¿Qué nos fal­ta pa­ra eli­mi­nar el plás­ti­co?

Exis­ten avan­ces im­por­tan­tes, pe­ro la ofer­ta de sus­ti­tu­tos efi­cien­tes aún es es­ca­sa

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Jés­si­ca I. Mon­te­ro So­to jes­si­ca.mon­te­[email protected]­fi­nan­cie­rocr.com

El 23 de oc­tu­bre se lan­zó un pro­yec­to que per­mi­ti­rá apro­ve­char has­ta 40 to­ne­la­das dia­rias de plás­ti­cos no va­lo­ri­za­bles en el desa­rro­llo de ma­te­ria­les de cons­truc­ción, con el apo­yo de re­pre­sen­tan­tes de em­pre­sas y go­bierno.

En pa­ra­le­lo, ha­ce po­co más de un año es­tá en ope­ra­ción en Cos­ta Ri­ca una es­tra­te­gia pa­ra eli­mi­nar el uso de esos ma­te­ria­les.

Am­bos ob­je­ti­vos cuen­tan con apo­yo es­ta­tal y de di­fe­ren­tes or­ga­ni­za­cio­nes pri­va­das y so­cia­les. Pa­re­ce con­tra­dic­to­rio, pe­ro en reali­dad son es­fuer­zos com­ple­men­ta­rios: es po­si­ble que en el con­su­mo in­di­vi­dual, ca­da per­so­na to­me de­ci­sio­nes pa­ra re­du­cir al mí­ni­mo e in­clu­so eli­mi­nar to­dos los usos de los plás­ti­cos de los ti­pos 1 al 7.

Por aho­ra, el de­sa­fío im­po­si­ble es­tá en el sec­tor pro­duc­ti­vo. “En es­te mo­men­to hay plás­ti­cos que no po­de­mos eli­mi­nar”, sen­ten­ció Karla Cha­ves, em­pren­de­do­ra so­cial, di­rec­to­ra de Eco­lo­nes y par­te de la alian­za pa­ra usar plás­ti­cos en los ma­te­ria­les que pro­du­ce Gru­po Pe­dre­gal.

El pro­yec­to con­sis­te en aco­piar plás­ti­cos no va­lo­ri­za­bles (de los ti­pos 3 al 7, que tie­nen po­co o nin­gún mer­ca­do en el país) y tras un pro­ce­so nue­vo –que se en­cuen­tra en vías de ser pa­ten­ta­do en Es­ta­dos Uni­dos– con­ver­tir­los en are­na plás­ti­ca. Es­te ma­te­rial se pue­de usar en blocks, ado­qui­nes, mor­te­ros y pro­duc­tos si­mi­la­res.

Pe­dre­gal apor­ta la tec­no­lo­gía y la pro­duc­ción, mien­tras Eco­lo­nes brin­da la lo­gís­ti­ca y el ac­ce­so a los con­su­mi­do­res.

La afir­ma­ción de Cha­ves so­bre el plás­ti­co se ba­sa en la re­la­ción inocui­dad–efi­cien­cia: la empresaria de­fien­de que al­gu­nos sus­ti­tu­tos fa­llan a la ho­ra de man­te­ner las con­di­cio­nes de hi­gie­ne ne­ce­sa­rias pa­ra cier­tos ali­men­tos. Los ma­te­ria­les que sí al­can­zan las ca­rac­te­rís­ti­cas desea­das, co­mo el vi­drio, ele­va­rían sen­si­ble­men­te los cos­tos de pro­duc­ción o de lo­gís­ti­ca, y el pre­cio fi­nal.

Ima­gi­ne una em­pre­sa ex­por­ta­do­ra que use vi­drio en lu­gar de plás­ti­co pa­ra trans­por­tar sus pro­duc­tos en con­te­ne­do­res: no es via­ble. Y en la co­yun­tu­ra de des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca e in­cer­ti­dum­bre fiscal que vi­ve el país, el te­ma de cos­tos y pre­cios au­men­ta su re­le­van­cia.

Mar­co Lu­co­ni, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Cá­ma­ra Cos­ta­rri­cen­se de la In­dus­tria del Plás­ti­co (Aci­plast), tam­bién ha­bía ad­ver­ti­do a EF an­te­rior­men­te so­bre esa­cuer­pan te te­ma: ade­más de las preo­cu­pa­cio­nes re­la­cio­na­das con la inocui­dad y los cos­tos, Lu­co­ni se­ña­ló que to­do nue­vo pro­ce­so tie­ne im­pac­to am­bien­tal. Por ejem­plo, pro­du­cir una op­ción or­gá­ni­ca de re­si­na (ba­se pa­ra la fa­bri­ca­ción de pro­duc­tos plás­ti­cos) pro­vo­ca­ría pre­sión am­bien­tal y so­cial.

