SIEM­PRE CON LA CA­BE­ZA PRO­TE­GI­DA

Ejercicio y salud - - SALUD - Por Luis Die­go Qui­rós

UN CAS­CO SE­GU­RO ES LA DI­FE­REN­CIA EN­TRE LA VI­DA Y LA MUERTE PA­RA LOS CICLISTAS. ¿CÓ­MO ES­CO­GER EL ME­JOR?

El es­ti­lo de vi­da saludable es­tá de mo­da en Cos­ta Ri­ca. Ca­da vez más per­so­nas com­pran bi­ci­cle­ta y se lan­zan a las ca­lles pa­ra disfrutar de es­te ma­ra­vi­llo­so de­por­te.

Sin em­bar­go, el cre­cien­te au­ge por los pe­da­les tam­bién im­pli­ca un tris­te saldo de muer­tes en las ca­rre­te­ras. Tan so­lo el año pa­sa­do, cua­ren­ta ciclistas per­die­ron la vi­da mien­tras prac­ti­ca­ban es­ta ac­ti­vi­dad fí­si­ca.

Las au­to­ri­da­des de trán­si­to han he­cho un lla­ma­do a los con­duc­to­res pa­ra que res­pe­ten a los ciclistas y a ellos se les ha pe­di­do que cum­plan con to­das las dis­po­si­cio­nes que exis­ten pa­ra usar di­cho vehícu­lo.

Los cas­cos, sin du­da, son un dis­po­si­ti­vo que pue­de sig­ni­fi­car la di­fe­ren­cia en­tre la vi­da y la muerte. Los ciclistas tam­bién es­tán ex­pues­tos

a su­frir caí­das, oca­sio­nan­do le­sio­nes gra­ves o in­ca­pa­ci­dad a lar­go pla­zo. Un cas­co no pue­de evi­tar esas cir­cuns­tan­cias, pe­ro sí pue­de re­du­cir las con­se­cuen­cias.

“El cas­co es pa­ra el ci­clis­ta lo que el cin­tu­rón de se­gu­ri­dad es pa­ra el ocu­pan­te de un vehícu­lo au­to­mo­tor. Es un im­ple­men­to de mi­ti­ga­ción de ac­ci­den­tes. Fun­cio­na pa­ra ami­no­rar el im­pac­to de un ac­ci­den­te, no pa­ra im­pe­dir que su­ce­da”, se­ña­la Da­vid Gó­mez, ci­clis­ta y fun­da­dor de Bi­ci­bus –ONG que brin­da ser­vi­cios de acom­pa­ña­mien­to y ase­so­ría téc­ni­ca pa­ra quie­nes deseen via­jar en bi­ci­cle­ta–.

Un es­tu­dio rea­li­za­do por el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Vial (COSEVI) in­di­ca que los cas­cos de ci­clis­mo son muy efi­ca­ces pa­ra pre­ve­nir le­sio­nes se­rias e in­clu­si­ve la muerte, ya que pre­vie­nen le­sio­nes en la ca­be­za, la ca­ra y el ce­re­bro.

Se­gún es­ta in­for­ma­ción, los cas­cos pue­den re­du­cir en un 45% las le­sio­nes en la ca­be­za, en un 33% las le­sio­nes ce­re­bra­les, en un 27% las le­sio­nes fa­cia­les y en un 29% las le­sio­nes que pro­vo­can la muerte. Una par­te de la ener­gía de un im­pac­to es ab­sor­bi­da por el cas­co, re­du­cien­do de ese mo­do la fuer­za del gol­pe so­por­ta­da por la ca­be­za. La es­truc­tu­ra del cas­co se pue­de da­ñar al ab­sor­ber es­ta ener­gía, por eso es ne­ce­sa­rio que sean de al­ta ca­li­dad.

A sim­ple vis­ta, es­tos dis­po­si­ti­vos son muy pa­re­ci­dos. Lo más im­por­tan­te es que el cas­co sea adap­ta­ble a di­fe­ren­tes ta­ma­ños de ca­be­za, es de­cir, que ten­ga una ca­nas­ta que se ajus­te con una pe­ri­lla en la par­te tra­se­ra, y que la cin­ta de la bar­bi­lla tam­bién sea ajus­ta­ble, di­ce Gó­mez.

“Los agu­je­ros en su ar­ma­zón de­ben ser de un ta­ma­ño que per­mi­ta la ven­ti­la­ción, pe­ro que no de­je des­pro­te­gi­da nin­gu­na par­te de la ca­be­za, en es­pe­cial la par­te tra­se­ra”, agre­ga.

An­te es­ta si­tua­ción, el Ins­ti­tu­to de Nor­mas Téc­ni­cas de Cos­ta Ri­ca (INTECO) es­tá tra­ba­jan­do en el de­sa­rro­llo de una nor­ma téc­ni­ca que de­fi­na los re­qui­si­tos pa­ra que los cas­cos de los ciclistas sean se­gu­ros.

En el co­mi­té que ela­bo­ra­rá la nor­ma na­cio­nal par­ti­ci­pan la Fe­de­ra­ción Costarricense de Ci­clis­mo, el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Cos­ta Ri­ca, LANAMMEUCR y COSEVI, así co­mo Spe­cia­li­zed Cos­ta Ri­ca, Sprin­ter, Gru­po Pa­zos, To­rino del Es­te y Con­su­mi­do­res de Cos­ta Ri­ca (CONCORI).

Co­mo do­cu­men­to de re­fe­ren­cia es­tá ana­li­zan­do una nor­ma eu­ro­pea pa­ra de­ter­mi­nar si se pue­de o no ajus­tar y apli­car a nues­tras con­di­cio­nes.

UN CAS­CO SE­GU­RO PUE­DE RE­DU­CIR HAS­TA EN UN 45% LAS LE­SIO­NES EN LA CA­BE­ZA DE LOS CICLISTAS

Ya sea pa­ra ci­clis­mo de­por­ti­vo o re­crea­ti­vo, el cas­co es el prin­ci­pal com­po­nen­te de se­gu­ri­dad.

Los cas­cos de ci­clis­mo son muy efi­ca­ces pa­ra pre­ve­nir le­sio­nes se­rias e in­clu­si­ve la muerte.

En po­co tiem­po, Cos­ta Ri­ca con­ta­rá con una nor­ma téc­ni­ca que de­fi­na los re­qui­si­tos pa­ra que los cas­cos de los ciclistas sean se­gu­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.