“Sin re­for­ma fis­cal es di­fí­cil que se reac­ti­ve la eco­no­mía”

Je­rar­ca anun­cia­ría plan jun­to con me­tas de desa­rro­llo

El Financiero (Costa Rica) - - Finanzas - Ma­ría Est­her Abis­si ma­ria.abis­si@el­fi­nan­cie­rocr.com

La ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca del país ha pa­sa­do por un lar­go pe­rio­do de des­ace­le­ra­ción que, sin el com­por­ta­mien­to al al­za de la cons­truc­ción, se­gui­ría­mos te­nien­do una ten­den­cia a la ba­ja.

Des­de no­viem­bre del 2016, cuan­do el Ín­di­ce Men­sual de Ac­ti­vi­dad Eco­nó­mi­ca cal­cu­la­do por el Ban­co Cen­tral se ubi­có en 4,1%, el in­di­ca­dor ca­yó has­ta lle­gar a su ni­vel más ba­jo, de 2,6% en agos­to del 2017.

Es­te año, la ten­den­cia fue in­te­rrum­pi­da gra­cias a la cons­truc­ción, una de las po­cas ac­ti­vi­da­des que re­gis­tra cre­ci­mien­to.

Mien­tras los or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les co­mo el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal y el Ban­co Mun­dial re­vi­san la pers­pec­ti­va de cre­ci­mien­to de las eco­no­mías mun­dia­les a la ba­ja, el Go­bierno se pre­pa­ra con un plan de reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca a cor­to, me­diano y lar­go plazo pa­ra com­ba­tir es­tos efec­tos.

Sin em­bar­go, hay fac­to­res in­ter­nos y ex­ter­nos que po­drían ju­gar en con­tra.

EF con­ver­só ha­ce unas se­ma­nas con Ed­na Ca­ma­cho, mi­nis­tra coor­di­na­do­ra del Equi­po Eco­nó­mi­co del Go­bierno, pa­ra ha­blar so­bre el plan de reac­ti­va­ción y lo po­si­bles fac­to­res que po­drían re­tra­sar­lo.

–De no apro­bar­se la re­for­ma fis­cal, ¿se es­pe­ra­ría que los sín­to­mas de des­ace­le­ra­ción eco­nó­mi­ca se agu­di­cen?

–So­mos op­ti­mis­tas de que sí ten­dre­mos la re­for­ma. Cues­ta tra­ba­jo pen­sar que no sea así, aun­que cier­ta­men­te hay un pro­ce­so que no es­tá con­clui­do. Si así fue­ra, la in­cer­ti­dum­bre que exis­te hoy y la fal­ta de con­fian­za pa­ra in­ver­tir en el Go­bierno se pro­fun­di­za­rían y eso pro­vo­ca­ría que Ha­cien­da no ten­gan más re­me­dio que pre­sio­nar las ta­sas.

“Eso es al­go que no so­lo afec­ta a Ha­cien­da, sino que afec­ta a to­do el país. Sien­do Ha­cien­da un ac­tor tan im­por­tan­te en el mer­ca­do, su pe­so re­per­cu­ti­ría tam­bién en las em­pre­sas y las per­so­nas, en los cré­di­tos de vi­vien­da o con­su­mo, en­tre otros. Y es evi­den­te que con ta­sas más al­tas se des­in­cen­ti­va­rá la in­ver­sión, lo que afec­ta­rá el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

“Sin re­for­ma, sin du­da es di­fí­cil pen­sar que se reac­ti­ve la eco­no­mía. No so­lo ne­ce­si­ta­mos la re­for­ma por el te­ma fis­cal sino por­que nos da cer­ti­dum­bre, con­fian­za y po­dría­mos re­du­cir las pre­sio­nes en el mer­ca­do”.

–En el otro extremo, si se aprue­ba la re­for­ma fis­cal, ¿cuál es el si­guien­te pa­so pa­ra la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca?

–Los pa­sos pa­ra la reac­ti­va­ción ya se han ve­ni­do dan­do y es­tán plan­tea­dos des­de di­fe­ren­tes áreas por­que es­to re­quie­re de mu­chos ins­tru­men­tos. Los más im­por­tan­tes son par­te de la in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra vial, don­de hay una agen­da de pro­yec­tos muy am­plia que pre­sen­ta­mos ha­ce un mes.

“Es­tos pro­yec­tos tie­nen la ven­ta­ja de que pue­den avan­zar rá­pi­do por­que es­tán apro­ba­dos mon­tos im­por­tan­tes en cré­di­tos ex­ter­nos que se pue­den eje­cu­tar de una vez, ade­más de fon­dos del Co­na­vi.

“Lo se­gun­do es al­go que va a lle­var más tiem­po, pe­ro que ya se es­tá tra­ba­jan­do y es el te­ma de me­jo­rar y sim­pli­fi­car los trá­mi­tes. Sa­be­mos que, en la cons­truc­ción, sec­tor que tie­ne un im­pac­to mul­ti­pli­ca­dor en la eco­no­mía, es­te es un te­ma prio­ri­ta­rio; es­pe­cial­men­te en Se­te­na, es­ta­mos re­vi­san­do el re­gla­men­to y sa­can­do ex­pe­dien­tes que no es­ta­ban re­suel­tos. A la fe­cha se han re­vi­sa­do 900 ex­pe­dien­tes que es­ta­ban pen­dien­tes.

