No de­ses­ti­me los es­tu­dios de es­ta­bi­li­dad de sue­los

Uno de los ma­yo­res erro­res al em­pe­zar es­te pro­ce­so es ob­viar los es­tu­dios pre­li­mi­na­res que de­ter­mi­nan los cor­tes ade­cua­dos en los ta­lu­des.

Construir Costa Rica - - Obra Gris - Por: Byan­ka Nar­váez, byan­ka.nar­vaez·gru­po­cer­ca.com

La vi­da de una bue­na ca­rre­te­ra co­mien­za en las ba­ses y es­to va de la mano del pro­ce­so de es­ta­bi­li­za­ción de sue­los que bus­ca tra­ba­jar­los en su es­ta­do na­tu­ral pa­ra me­jo­rar cier­tas de­fi­cien­cias a tra­vés de pro­ce­sos, ya sea de ma­ne­ra me­cá­ni­ca o de for­ma quí­mi­ca.

Es­te pro­ce­so es ca­ta­lo­ga­do por los in­ge­nie­ros co­mo im­pres­cin­di­ble por­que la vía de­be te­ner la su­fi­cien­te re­sis­ten­cia pa­ra el des­gas­te y el es­fuer­zo cons­tan­te a la cual so­bre­vi­vi­rán a lo lar­go de los años.

El in­ge­nie­ro Os­wal­do Chá­vez Aré­va­lo, ge­ren­te ge­ne­ral de In­ge­nie­ros Con­sul­to­res Cen­troa­me­ri­ca­nos S.A, ex­pli­ca que uno de los pro­ce­sos más co­mu­nes es la es­ta­bi­li­za­ción me­cá­ni­ca, don­de se van mez­clan­do ma­te­ria­les pa­ra me­jo­rar di­fe­ren­tes pro­pie­da­des co­mo la plas­ti­ci­dad y la gla­nu­lo­me­tría. Den­tro de es­to tam­bién se con­tem­pla la com­pac­ta­ción y la es­ta­bi­li­za­ción quí­mi­ca que in­clu­yen la cal, el ce­men­to o el as­fal­to.

Co­mo par­te de es­tos pro­yec­tos, Ri­car­do De Ste­fano, Country Ma­na­ger Cen­tral Amé­ri­ca de Ge­brugg, re­co­no­ce que los erro­res más co­mu­nes que se apli­can en es­te ti­po de pro­yec­tos es que se sub­es­ti­ma el es­tu­dio de aná­li­sis de es­ta­bi­li­dad de “ta­lu­des pa­ra ve­ri­fi­car que los cor­tes o ta­lu­des del pro­yec­to sean es­ta­bles; y se­gun­do, con­fun­dir los pro­ble­mas de con­trol de ero­sión con es­ta­bi­li­dad de ta­lu­des”.

Mien­tras que el in­ge­nie­ro Chá­vez re­co­no­ce que otro de los obs­tácu­los que afec­ta es­te pro­ce­so es la do­si­fi­ca­ción, don­de no se pro­por­cio­na la can­ti­dad óp­ti­ma del ce­men­to y es­to va li­ga­do a los es­tu­dios de en­sa­yos y la­bo­ra­to­rios.

El sue­lo a es­ta­bi­li­zar de­be ana­li­zar­se en un la­bo­ra­to­rio com­pe­ten­te con el fin de ca­rac­te­ri­zar­lo ade­cua­da­men­te y di­se­ñar la es­ta­bi­li­za­ción y por otro la­do an­tes de rea­li­zar la es­ta­bi­li­za­ción, los en­car­ga­dos del pro­yec­to de­ben ase­gu­rar­se que el lu­gar a tra­ba­jar es­té li­bre de ma­te­ria or­gá­ni­ca, ba­su­ra pie­dras, re­co­mien­da el in­ge­nie­ro Hu­go Gon­zá­lez, ge­ren­te de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo In­fra­es­truc­tu­ra del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo de Ce­men­tos Pro­gre­so.

Uno de los ob­je­ti­vos pri­mor­dia­les a to­mar en cuen­ta den-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.