“La co­ci­na en mi vi­da es una he­ren­cia de san­gre y de crian­za”

Mau­ri­cio Mo­ra es chef y pro­pie­ta­rio del Res­tau­ran­te Rui­se­ñor, an­tes de ini­ciar con es­te im­por­tan­te pro­yec­to gas­tro­nó­mi­co, es­te chef via­jó por el mun­do, fue pro­fe­sor de co­ci­na y par­ti­ci­pó en dis­tin­tos pro­gra­mas de te­le­vi­sión

Apetito - - De La Directora - Por: Ar­leth Ba­di­lla Mo­ra­les

Alos cua­tro años Mau­ri­cio Mo­ra fue adop­ta­do por una mujer que era co­ci­ne­ra, des­de en­ton­ces na­ció su in­te­rés por el mun­do gas­tro­nó­mi­co, tiem­po des­pués descubrió que su ma­dre bio­ló­gi­ca tam­bién se de­di­ca­ba a la co­ci­na y fue así co­mo su­po que su amor por es­te mun­do era una he­ren­cia de san­gre y de crian­za. Es­te chef ama lo que ha­ce y se de­di­ca de lleno a es­to des­de ha­ce quin­ce años. Sus ini­cios fue­ron en la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Chefs, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Apren­di­za­je, don­de fue alumno y pro­fe­sor y en va­rios ins­ti­tu­tos gas­tro­nó­mi­cos don­de po­co a po­co fue ad­qui­rien­do co­no­ci­mien­tos has­ta lo­grar gra­duar­se co­mo pro­fe­sio­nal en gas­tro­no­mía.

Su pa­sión lo lle­vó a re­co­rrer el mun­do en bus­ca de nue­vas experiencias, de es­te mo­do ter­mi­nó tra­ba­jan­do en uno de los ho­te­les Ma­rriott de Mia­mi, en el Res­tau­ran­te Ca­sa Ti­ca Loun­ge en New York, así co­mo en va­rios ho­te­les y res­tau­ran­tes de Cos­ta Ri­ca.

Mau­ri­cio cuen­ta con un ca­ris­ma es­pe­cial y eso le abrió ca­mino en la te­le­vi­sión co­mo chef pre­sen­ta­dor de los de­sa­pa­re­ci­dos pro­gra­mas “Co­ci­na Al­ter­na­ti­va” y “Ba­ta­lla de Sar­te­nes”, ac­tual­men­te con­ti­núa co­la­bo­ran­do pa­ra pro­duc­cio­nes co­mo Gi­ros y Buen Día.

“Pa­ra mi te­ner un ne­go­cio propio fue siem­pre la me­ta y es al­go por lo que he tra­ba­ja­do mu­chos años, hi­ce va­rios in­ten­tos, has­ta que ha­ce unos me­ses supe que ven­dían el Res­tau­ran­te Rui­se­ñor y me di cuen­ta que ese era el lu­gar pa­ra rea­li­zar mi sue­ño”, ma­ni­fes­tó Mo­ra.

To­do chef tie­ne la ilu­sión de te­ner un res­tau­ran­te propio

Mau­ri­cio se des­ta­ca por su es­pí­ri­tu em­pren­de­dor y es por es­to que sien­do muy joven tu­vo su pri­mer pro­yec­to propio, una so­da ubi­ca­da en Gua­da­lu­pe, tam­bién tu­vo un ne­go­cio de ham­bur­gue­sas lla­ma­do Mau Bur­ger y fue ase­sor del Res­tau­ran­te Tie­rra­mar, del cual ter­mi­nó sien­do so­cio, es­to has­ta mar­zo de es­te año cuan­do ad­qui­rió Rui­se­ñor.

De acuer­do con es­te chef, Rui­se­ñor era una ca­fe­te­ría de al­to ni­vel, la cual exis­tía des­de 1990 y ha­bía lo­gra­do po­si­cio­nar­se co­mo un es­pa­cio don­de em­pre­sa­rios, mi­nis­tros, po­lí­ti­cos y otras per­so­na­li­da­des acos­tum­bra­ban re­unir­se.

To­do lo an­te­rior, lla­mó su aten­ción y al en­te­rar­se que el lu­gar es­ta­ba en ven­ta no lo pen­só dos ve­ces y de­ci­dió ad­qui­rir­lo, asu­mien­do lo que él mis­mo de­fi­ne co­mo su pro­yec­to per­so­nal y pro­fe­sio­nal más am­bi­cio­so.

“Rea­li­za­mos una re­mo­de­la­ción que du­ró cer­ca de dos me­ses, aho­ra el es­pa­cio se de­di­ca a car­nes y ma­ris­cos y a ofre­cer experiencias gas­tro­nó­mi­cas de al­to ni­vel a sus clien­tes, to­do es­to, en un am­bien­te ameno con mú­si­ca en vi­vo y otros atrac­ti­vos que es­pe­ra­mos nos per­mi­tan po­si­cio­nar­nos y lle­gar a con­ver­tir­nos en fran­qui­cia”, co­men­tó Mo­ra.

Per­so­nal, mer­ca­deo y sos­te­ni­bi­li­dad: As­pec­tos que nun­ca se de­ben des­cui­dar

De acuer­do con Mo­ra el te­ma de con­tra­ta­ción de per­so­nal es un re­to del sec­tor hoy en día, pues los que es­tán cer­ti­fi­ca­dos tie­nen muy al­tas ex­pec­ta­ti­vas. Por otro la­do, es­tá el te­ma de la fal­ta de com­pro­mi­so que ge­ne­ra al­ta ro­ta­ción, pues mu­chas per­so­nas no so­por­tan los ho­ra­rios de­man­dan­tes ni las ca­rac­te­rís­ti­cas del tra­ba­jo en co­ci­na o sa­lón.

En te­mas de mer­ca­deo es­te chef ha asu­mi­do la ba­tu­ta y él mis­mo pro­du­ce vi­deos cor­tos don­de mues­tra sus pla­ti­llos o los pre­pa­ra en vi­vo, es­to pa­ra com­par­tir­los en las di­ver­sas re­des so­cia­les, que se­gún él to­do res­tau­ran­te de­be te­ner.

Fi­nal­men­te Mau­ri­cio apor­ta co­mo cla­ves de su éxi­to la ten­den­cia de man­te­ner al má­xi­mo el ki­ló­me­tro ce­ro, apro­ve­char las ma­te­rias pri­mas, re­du­cir el des­per­di­cio en co­ci­na y por su­pues­to, con­ser­var siem­pre la cos­tum­bre de ir él mis­mo al mer­ca­do, una ex­pe­rien­cia que ase­gu­ra to­do aman­te de la co­ci­na dis­fru­ta.

Res­tau­ran­te Rui­se­ñor

Te­lé­fono: + (506) 2225-2262

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.