La ra­zón es que pa­ra al­can­zar la can­ti­dad de es­ta ma­te­ria pri­ma que de­man­da el mer­ca­do ac­tual del plás­ti­co se ne­ce­si­ta­ría un área de cul­ti­vos ma­yor a la dis­po­ni­ble en to­do el pla­ne­ta, y po­dría pro­vo­car una reorien­ta­ción en el uso de tie­rras que hoy se de­di­can al cul­ti­vo de ali­men­tos.

¿Aci­plast ba­sa su po­si­ción en in­tere­ses co­mer­cia­les? Sí, aun­que lo ha­ce más bien en es­tu­dios lo­ca­les y glo­ba­les. Y otras vo­ces téc­ni­cas in­de­pen­dien­tes tam­bién es­te ra­zo­na­mien­to.

Tres in­ves­ti­ga­do­ras en agroin­dus­tria ali­men­ta­ria, inocui­dad de ali­men­tos y ges­tión am­bien­tal de la Es­cue­la de Agro­ne­go­cios del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Cos­ta Ri­ca (ITCR) afir­man que en ese sec­tor exis­te la es­pe­ran­za de en­con­trar op­cio­nes si­mi­la­res al plás­ti­co, pe­ro aún fal­ta tiem­po.

“La in­ves­ti­ga­ción e in­no­va­ción en em­pa­ques y ma­te­ria­les si­gue avan­zan­do por lo que po­dría lle­gar a ser po­si­ble la sus­ti­tu­ción de em­pa­ques plás­ti­cos en al­gu­na me­di­da en el me­diano pla­zo”, afir­ma­ron en con­jun­to.

La otra voz de res­pal­do es la de Ki­fah Sa­sa, ofi­cial de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble y Re­si­lien­cia del Pro­gra­ma de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra el Desa­rro­llo (PNUD). Sa­sa es el im­pul­sor en el país de la es­tra- te­gia na­cio­nal pa­ra sus­ti­tuir el con­su­mo de plás­ti­cos de un so­lo uso por al­ter­na­ti­vas re­no­va­bles y com­pos­ta­bles.

“En es­te mo­men­to no hay al­ter­na­ti­vas pa­ra el 100% de los pro­duc­tos de plás­ti­co de un so­lo uso, pe­ro es una lis­ta cre­cien­te y hay adi­cio­nes a la ti­po­lo­gía de pro­duc­tos to­dos los días”, co­men­tó.

Mien­tras la in­no­va­ción si­gue su cur­so, la so­cie­dad de­be asu­mir la reali­dad del con­su­mo ac­tual de esos ma­te­ria­les y tra­ba­jar en la pie­za que fal­ta: las so­lu­cio­nes de­fi­ni­ti­vas pa­ra la dis­po­si­ción fi­nal. La pro­pues­ta de Pe­dre­gal y Eco­lo­nes po­dría ser una de es­tas.

Otras op­cio­nes

El plás­ti­co es ba­ra­to, se­gu­ro y abun­dan­te. Son sus prin­ci­pa­les atri­bu­tos, y al mis­mo tiem­po son las ra­zo­nes por las que la ma­la dis­po­si­ción de es­te ma­te­rial es un pro­ble­ma am­bien­tal.

Si bien coin­ci­de con la im­po­si­bi­li­dad de eli­mi­nar to­do el plás­ti­co de in­me­dia­to, Sa­sa di­fie­re con Aci­plast en el te­ma de las re­si­nas or­gá­ni­cas y ase­gu­ra que se es­tá subuti­li­zan­do el po­ten­cial del país pa­ra pro­du­cir plás­ti­cos de un so­lo uso a par­tir de la fi­bra de pi­ña y de coco, en­tre otros.

“Cos­ta Ri­ca pro­du­ce cer­ca de $1.000 mi­llo­nes de dó­la­res al año en in­gre­sos por la ex­por­ta­ción de pi­ña, pe­ro si esas 58.000 hec­tá­reas de pi­ña año con año es­ta­mos de­jan­do que se vuel­van un pro­ble­ma en lu­gar de ex­traer la fi­bra (...) no he­mos adop­ta­do la eco­no­mía cir­cu­lar, de es­ti­mu­la­ción y de bús­que­da de al­ter­na­ti­vas”, pun­tua­li­zó Sa­sa.■■

ME­LIS­SA FERNÁNDEZ EF

Es­tos ma­te­ria­les son con­si­de­ra­dos “no va­lo­ri­za­bles” y tie­nen po­cas o nin­gu­na op­ción de re­em­pla­zo en el país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.