Em­pren­de­do­res na­cio­na­les le apues­tan a ven­tas en lí­nea

EKA - - Con­te­ni­do -

Em­pren­de­do­res ti­cos le apues­tan a ven­der en lí­nea

The Ba­biescr un ca­so na­cio­nal de éxi­to en ven­tas por in­ter­net

Con el pa­sar de los días to­do apun­ta a que ca­da vez son más las per­so­nas que se abo­can a com­prar por in­ter­net, al­gu­nas de las ra­zo­nes por las cua­les, ca­da vez más per­so­nas pre­fie­ren las com­pras en lí­nea son el aho­rro de tiem­po, la fa­ci­li­dad de en­tre­gas en si­tio, evi­tar con­ges­tio­na­mien­to vial e in­clu­so la fa­ti­ga de ca­mi­nar ho­ras y ho­ras en la bús­que­da de ar­tícu­los que aho­ra es po­si­ble en­con­trar con tan so­lo ha­cer “clic”.

Nos fui­mos a bus­car un ca­so exi­to­so de em­pren­de­du­ris­mo di­gi­tal que ade­más fue­ra na­cio­nal y con­ver­sa­mos con Jor­ge Var­gas Gu­tie­rrez, pro­pie­ta­rio de Ba­biescr, una tien­da en lí­nea de­di­ca­da a la ven­ta de ar­tícu­los pa­ra los más pe­que­ños de la ca­sa, él nos co­men­tó un po­co acer­ca de la ex­pe­rien­cia y los re­tos de em­pren­der una tien­da vir­tual y ¿có­mo ha lo­gra­do ob­te­ner éxi­to?

¿Qué ti­po de ne­go­cio en lí­nea es el que us­ted tie­ne?

TheBa­bies.CR es una tien­da cien por cien­to en lí­nea, de­di­ca­da a la dis­tri­bu­ción de ro­pa y ar­tícu­los pa­ra be­bés, nos ca­rac­te­ri­za­mos por la fa­ci­li­dad y agi­li­dad en nues­tro pro­ce­so de com­pra y por la ra­pi­dez en las en­tre­gas a to­do el país.

¿Ha­ce cuán­to tiem­po es­tán en el mer­ca­do y por­que de­ci­dió op­tar por una tien­da en lí­nea y no una fí­si­ca?

Iniciamos ope­ra­cio­nes en el 2015, nos pro­pu­si­mos desa­rro­llar una tien­da cien por cien­to en lí­nea ba­sa­dos en ex­pe­rien­cias pre­vias, es­to, pa­ra in­cur­sio­nar en el mer­ca­do de una ma­ne­ra in­no­va­do­ra sim­pli­fi­can­do el pro­ce­so de com­pra con el uso de he­rra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas a la mano de to­dos y apro­ve­chan­do el au­ge de las com­pras en lí­nea.

¿Cuá­les son los as­pec­tos más im­por­tan­tes a eva­luar cuan­do se em­pren­de una tien­da vir­tual? (lo­gís­ti­cos y ope­ra­cio­na­les)

El pre­su­pues­to por­que es­te de­fi­ne las tec­no­lo­gías a uti­li­zar en el si­tio web, des­de el ser­vi­dor más pre­ci­so has­ta los len­gua­jes de pro­gra­ma­ción uti­li­za­dos en el si­tio. El pro­duc­to o ser­vi­cio a ofre­cer, ya que, no son to­dos los pro­duc­tos los que se pue­den ofre­cer de óp­ti­ma ma­ne­ra a tra­vés de in­ter­net.

¿Cuá­les son los be­ne­fi­cios y las des­ven­ta­jas de las tien­das vir­tua­les?

Den­tro de los múl­ti­ples be­ne­fi­cios po­de­mos ci­tar que nues­tra tien­da se­rá vis­ta y po­drá ser vi­si­ta­da por cual­quier per­so­na de Cos­ta Ri­ca y el mun­do, te­nien­do al al­can­ce de po­cos clicks to­dos nues­tros pro­duc­tos, in­gre­san­do a nues­tra tien­da du­ran­te las vein­ti­cua­tro ho­ras

del día los tres­cien­tos se­sen­ta y cin­co días del año a tra­vés de cual­quier dis­po­si­ti­vo que cuen­te con una co­ne­xión a in­ter­net. Ma­yor di­fe­ren­cia de una tien­da fí­si­ca que tie­nen ho­ra­rios li­mi­ta­dos.

El ini­cio es un po­co más di­fí­cil en el sen­ti­do de la con­fian­za, ya que, los clien­tes sien­ten un re­ce­lo al com­prar de una ma­ne­ra di­fe­ren­te a la tra­di­cio­nal, por­que en es­te mo­de­lo el clien­te es­pe­ra el pro­duc­to en lu­gar de ir a bus­car­lo.

¿Có­mo le ga­ran­ti­za al clien­te com­pras se­gu­ras en lí­nea?

Uti­li­zan­do las úl­ti­mas tec­no­lo­gías en pro­ce­sa­mien­to de da­tos, nues­tro si­tio web uti­li­za pro­to­co­los que en­crip­tan la in­for­ma­ción, adi­cio­nal­men­te el pro­ce­sa­mien­to del pa­go es rea­li­za­do por las más gran­des ins­ti­tu­cio­nes ban­ca­rias es­ta­ta­les del país. Se ga­ran­ti­za tam­bién la pri­va­ci­dad y se­gu­ri­dad de los da­tos su­mi­nis­tra­dos por los clien­tes me­dian­te ri­gu­ro­sas po­lí­ti­cas de pri­va­ci­dad. Ade­más nues­tro pro­ce­so es­tá en me­jo­ra con­ti­nua pa­ra rea­li­zar la en­tre­ga de la com­pra en el me­nor tiem­po po­si­ble, in­for­man­do de ca­da pa­so al clien­te me­dian­te su co­rreo elec­tró­ni­co.

Cuén­te­nos ¿cuá­les son los ma­yo­res obs­tácu­los que co­mo em­pren­de­dor ha te­ni­do que su­pe­rar pa­ra lo­grar el éxi­to?

El ca­pi­tal, lu­char con­tra la for­ma tra­di­cio­nal de com­pra y la des­con­fian­za del pú­bli­co an­te un nue­vo y cre­cien­te mo­de­lo de com­pra en el país. Au­na­do a es­to, los re­qui­si­tos y tra­mi­to­lo­gía pa­ra ini­ciar un ne­go­cio son ri­gu­ro­sos y se cuen­ta con po­ca asis­ten­cia en el pro­ce­so. Sin em­bar­go, po­co a po­co y con es­fuer­zo se sol­ven­tan las di­fi­cul­ta­des.

¿Sus­ti­tui­rá el co­mer­cio en lí­nea al con­ven­cio­nal?

Sus­ti­tuir no, pe­ro si des­pla­za­rá a un se­gun­do plano el mo­de­lo tra­di­cio­nal de com­pra. El mo­de­lo en lí­nea per­mi­te la dis­po­ni­bi­li­dad 24/7 así co­mo tam­bién eli­mi­na las fron­te­ras y se pue­de ac­ce­der a clien­tes y pro­duc­tos en cual­quier par­te del mun­do.

Una tien­da que ofre­ce to­do lo que su be­bé ne­ce­si­taTel: 8943-0112

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.