Los im­pac­tos del IoT a ni­vel ener­gé­ti­co

Construir Costa Rica - - Sumario - Por: Ing. Luis E. Mi­ra, Fun­da­dor de De­da­lus Fo­ren­sics Www.re­vis­ta­cons­truir.com

El IoT es uno de los pi­la­res del cam­bio y trans­for­ma­ción di­gi­tal, por lo mis­mo ge­ne­ra du­das y pre­gun­tas res­pec­to a su ope­ra­ción y fun­cio­na­mien­to.

El IoT es uno de los pi­la­res del cam­bio y trans­for­ma­ción di­gi­tal, por lo mis­mo ge­ne­ra du­das y pre­gun­tas res­pec­to a su ope­ra­ción y fun­cio­na­mien­to.

Cuan­do ha­bla­mos de In­ter­net de las Co­sas (IoT) te­ne­mos que te­ner en cuen­ta al­gu­nos ele­men­tos que son cla­ve: re­co­pi­la­ción y en­vío de in­for­ma­ción, lue­go in­ter­pre­ta­ción y aná­li­sis, fi­nal­men­te ge­ne­ra­ción de ac­cio­nes en ba­se a los re­sul­ta­dos.

Di­cho en tér­mi­nos más prác­ti­cos, el IoT con­si­de­ra

ele­men­tos co­mo lo son sen­so­res, red de trans­por­te de la in­for­ma­ción y un ad­mi­nis­tra­dor de los da­tos pa­ra re­ci­bir e in­ter­pre­tar la in­for­ma­ción de los múl­ti­ples sen­so­res. To­dos es­tos ele­men­tos de­ben tra­ba­jar en ar­mo­nía, tan­to en­tre ellos mis­mos co­mo con otros ele­men­tos ex­ter­nos, en­ton­ces ¿có­mo debe ser su com­por­ta­mien­to de con­su­mo ener­gé­ti­co?

En prin­ci­pio los sen­so­res pa­ra IoT es­tán di­se­ña­dos pa­ra ope­rar con ba­te­rías y sien­do que trans­mi­ten in­for­ma­ción en pe­río­dos es­pa­cia­dos ba­jo el con­cep­to de aho­rro de ener­gía por re­duc­ción del ciclo de trabajo; van a po­der ofre­cer un gas­to ener­gé­ti­co su­ma­men­te cos­to efec­ti­vo, pu­dien­do tra­ba­jar du­ran­te años con las mis­mas ba­te­rías.

Por otro la­do, des­de el ele­men­to de la red de trans­por­te se uti­li­zan las co­no­ci­das LPWAN o “Low Po­wer Wi­de Area Net­works”, que son re­des que per­mi­ten un ba­jo con­su­mo de ener­gía en un área de co­ber­tu­ra am­plia, tam­bién co

no­ci­da co­mo lar­ga dis­tan­cia, la lar­ga dis­tan­cia nos per­mi­te dar co­ber­tu­ra a una can­ti­dad ma­yor de sen­so­res por ca­da ra­dio ba­se del LPWAN; lo cual im­pac­ta de for­ma po­si­ti­va la de­man­da a la in­fra­es­truc­tu­ra eléc­tri­ca, en­ton­ces lo que su­ce­de es que la co­mu­ni­ca­ción en­tre sen­sor y LPWAN es por me­dio de en­vió y re­ci­bo de pe­que­ños pa­que­tes de in­for­ma­ción a in­ter­va­los po­co fre­cuen­tes.

To­da la so­lu­ción de ad­mi­nis­tra­ción de da­tos o “de­vi­ce ma­na­gers” se alo­ja en la nu­be, con lo cual el clien­te fi­nal no debe in­ver­tir en un da­ta cen­ter pro­pio ni si­quie­ra en am­plia­cio­nes de cómpu­to o al­ma­ce­na­mien­to que re­dun­da­rían en ma­yo­res con­su­mos de ener­gía eléc­tri­ca.

Es por ello, que el IoT es una so­lu­ción re­vo­lu­cio­na­ria y de cos­to efec­ti­va en to­das sus lí­neas de con­su­mo. In­clu­so de­be­mos con­si­de­rar que el IoT va a su­plan­tar so­lu­cio­nes le­ga­das exis­ten­tes, mis­mas que ac­tual­men­te pre­sen­tan al­tas de­man­das de ener­gía, con lo cual las im­ple­men­ta­cio­nes bien apli­ca­das le de­be­rían brin­dar aho­rros en cos­tos ope­ra­ti­vos a los clien­tes fi­na­les y a las en­ti­da­des pro­vee­do­ras de ser­vi­cios pú­bli­cos.

De­be­mos te­ner en con­si­de­ra­ción que LPWAN es un tér­mino ge­ne­ral, exis­ten di­fe­ren­tes nor­mas y tec­no­lo­gías en com­pe­ten­cia ba­jo ese con­cep­to. Den­tro de los es­tán­da­res y tec­no­lo­gías LPWAN que com­pi­ten se in­clu­yen: Sig­fox, Lo­Ra, In­ge­nu, Weightless y Symp­hon­yLink, aun­que exis­ten otros.

Exis­te de for­ma co­la­te­ral otro be­ne­fi­cio del +o6 en la so­cie­dad, pen­se­mos en una de sus apli­ca­cio­nes más prác­ti­ca; el apo­yo pa­ra la ca­de­na de dis­tri­bu­ción y abas­to. En la ca­de­na de dis­tri­bu­ción exis­ten múl­ti­ples ta­reas que cum­plir, sien­do una de las prin­ci­pa­les pro­veer del pro­duc­to a los pun­tos de ven­ta en tiem­po y for­ma, pa­ra es­to se em­plean vehícu­los que trans­por­tan los in­su­mos y de­ben ir de pun­to en pun­to ve­ri­fi­can­do las ne ce­si­da­des de ca­da clien­te, en vez de es­to el IoT nos per­mi­te ha­cer en­tre­gas so­li­ci­ta­das y ba­Lo con­fir­ma­ción. Es de­cir que la flo­ta de dis­tri­bu­ción aho­ra se­rá más efi­cien­te en el uso de su tiem­po pe­ro tam­bién en el con­su­mo de com

bus­ti­ble pa­ra pro­veer de los pro­duc­tos a sus clien­tes.

