Obras que re­ju­ve­ne­cen en Cen­troa­mé­ri­ca

A pe­sar de sus años, en­ti­da­des gu­ber­na­men­ta­les apues­tan por dar­le un seJun­do res­pi­ro a im­por­tan­tes edi­fi­cios Kisty­ri­cos en la reJiyn.

Construir Costa Rica - - Sumario - Por: Byan­ka Nar­váez/ byan­ka.nar­vaez@gru­po­cer­ca.com

A pe­sar de sus años, en­ti­da­des gu­ber­na­men­ta­les apues­tan por dar­le un se­gun­do res­pi­ro a im­por­tan­tes edi­fi­cios his­tó­ri­cos en la re­gión.

El pa­so de los años se con­vier­te en uno de los enemi­gos si­len­cio­sos en cual­quier in­fra­es­truc­tu­ra, más si es­ta no ha si­do cui­da­do­sa­men­te cui­da­da o res­tau­ra­da de ser ne­ce­sa­rio. En Cen­troa­mé­ri­ca, 18 si­tios han si­do de­cla­ra­dos Pa­tri­mo­nio Cul­tu­ral por La Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Edu­ca­ción, la Ciencia y la Cul­tu­ra (Unesco, por su si­glas en inI­lȌs en­tre ellos edi­fi­cios que han mar­ca­do tras­cen­den­cia en sus ciu­da­des.

Den­tro de es­tos ca­sos exi­to­sos de res­tau­ra­ción, en Cen­troa­mé­ri­ca se pue­den men­cio­nar tan­to por la an­ti­güe­dad de los in­mue­bles co­mo el siI­ni­fi­ca­do de ellos en la po- bla­ción lo­cal. Co­mo par­te de es­tas obras res­tau­ra­das y sig­ni­fi­ca­tiXas pa­ra la reIiȕn se po­drían men­cio­nar el Mu­seo del Ca­nal In­te­ro­ceá­ni­co (Panamá), el Mu­seo pa­ra la Iden­ti­dad Na­cio­nal (Hon­du­ras), Igle­sia de San Juan Bau­tis­ta de Su­tia­ba (Ni­ca­ra­gua) y la Ca­te­dral de León (Ni­ca­ra­gua) que jun­to a su pla­za, ha si­do de las obras más exi­to­sas de los úl­ti­mos años.

La ar­qui­tec­ta Ma­delyn Pé­rez, quien es es­pe­cia­lis­ta en res­tau­ra­ción de mo­nu­men­tos, de­ta­lla que “la res­tau­ra­ción es una dis­ci­pli­na muy re­cien­te en el mun­do de la ar­qui­tec­tu­ra, es­to au­na­do a la cons­tan­te in­ves­ti­ga­ción al­re­de­dor del te­ma, en Cen­troa­mé­ri­ca es

Arq. Ma­delyn Pé­rez Es­pe­cia­lis­ta en res­tau­ra­ción de mo­nu­men­tos “El bi­no­mio cul­tu­ra ar­qui­tec­tu­ra es in­di­so­lu­ble, la res­tau­ra­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca es sin du­da una for­ma de edu­car, de re­crear y per­ma­ne­cer en la me­mo­ria histórica de una na­ción.

aún más in­ci­pien­te… En Cen­troa­mé­ri­ca exis­ten ca­sos exi­to­sos y otros no tan­to, pe­ro ca­da vez es más di­fí­cil con­tro­lar si cum­plen o no las re­co­men­da­cio­nes de las car­tas emi­ti­das por la UNESCO”.

2ara la es­pe­cia­lis­ta )ua­te­ma­la tie­ne una escuela histórica de res­tau­ra­do­res y los me­jo­res es­pe­cia­lis­tas des­pués de Mé­xi­co, aun­que pa­ra ella, el éxi­to de­pen­de del fun­cio­na­mien­to de to­dos los ac­to­res: go­bierno, po­bla­ción ci­vil, em­pre­sa pri­va­da, ONG, comunidad in­ter­na­cio­nal. “En es­te sen­ti­do 2anamȄ Ja si­do en la úl­ti­ma dé­ca­da país pu­jan­te de la res­tau­ra­ción no so­lo a ni­vel lo­cal sino re­gio­nal y su in­ver­sión ha ge­ne­ra­do ex­pec­ta­ti­vas del sec­tor in­mo­bi­lia­rio, muy im­por­tan­te­sŬ re­fie­re 2Ȍre\.

Se­gún el do­cu­men­to pu­bli­ca­do tras el Se­mi­na­rio Cen­troa­me­ri­cano so­bre la Con­ser­va­ción y Va­lo­ri­za­ción del 2atri­mo­nio %ul­tu­ral des­ta­ca­ba a Cos­ta Ri­ca por po­seer va­rias ins­tan­cias es­ta­ta­les que tra­ba­jan muy de cer­ca con la res­tau­ra­ción y cui­do de obras de gran tras­cen­den­cia histórica.

