Nue­va se­de de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va ve la luz

Tras dé­ca­das de for­mu­la­ción del pro­yec­to, la cons­truc­ción del nue­vo con­gre­so de Cos­ta Ri­ca pre­sen­ta­ba un 5% de avan­ce en ma­yo pa­sa­do.

Construir Costa Rica - - En Planos Costa Rica - Por Or­lan­do Fal­cón y Eduar­do Cu­bi­llo | edi­to­rial­cons­truir@gru­po­cer­ca.com

Des­pués de 60 años de es­tar ubi­ca­da de ma­ne­ra tem­po­ral, la nue­va se­de del Con­gre­so cos­ta­rri­cen­se por fin hoy es to­da una reali­dad. La cons­truc­ción del nue­vo edi­fi­cio le­gis­la­ti­vo avan­za sin con­tra­tiem­pos y de ma­ne­ra po­si­ti­va.

Una vez ter­mi­na­do, el edi­fi­cio ser­vi­rá co­mo ne­xo en­tre la Pla­za de la De­mo­cra­cia, la Ave­ni­da Cen­tral y el Par­que Na­cio­nal, de­bi­do que el Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas y Trans­por­tes (MOPT) au­to­ri­zó el cie­rre de la ca­lle 15 pa­ra con­ver­tir­la en bu­le­var, ade­más la Mu­ni­ci­pa­li­dad de San Jo­sé pre­ten­de con­ti­nuar con el bu­le­var de la ave­ni­da cen­tral has­ta lle­gar al Con­gre­so.

An­to­nio Aya­les, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va ex­pli­có que par­te del éxi­to de la obra ra­di­có en op­tar por la mo­da­li­dad de fi­dei­co­mi­sos con el Ban­co de Cos­ta Ri­ca, “pa­ra que se en­car­guen de la obra ellos y no la Asam­blea Le­gis­la­ti­va. Es­ta mo­da­li­dad nos per­mi­tió avan­zar co­mo nun­ca an­tes por­que la Asam­blea pu­so en el fi­dei­co­mi­so sus ne­ce­si­da­des (57 ofi­ci­nas igua­les, un ple­na­rio, co­mi­sio­nes le­gis­la­ti­vas, etc.). En­ton­ces el Ban­co ar­ma el pro­yec­to ba­jo nues­tra fis­ca­li­za­ción, y cuan­do ya el con­cur­so sa­lió un ju­ra­do in­ter­na­cio­nal se en­car­gó de se­lec­cio­nar el pro­yec­to”, de­ta­lló.

Pa­ra Mar­lon Ve­láz­quez Gon­zá­lez, in­ge­nie­ro de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va, uno de los prin­ci­pa­les re­tos ha si­do el plas­mar to­das las ne­ce­si­da­des de la ins­ti­tu­ción en el di­se­ño, así co­mo lo­grar un pro­duc­to ade­cua­do con los re­que­ri­mien­tos que se ha es­ta­ble­ci­do y cum­plir a ca­ba­li­dad con te­mas que de sa­lud ocupaciona­l.

La obra se cons­tru­ye con un sis­te­ma de con­cre­to re­for­za­do en la par­te ex­te­rior y ten­drá 17 pi­sos de al­tu­ra, con­ta­rá con 50.000 m² de cons­truc­ción y es­tá con­tem­pla­da has­ta pa­ra 114 dipu­tados. En­tre los de­ta­lles lla­ma­ti­vos de es­ta obra des­ta­can que de los 17 pi­sos, tres de ellos se­rán sub­te­rrá­neos.

En los pri­me­ros dos pi­sos sub­te­rrá­neos se ubi­ca­rán los par­queos pa­ra vehícu­los ofi­cia­les, mien­tras que en el pi­so su­pe­rior sub­te­rrá­neo, a ni­vel de sue­lo, se ubi­ca­rá el ple­na­rio le­gis­la­ti­vo.

El nue­vo edi­fi­cio tie­ne un cos­to cer­cano de US$57 mi­llo­nes de dó­la­res y se da gra­cias a un fi­dei­co­mi­so con el Ban­co de Cos­ta Ri­ca (BCR).

Edi­fi­cio sos­te­ni­ble

Es­ta edi­fi­ca­ción es cons­trui­da ba­jo la certificac­ión Re­set, una nor­ma crea­da por el Ins­ti­tu­to de Ar­qui­tec­tu­ra Tro­pi­cal, que bus­ca prio­ri­zar la cons­truc­ción sos­te­ni­ble ba­jo las con­di­cio­nes tro­pi­ca­les con las que de­ban li­diar las cons­truc­cio­nes.

Uno de los as­pec­tos que ha ge­ne­ra­do ma­yo­res desafíos pa­ra el pro­yec­to es el ex­ce­so de agua freá­ti­ca que hay en el te­rreno, lo cual bus­ca­rá apro­ve­char­se den­tro del fun­cio­na­mien­to del mis­mo. “El agua freá­ti­ca se va a ca­na­li­zar, se va a al­ma­ce­nar en un tan­que y de ahí se va a uti­li­zar pa­ra los ser­vi­cios sa­ni­ta­rios y pa­ra to­do el sis­te­ma de en­fria­mien­to del ai­re acon­di­cio­na­do. Ade­más el agua de llu­via se­gui­rá el mis­mo pro­ce­di­mien­to

Se es­pe­ra que la cons­truc­ción fi­na­li­ce en el mes de oc­tu­bre de 2019 y em­pie­ce a fun­cio­nar a ini­cios de 2020.

y se uti­li­za­rá pa­ra el rie­go de jar­di­nes”, apun­tó el Ing. Ve­lás­quez.

