Ac­cio­nes: ¿Qué po­de­mos ha­cer con la Ciu­dad?

Domus en Español Costa Rica - - Archivo -

Archivo re­ve­la las ac­ti­vi­da­des e in­ves­ti­ga­cio­nes man­te­ni­das por ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y pri­va­das .

Ac­ción 60

Si hoy pu­dié­se­mos de­ci­dir qué es un ca­mino pú­bli­co, ¿Cuán­to es­pa­cio nos gus­ta­ría asig­nar a las bi­ci­cle­tas?

El Ur­ban Re­pair Squad, (Equi­po de Re­pa­ra­ción Ur­ba­na) de To­ron­to, es­ta­ba can­sa­do de es­pe­rar a que las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les crea­ran ca­rri­les ade­cua­dos pa­ra bi­ci­cle­tas; y co­men­zó a es­ta­ble­cer su pro­pia in­fra­es­truc­tu­ra de bri­co­la­je, in­vi­tan­do a otros a to­mar me­di­das con­tra la cul­tu­ra del au­to­mó­vil.

Ca­rril de bi­ci­cle­tas

To­ron­to, mar­zo de 2006 Fo­to: Mar­tin Reis

De­re­cho de au­tor: Ma­tin Reis

02 Ac­ción 74

¿Qué pa­sa­ría si te le­van­ta­ras una ma­ña­na con una manada de va­cas fren­te a tu puer­ta?

Cow The Ud­der Way fue una pro­vo­ca­ción ur­ba­na, ba­jo la for­ma de una es­tra­te­gia de co­mu­ni­ca­ción in­di­rec­ta. El pro­yec­to pro­pu­so un uso al­ter­na­ti­vo pa­ra un lo­te va­cío de Tox­teth, un área del área cen­tral de Li­ver­pool, tra­yen­do al lu­gar diez va­cas le­che­ras du­ran­te nue­ve días. El pro­yec­to desafió a los re­si­den­tes a pro­po­ner nue­vos des­ti­nos a los si­tios y a que de­mos­tra­ran que eran apro­pia­dos.

Va­cas que ha­bi­tan en un lo­te ur­bano

Tox­teth, ju­nio de 2005

Fo­to: Cow The Ud­der Way De­re­cho de au­tor: Cow The Ud­der Way

03 Ac­ción 33

¿Quién di­ce que un te­cho no pue­de con­ver­tir­se en un to­bo­gán?

Des­de que fue cons­trui­do, en 1954, el pa­be­llón Lu­cas No­guei­ra Gar­cez di­se­ña­do por Os­car Nie­me­yer, en el Par­que Ibi­ra­pue­ra de São Pau­lo, en Bra­sil, fue uti­li­za­do por los jó­ve­nes aven­tu­re­ros co­mo un pa­tio de jue­gos. Co­no­ci­do lo­cal­men­te co­mo la oca, el pa­be­llón al­ber­ga un mu­seo y un es­pa­cio de ex­po­si­cio­nes, pe­ro lo que re­ci­be la ma­yor aten­ción es el te­cho, ideal pa­ra ser usa­do co­mo un to­bo­gán. Aun­que las se­ña­les im­pi­den a los vi­si­tan­tes del par­que tre­par al te­cho y la po­li­cía es­tá lis­ta pa­ra ahu­yen­tar­los, la su­per­fi­cie de con­cre­to es irresistible.

Ado­les­cen­tes en la Oca

São Pau­lo, Bra­sil, 2005

Fo­to: Ci­ro Mi­guel

De­re­cho de au­tor: Ci­ro Mi­guel

04 Ac­ción 52

¿Al­gu­na vez has acam­pa­do en la ca­lle, en una car­pa dis­fra­za­da de au­to­mó­vil? El pro­yec­to (P) LOT, de Mi­chael Ra­ko­witz, con­sis­te en una car­pa con for­ma de au­to­mó­vil que de­vuel­ve al pea­tón un es­pa­cio de es­ta­cio­na­mien­to al cos­ta­do de la ca­rre­te­ra.

Cons­trui­do con una car­pa de dos pla­zas nor­mal y un cu­bre au­to­mó­vil que se pue­de ad­qui­rir en una tien­da, pue­de re­pro­du­cir cual­quier mo­de­lo de au­to­mó­vil, pa­ra com­bi­nar con los es­ti­los y gus­tos na­cio­na­les.

(P) LOT Mi­ni Cooper Va­riant, 2004

Fo­to: Ma­nue­la Am­mer Cortesía de Mi­chael Ra­ko­vitz

Pro­yec­tos Lom­bard-freid

05 Ac­ción 12

¿Co­mer ali­men­tos sa­ca­dos del con­te­ne­dor de ba­su­ra? Las nor­mas de hi­gie­ne ali­men­ta­ria no per­mi­ten que los pun­tos de ven­ta de ali­men­tos ven­dan o, en al­gu­nos ca­sos, ni si­quie­ra re­ga­len, los pro­duc­tos que ya pa­sa­ron la fe­cha de ca­du­ci­dad.

Ade­más, mu­chas fru­tas y ver­du­ras se des­car­tan por ra­zo­nes es­té­ti­cas. Quie­nes hur­gan en los con­te­ne­do­res y los free­gans (per­so­nas que re­cha­zan el con­su­mis­mo y el des­pil­fa­rro) rom­pen el cir­cui­to de es­te flu­jo de desechos al reabas­te­cer­se de ali­men­tos en los con­te­ne­do­res de desechos que es­tán afue­ra de las tien­das que los ven­den. Ali­men­tos co­mes­ti­bles en­con­tra­dos en­tre la ba­su­ra de un su­per­mer­ca­do de Nue­va York

Mar­zo de 2007

Fo­to: Lorenzo Mo­ra­les De­re­cho de au­tor: Lorenzo Mo­ra­les

06 Ac­ción 54

¿Uti­li­za­rías ar­mas pa­ra crear un jar­dín nue­vo en un lu­gar inusual de la ciu­dad? Plantt­he Pie­ce es un pro­yec­to sim­bó­li­co de pro­duc­ción de ar­mas con se­mi­llas, desa­rro­lla­do por Ch­ris­top­her Hu­mes y Noah Sca­lin. Se pre­pa­ran dos ti­pos de ar­mas, con ar­ci­lla, com­pos­ta­je y se­mi­llas: las mol­dea­das en for­ma de pis­to­la y las bombas es­tán­dar mo­de­la­das a mano, que se ven­den en un so­lo pa­que­te. Es­tán di­se­ña­das pa­ra con­te­ner las se­mi­llas, co­mo una ye­ma de hue­vo y has­ta pue­den in­ter­ac­tuar con el me­dio am­bien­te.

Pis­to­las de se­mi­llas re­cién mol­dea­das, 2004

Fo­to: Ch­ris­top­her Hu­mes De­re­chos de au­tor: Ch­ris­top­her Hu­mes / Plantt­he­pie­ce.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.