­te una vez al año y en te­ma de ali­men­tos el Ho­tel in­vier­te cer­ca de ¢450 mi­llo­nes al mes en tem­po­ra­da al­ta.

Dreams Las Ma­reas

Te­lé­fono: + (506) 2690-2400

En el de­par­ta­men­to de co­ci­na del Ho­tel tra­ba­jan 85 per­so­nas, quie­nes brin­dan ser­vi­cio a to­dos los cen­tros de con­su­mo, los cua­les cam­bian el me­nú una vez al año.

Ma­rio Hernández, chef eje­cu­ti­vo del Ho­tel.

En tem­po­ra­da al­ta Dreams Las Ma­reas cuen­ta con 800 co­la­bo­ra­do­res, la gran ma­yo­ría ve­ci­nos de La Cruz y al­re­de­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.