El di­se­ño de la obra tam­bién es­tá pen­sa­do pa­ra op­ti­mi­zar la ven­ti­la­ción na­tu­ral, evi­tar que en­tre el ca­lor y de­jar que en­tren flu­jos de viento pa­ra re­fres­car el am­bien­te. En fun­ción de es­to, se pla­ni­fi­ca man­te­ner una tem­pe­ra­tu­ra con­tro­la­da pro­me­dio de 24°C, des­de la plan­ta ba­ja has­ta el úl­ti­mo pi­so, con el fin de re­du­cir el con­su­mo de ai­re acon­di­cio­na­do.

“Hay al­go in­tere­san­te pa­ra in­ten­tar lo­grar lle­gar a la tem­pe­ra­tu­ra con­fort, y es que la fa­cha­da es un ais­lan­te tér­mi­co por­que fue di­se­ña­da en con­cre­to, en­ton­ces el sol no te ca­lien­ta ha­cia aden­tro y ade­más el ai­re que en­tra por de­ba­jo re­fri­ge­ra a los pi­sos que es­tán arri­ba, eso se­ría úni­co en el país” aña­dió Ve­láz­quez.

Tec­no­lo­gía y cons­truc­ción

Uno de los as­pec­tos más lla­ma­ti­vos es que las per­so­nas que pa­sen por los al­re­de­do­res de la Asam­blea po­drán ver a tra­vés de una ba­rre­ra trans­pa­ren­te las se­sio­nes le­gis­la­ti­vas, pa­ra eso se va a im­ple­men­tar una ba­rre­ra de pro­tec­ción pa­ra los le­gis­la­do­res, co­mo me­di­da pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad.

De­bi­do a la pro­fun­di­dad del edi­fi­cio, la obra re­qui­rió uti­li­zar un sis­te­ma de mu­ros de pan­ta­lla pa­ra re­for­zar el te­rreno, los cua­les se hi­cie­ron pre­vio a los mo­vi­mien­tos de tie­rra.

“En el pri­mer di­se­ño se ha­bían plan­tea­do cons­truir dos edi­fi­cios uno so­bre el edi­fi­cio Lan y otro so­bre el Sion, en­ton­ces al te­ner el pro­ble­ma de cons­truir un edi­fi­cio en la par­te pa­tri­mo­nial lo que hi­ci­mos fue fu­sio­nar los dos y en vez de cons­truir­los de ma­ne­ra ho­ri­zon­tal se hi­zo uno so­lo de ma­ne­ra ver­ti­cal”, afir­mó Mar­lón Ve­lás­quez Gon­zá­lez

Edi­fi­cios ac­tua­les

Las ac­tua­les edi­fi­ca­cio­nes son pa­tri­mo­nio ar­qui­tec­tó­ni­co de Cos­ta Ri­ca, por lo tan­to una vez que en­tre en fun­cio­na­mien­to el nue­vo edi­fi­cio los ac­tua­les en­tra­rán en pro­ce­so de re­mo­de­la­ción pa­ra su pos­te­rior uso.

“No es po­si­ble ubi­car a to­dos en es­te edi­fi­cio, por­que en el nue­vo irá so­lo lo re­la­cio­na­do con el queha­cer de la ley, en­ton­ces se pre­ten­de rea­li­zar una re­mo­de­la­ción a los ac­tua­les edi­fi­cios y tras­la­dar ahí to­das las ofi­ci­nas ad­mi­nis­tra­ti­vas y las que se en­cuen­tran dis­per­sas en edi­fi­cios que son al­qui­la­dos que ge­ne­ran un gas­to enor­me”, co­men­tó An­to­nio Aya­les.

La Ca­sa Ro­sa­da, al igual que el Edi­fi­cio Sión, se­rán in­ter­ve­ni­dos de emer­gen­cia por­que no tie­nen una es­truc­tu­ra que los sos­ten­ga en ca­so de un fuer­te sis­mo y una vez que es­tén lis­tos, en el ca­so de la ca­sa ro­sa­da se pre­ten­de jun­to con la mu­ni­ci­pa­li­dad de San Jo­sé con­ver­tir­la en una es­pe­cie de mu­seo – ofi­ci­na de in­for­ma­ción pa­ra los tu­ris­tas.

El Cas­ti­llo Azul no se tie­ne pre­vis­to aún en que se va ocu­par, sin em­bar­go, es­ta edi­fi­ca­ción ya fue in­ter­ve­ni­da por la ofi­ci­na de pa­tri­mo­nio con un re­for­za­mien­to en to­da su es­truc­tu­ra.

En el ca­so del edi­fi­cio don­de se ubi­ca ac­tual­men­te el ple­na­rio, es­te vol­ve­rá a su di­se­ño ori­gi­nal, ya que se­gún co­men­tó el di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va, tu­vie­ron que cons­truir­se una se­rie de ofi­ci­nas de ma­ne­ra he­chi­zas en los bal­co­nes, las cua­les fue­ron pa­san­do a se­gun­do plano la ma­jes­tuo­si­dad de es­te edi­fi­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.