Con lo an­te­rior, se ge­ne­ran aho­rros no so­lo eco­nó­mi­cos sino de des­gas­te al me­dio am­bien­te por­que se apli­can ru­tas más efec­ti­vas e in­clu­so se pue­den dis­mi­nuir las emi­sio­nes de car­bono al me­dio am­bien­te.

Pa­ra las re­gio­nes ru­ra­les o muy ale­ja­das de las ur­bes, exis­ten so­lu­cio­nes de IoT que uti­li­zan ener­gía so­lar y se pre­vé que en cor­to pla­zo se uti­li­cen apli­ca­cio­nes con ener­gía eólica (apo­ya­dos en pe­que­ñas tur­bi­nas ac­cio­na­das por ai­re), con es­to las apli­ca­cio­nes se ven be­ne­fi­cia­das por no de pen­der de su­mi­nis­tro eléc­tri­co re­gu­lar e in­clu­so fun­cio­nar en con­di­cio­nes ex­tre­mas y en en­tor­nos agres­tes.

Ven­ta­jas del IoT

La fle­xi­bi­li­dad e in­no­va­ción le per­mi­ten al IoT po­der fun­cio­nar y ope­rar de ma­ne­ras muy di­fe­ren­tes a las tec­no­lo­gías del pa­sa­do, que in­clu­so no eran via­bles por re­que­rir gran­des in­ver­sio­nes en in­fra­es­truc­tu­ra y con­su­mo ener­gé­ti­co.

Los cos­tos siem­pre se­rán im­por­tan­tes en los aná­li­sis fi­nan­cie­ros de las em­pre­sas, pe­ro el IoT es­tá cam­bian­do la fór­mu­la por­que es­tá crean­do nue­vas opor­tu­ni­da­des pa­ra que las em­pre­sas me­jo­ren sus ser­vi­cios, ob­ten­gan in­for­ma­ción co­mer­cial, me­jo­ren los pro­ce­sos y di­fe­ren­cien sus ofer­tas.

To­da es­ta in­no­va­ción apli­ca­da de for­ma prác­ti­ca a las com­pa­ñías les de­be­rá im­pac­tar de for­ma po­si­ti­va en sus di­ná­mi­cas y ge­ne­rar aho­rros en di­fe­ren­tes ru­bros, in­clu­yen­do uno muy im­por­tan­te que es el gas­to por con­su­mo ener­gé­ti­co. El IoT nos per­mi­ti­rá cam­biar la ex­pe­rien­cia del clien­te, pe­ro sin im­pac­tar los gas­tos ope­ra­ti­vos, ni re­que­rir ma­yo­res in­ver­sio­nes en in­fra­es­truc­tu­ra.

De ca­ra a la au­to­ma­ti­za­ción de es­pa­cios tam­bién co­no­ci­da co­mo do­mó­ti­ca, el IoT ofre­ce re­sol­ver pro­ble­mas de aho­rro ener­gé­ti­co por me­dio del uso ade­cua­do en Ilu­mi­na­ción y ali­men­ta­ción eléc­tri­ca en dis­po­si­ti­vos, es de­cir to­do ese gas­to sin sen­ti­do de lu­ces sin ocu­pan­tes en los am­bien­tes o te­le­vi­so­res fun­cio­nan­do sin que na­die los ob­ser­ve.

Es­to de­be­rían ser co­sa del pa­sa­do, da­do que el IoT per­mi­te con­tro­lar las fuen­tes de ali­men­ta­ción e in­clu­so ge­ne­rar hu­sos ho­ra­rios pro­gra­ma­dos a con­ve­nien­cia y ne­ce­si­dad de ca­da per­so­na; lo­gran­do con es­to ha­cer más efi­cien­tes los re­cur­sos in­clu­so si el usua­rio no se per­ca­te de que de­jó una luz o dis­po­si­ti­vo fun­cio­nan­do sin una ne­ce­si­dad real de uso.

En es­ta lí­nea se es­tá sus­ten­ta­do en sis­te­mas y apli­ca­cio­nes que com­ple­men­tan a los di­fe­ren­tes dis­po­si­ti­vos e ins­ta­la­cio­nes tra­di­cio­na­les, brin­dán­do­nos su con­trol e in­te­gra­ción.

Si con­si­de­ra­mos el IoT pa­ra su uso en edi­fi­cios in­te­li­gen­tes, sus apli­ca­cio­nes se­rán de lar­go al­can­ce y be­ne­fi­cio, sien­do que po­dre­mos dar se­gui­mien­to y con­trol de equi­pos o ac­ti­vos, ad­mi­nis­trar las con­di­cio­nes de vi­da, pre­de­cir con pre­ci­sión las ne­ce­si­da­des de man­te­ni­mien­to. Mo­ni­to­rear las con­di­cio­nes am­bien­ta­les en edi­fi­cios re­si­den­cia­les o de ofi­ci­nas, sa­las de ser­vi­do­res y bo­de­gas; con­trol de luz, tem­pe­ra­tu­ra, hu­me­dad y de­tec­ción de mo­vi­mien­to, con lo cual se re­du­ci­rán cos­tos ope­ra­ti­vos en to­dos sus ru­bros in­clu­yen­do los gas­tos de ener­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.