Mo­te­les

Se­gún la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Em­pre­sa­rios Mo­te­le­ros, la ma­yor con­cen­tra­ción de mo­te­les se en­cuen­tra en el GAM y el prin­ci­pal pro­ble­ma es que mu­chos ope­ran al mar­gen de la ley

Apetito - - Portada - Por: Ar­leth Ba­di­lla Mo­ra­les

Un mo­tel es un lu­gar que al­qui­la ha­bi­ta­cio­nes por pe­rio­dos cor­tos de tiem­po, es­to por lap­sos que no su­pe­ran las do­ce ho­ras. La pa­la­bra mo­tel normalment­e es re­la­cio­na­da con mor­bo o se­xo, sin em­bar­go, no de­be­ría­mos alar­mar­nos, pues es­ta ac­ti­vi­dad es­tá en cons­tan­te cre­ci­mien­to y la con­cen­tra­ción de mo­te­les en cier­tas zo­nas, da evi­den­cia de que hay de­man­da pa­ra di­cha ofer­ta.

Acor­de con la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Em­pre­sa­rios Mo­te­le­ros (ANEM), or­ga­ni­za­ción fun­da­da ha­ce 15 años y con­for­ma­da por re­co­no­ci­dos mo­te­les co­mo Edén, El Do­ra­do, Nu­be Blan­ca, La Va­len­cia, Pa­raí­so y La Fuen­te, en­tre otros, exis­ten en el país al­re­de­dor de tres mil ha­bi­ta­cio­nes que fun­cio­nan ba­jo la mo­da­li­dad de mo­tel.

Se­gún Ru­per­to Gon­zá­lez, in­te­gran­te de ANEM y ge­ren­te general de los mo­te­les de la ca­de­na Fan­tasy Rooms, la agru­pa­ción na­ció con el fin de me­jo­rar la ima­gen que la po­bla­ción tie­ne de los mo­te­les y con el pro­pó­si­to de lu­char en con­jun­to con­tra los im­pues­tos que obli­ga­ban a es­tos ne­go­cios a en­tre­gar el 63% de la ta­ri­fa de ca­da ha­bi­ta­ción.

“La lucha dio fru­tos y se lo­gró modificar es­ta ley abu­si­va, aho­ra las con­di­cio­nes son más fa­vo­ra­bles, pe­ro de­be­mos lu­char con­tra gran can­ti­dad de lugares co­mo ca­bi­nas, ho­te­les de pa­so y pen­sio­nes, quie­nes ope­ran co­mo no­so­tros, pe­ro lo hacen al mar­gen de la re­gu­la­ción, no pa­gan al IMAS y son una com­pe­ten­cia des­leal”, ma­ni­fes­tó Gon­zá­lez.

Un cen­so de mo­te­les rea­li­za­do por es­ta Aso­cia­ción, re­ve­ló que la ma­yor can­ti­dad de ne­go­cios que desa­rro­llan es­ta ac­ti­vi­dad, se en­cuen­tran en el GAM. Ade­más tras con­sul­tar a va­rios em­pre­sa­rios, se evi­den­ció que los días de ma­yor ocu­pa­ción son jue­ves, vier­nes, sá­ba­do y domingo.

Los mo­te­les que ope­ran en re­gla, ade­más de ge­ne­rar fuen­tes de em­pleo, de­ben apo­yar a las co­mu­ni­da­des donde se ubi­can y ser par­te de cam­pa­ñas de edu­ca­ción se­xual y sa­lud.

Es­tos ne­go­cios ne­ce­si­tan pa­ra su ope­ra­ción a pro­vee­do­res de ali­men­tos, li­co­res y equi­po, pues mu­chos de ellos cuen­tan con co­ci­na y bar. Asi­mis­mo, rea­li­zan com­pra de blan­cos, en pro­me­dio ca­da seis me­ses y tra­ba­jan tam­bién de la mano con pro­vee­do­res de pro­duc­tos de lim­pie­za y ame­ni­da­des.

Exis­ten zo­nas co­mo San Fran­cis­co de Dos Ríos o San Jo­sé donde hay va­rios ne­go­cios de este ti­po a solo me­tros de dis­tan­cia y por eso se les co­no­ce co­mo “zo­nas mo­te­le­ras”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.