Eu­ge­nia Acu­ña: Una em­pre­sa­ria con sen­ti­do Mon­tes­so­ri

“Ase­gu­ra que un pi­lar fun­da­men­tal pa­ra cum­plir sus sue­ños ha si­do su es­po­so”

EKA - - Contenido -

Eu­ge­nia es psi­co­pe­da­go­ga, pu­bli­cis­ta y Guía Mon­tes­so­ri cer­ti­fi­ca­da de pro­fe­sión, tie­ne 43 años es ma­dre de tres ado­les­cen­tes, Rafael de 16, San­tia­go de 14 y To­más de 11, es­po­sa ha­ce 20 años y ade­más de em­pre­sa­ria exi­to­sa. Su em­pren­di­mien­to ini­cia cuan­do de­be regresar a tra­ba­jar tras dis­fru­tar la li­cen­cia de ma­ter­ni­dad de su pri­mer hi­jo, en­con­trar un lu­gar idó­neo pa­ra que se en­car­guen del pe­que­ño le ha­ce dar­se cuen­ta que las op­cio­nes que te­nía en aquel mo­men­to no eran de su agra­do. El pro­ble­ma es que Rafael ya es­ta­ba en bra­zos y el tiem­po apre­mia­ba, co­no­ce­do­ra y aman­te de la fi­lo­so­fía Mon­tes­so­ri pues años atrás se ha­bía cer­ti­fi­ca­do co­mo guía en es­ta, y en con­jun­to con su es­po­so em­pie­zan a pre­gun­tar­se si, ini­ciar un ne­go­cio en­fo­ca­do en es­te ti­po de en­se­ñan­za, era la op­ción que ne­ce­si­ta­ban pa­ra sol­ven­tar no so­lo su ne­ce­si­dad de cui­do, sino ayu­dar a otras fa­mi­lias en la difícil ta­rea de de­le­gar a sus hi­jos des­de pe­que­ños.

Y así lo hi­cie­ron, aun­que no te­nían idea de los desafíos que ten­drían que en­fren­tar pa­ra con­se­guir te­ner su cen­tro edu­ca­ti­vo en fun­cio­na­mien­to, re­cuer­da Eu­ge­nia que, uno de los re­tos prin­ci­pa­les fue lo­grar ad­qui­rir un ba­lan­ce en­tre tra­mi­to­lo­gía pa­ra abrir el ne­go­cio de la mano con su pe­que­ño hi­jo y sie­te me­ses de em­ba­ra­zo. Pe­ro to­do pu­do ser su­pe­ra­do, trá­mi­tes, per­mi­sos, cons­truc­ción, pro­ce­sos de ma­trí­cu­la e in­clu­so capacitación de do­cen­tes, Mon­tes­so­ri Learn­ning Cen­ter vio la luz y es­te año ya cum­pli­rá en el mes de oc­tu­bre 15 años de es­tar en el mer­ca­do po­si­cio­na­do co­mo uno de los

cen­tros edu­ca­ti­vos fa­vo­ri­tos en el es­te del país. Ape­ga­dos a la fi­lo­so­fía Mon­tes­so­ri cuen­tan con gru­pos di­vi­di­dos en gru­pos de eda­des mix­tas los cua­les com­pren­den: de 0 a 18 me­ses (Ni­do) es­te con un ra­dio má­xi­mo de 6 ni­ños con un cui­da­dor a car­go, de 18 a 36 me­ses (Co­mu­ni­dad in­fan­til) con má­xi­mo 14 ni­ños y un cui­da­dor a car­go ca­da 6 in­fan­tes y Ca­sa de Ni­ños que com­pren­de ni­ños des­de los 36 me­ses has­ta los 6 años.

Ade­más lo­gró que su em­pren­di­mien­to se con­vir­tie­ra en uno de los po­cos a ni­vel na­cio­nal con la de­sig­na­ción de “Cen­tro de For­ma­ción Mon­tes­so­ri” lo cual le per­mi­te ca­pa­ci­tar a maes­tras y otor­gar­les el cer­ti­fi­ca­do co­mo: Téc­ni­cas Mon­tes­so­ri de 0 a 3 años. Ac­tual­men­te 20 mu­je­res aman­tes de la edu­ca­ción es­tán en pro­ce­so de cer­ti­fi­ca­ción.

Otro de los as­pec­tos que la ha­ce sen­tir­se rea­li­za­da es ver có­mo día a día pue­de ayu­dar­le a mu­chas fa­mi­lias en el difícil pro­ce­so de des­ape­go que no es so­lo del ni­ño “des­ape­gar­se es una cues­tión múl­ti­ple, no so­lo el ni­ño es­tá de­jan­do su lu­gar “se­gu­ro” por primera vez, de­trás hay una ma­dre preo­cu­pa­da por de­jar­lo a car­go de al­guien más, y que mi em­pre­sa sea esa he­rra­mien­ta que brin­da cui­da­do, bie­nes­tar y se­gu­ri­dad a las fa­mi­lias, es al­go muy sa­tis­fac­to­rio pa­ra mí” agre­ga com­pla­ci­da la em­pre­sa­ria.

El mé­to­do Mon­tes­so­ri na­ció de la idea de ayu­dar al ni­ño a ob­te­ner un de­sa­rro­llo in­te­gral, pa­ra lo­grar un má­xi­mo gra­do en sus ca­pa­ci­da­des in­te­lec­tua­les, fí­si­cas y es­pi­ri­tua­les. Por ello, se tra­ba­ja so­bre ba­ses cien­tí­fi­cas en re­la­ción con el de­sa­rro­llo fí­si­co y psí­qui­co del ni­ño y es al­go que Eu­ge­nia y su per­so­nal prac­ti­ca a dia­rio en el cen­tro edu­ca­ti­vo, “me preo­cu­pa en primera ins­tan­cia que el ni­ño no llo­re, que no su­fra, ya des­pués que se apren­da los co­lo­res” co­men­ta con­ven­ci­da de que al ni­ño es ur­gen­te res­pe­tar­le sus pro­ce­sos, sus tiem­pos, re­for­zar­le sus ha­bi­li­da­des y des­tre­zas, nin­gún ni­ño es igual a otro, pe­ro si to­dos com­par­ten su va­lía y ca­pa­ci­dad, eso hay que apro­ve­char­lo y po­ten­ciar­lo.

Eu­ge­nia Acu­ña, pro­pie­ta­ria Mon­tes­so­ri Lear­ning Cen­ter 2272-4997,Cu­rri­da­bat

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.