Ac­tual­men­te, la res­tau­ra­ción más icó­ni­ca que re­sue­na en el país, es el “re­ju­ve­ne­ci­mien- toŬ del Jis­tȕ­ri­co edi­fi­cio de Co­rreos y Te­lé­gra­fos de Cos­ta Ri­ca, quien lle­gó a sus cien años de exis­ten­cia.

Otro de los ca­sos es el Tea­tro Na­cio­nal de Cos­ta Ri­ca. “El bi­no­mio cul­tu­ra-ar­qui­tec­tu­ra es in­di­so­lu­ble, la res­tau­ra­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca es sin du­da una for­ma de edu­car, de re­crear y per­ma­ne­cer en la me­mo­ria histórica de una na­ción. La res­tau­ra­ción de es­te tea­tro es el sím­bo­lo de un go­bierno que apues­ta por el res­ca­te de los Xa­lo­res que lo iden­ti­fi­can el apro­ve­cha­mien­to de las ar­tes pa­ra crear sen­ti­do de per­te­nen­cia. No podemos de­jar de la­do el in­dis­cu­ti­ble va­lor es­ti­lís­ti­co que os­ten­ta, re­pre­sen­ta­ti­vo de una épo­ca de mu­cha bo­nan­za eco­nó­mi­ca que va de la mano con la ar­qui­tec­tu­ra de éli­te. Re­cu­pe­rar su uso y va­lo­res es­té­ti­cos ha si­do un acer­ta­do pro­yec­to digno de re­pli­car en su esen­ciaŬ re­fie­re 2Ȍre\.

Mien­tras que la Ar­qui­tec­ta Ma­ría Isa­bel Aráuz, ex presidenta del Co­le­gio de Ar­qui­tec­tos de El Sal­va­dor (Ca­des), tra­jo a co­la­ción den­tro de es­tos pro[ec­tos la +Ile­sia 2arro­quial In­ma­cu­la­da Con­cep­ción de Ma­ría.

“Su cons­truc­ción ori­gi­nal da­ta del si­glo XVII. Es pro­pie­dad de la Igle­sia Ca­tó­li­ca de El Sal­va­dor, y con el trans­cu­rrir del tiem­po la mis­ma ha su­fri­do trans­for­ma­cio­nes… Es­te tem­plo cuen­ta con tres ac­ce­sos la­te­ra­les y uno en su fa­cha­da prin­ci­pal, ade­más el in­mue­ble se en­cuen­tra de­li­mi­ta­do por el atrio”, aña­dió Aráuz.

En el ex­te­rior del tem­plo, el se­gun­do cuer­po de la fa­cha­da prin­ci­pal fue de­mo­li­do y pos­te­rior­men­te re­cons­trui­do con un nue­vo diseño y ma­te­ria­les. “Las di­ver­sas eta­pas de re­cons­truc­ción que se efec­tua­ron fue­ron apo­ya­das y su­per­vi­sa­das por Con­cul­tu­ra, y a ni­vel del pȄ­rro­co por la 2roXin­cia Fran­cis­ca­na In­ma­cu­la­da Con­cep­ción, de Nue­va York”, pre­ci­só Aráuz.

En Gua­te­ma­la se tra­ba­jó una res­tau­ra­ciȕn con el 2ala­cio Na­cio­nal de la Cul­tu­ra. En­tre 2016 y 2017 se rea­li­za­ron tra­ba­jos de pintura, man­te­ni­mien­to y re­mo­za­mien­to en los prin­ci­pa­les es­pa­cios del 2ala­cio. 'n es­te ca­so el /inis­te­rio de Cul­tu­ra de Gua­te­ma­la in­for­mó que se rea­li­za­ron tra­ba­jos de im­per­mea­bi­li­za­ción y con­ti­nua­rán con la ins­ta­la­ción de mem­bra­nas con­tra la llu­via en los dos pa­tios de la obra, re­mo­za­mien­to de la fa­cha­da sur.

2ara la ar­qui­tec­ta /adel[n 2Ȍre\ el sec­tor cons­truc­ciȕn tie­ne una apues­ta im­por­tan­te den­tro de es­te mun­do de la res­tau­ra­ción.

“El reuso de los es­pa­cios, la reha­bi­li­ta­ción de los in­mue­bles, y la res­tau­ra­ción in­te­gral de los edi­fi­cios es­tȄn moXien­do las ciu­da­des a tra­vés de los ne­go­cios lo­ca­les, por en­de las eco­no­mías. Es­tá de­mos­tra­do que el tu­ris­mo res­pon­sa­ble, es el en­car­ga­do de que la res­tau­ra­ción sea un me­dio de trans­mi­sión cul­tu­ral, que un mun­do glo­ba­li­za­do es ca­da vez más de­man­dan­teŬ pun­tua­li\ȕ 2Ȍre\.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.