“En cons­truc­ción, he­mos apo­ya­do co­mo go­bierno la pla­ta­for­ma del Co­le­gio de In­ge­nie­ros y Ar­qui­tec­tos pa­ra que to­das las ins­ti­tu­cio­nes que in­ter­vie­nen en el otor­ga­mien­to de per­mi­sos de cons­truc­ción es­tén co­nec­ta­das a esa pla­ta­for­ma. Es­to co­men­za­rá en enero, con vi­vien­da.

“En el área de trá­mi­tes otro fac­tor im­por­tan­te es fa­ci­li­tar el na­ci­mien­to de nue­vas em­pre­sas. Es­to se es­tá tra­ba­jan­do con la ven­ta­ni­lla úni­ca de in­ver­sión de Pro­co­mer, aun­que va a lle­var más tiem­po y es­ta­rá lis­ta con al­gu­nos mó­du­los a me­dia­dos del año en­tran­te.

“La otra área don­de hay una se­rie de ac­cio­nes es en el me­jo­ra­mien­to de la com­pe­ti­ti­vi­dad de las py­mes con más op­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to. En eso hay un pro­yec­to que se lla­ma Py­mes Ex­press que es un ser­vi­cio pa­ra pe­que­ñas em­pre­sas que ven­de de

No so­lo ne­ce­si­ta­mos la re­for­ma por el te­ma fis­cal, sino por­que nos da cer­ti­dum­bre, con­fian­za y po­dría­mos re­du­cir las pre­sio­nes en el mer­ca­do”.

for­ma elec­tró­ni­ca y que ne­ce­si­tan una red de dis­tri­bu­ción que ofre­ce Co­rreos de Cos­ta Ri­ca.

“En py­mes, un te­ma que vie­ne con la re­for­ma es un tra­ta­mien­to ven­ta­jo­so pa­ra que em­pie­cen a de­cla­rar el im­pues­to a la ren­ta. A es­tas se le per­mi­ti­ría que en los pri­me­ros tres años pue­dan pa­gar un mon­to par­cial del im­pues­to. La idea es que pue­dan con­tar con un mon­to más ven­ta­jo­so en el pa­go de la ren­ta so­bre to­do al ini­cio, que es cuan­do las em­pre­sas tie­nen más gas­tos”.

–¿Tie­nen al­gún plan que im­pli­que la sim­pli­fi­ca­ción de los pro­ce­sos del cré­di­to co­mo par­te de la reac­ti­va­ción?

–La­men­ta­ble­men­te el cré­di­to al sec­tor pri­va­do ha cre­ci­do a un ritmo muy len­to y ese cre­ci­mien­to es un re­fle­jo de la des­ace­le­ra­ción. Sin em­bar­go, lo que se per­ci­be es que hay poca de­man­da y no tan­to que los ban­cos no quie­ran pres­tar.

“La idea es que, de lo­grar­se la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca, el cré­di­to crez­ca a un ritmo ma­yor.

“Uno qui­sie­ra que las co­sas sur­tie­ran efec­to muy rá­pi­do pe­ro los efec­tos se dan en el tiem­po. Por una par­te, aun cuan­do es­tén im­ple­men­ta­das, to­man tiem­po.

“Es­ta reac­ti­va­ción acom­pa­ña el pro­ce­so de re­for­ma y que vea­mos los efec­tos de es­to en una me­jor re­cau­da­ción, un me­jor cre­ci­mien­to del cré­di­to al sec­tor pri­va­do y una ma­yor con­tra­ta­ción de per­so­nas, que es al fi­nal lo que más in­tere­sa”.

–¿Cuál es el ideal de cre­ci­mien­to que es­pe­ran?

–Es­to es al­go que te­ne­mos pen­dien­te por anun­ciar. Lo ha­re­mos en las pró­xi­mas se­ma­nas cuan­do se anun­cien las me­tas de desa­rro­llo.

–¿Tie­nen al­gún plan desa­rro­lla­do pa­ra reac­ti­var la eco­no­mía?

–La reac­ti­va­ción tie­ne co­mo pro­pó­si­to po­ten­ciar las opor­tu­ni­da­des de em­pleo; en­ton­ces, uno de los te­mas adi­cio­na­les en los que es­ta­mos tra­ba­jan­do es en có­mo me­jo­rar el per­fil del re­cur­so hu­mano.

“He­mos en­fa­ti­za­do en cor­to plazo las ac­cio­nes pa­ra do­tar de com­pe­ten­cias bi­lin­gües a las per­so­nas y otras ini­cia­ti­vas del INA pa­ra apo­yar a los do­cen­tes y pa­ra co­no­cer el ni­vel de in­glés de los alum­nos con prue­bas y así de­ter­mi­nar cuál es la bre­cha real que hay.

“Nos in­tere­sa que el es­tu­dian­te au­men­te su ex­pe­rien­cia du­ran­te la for­ma­ción, de ma­ne­ra que cuan­do ter­mi­ne el pro­gra­ma de for­ma­ción téc­ni­ca o universitaria, pue­da ac­ce­der a for­ma­ción prác­ti­ca en em­pre­sas y ten­ga po­si­bi­li­da­des de ser con­tra­ta­do. Pa­ra es­to es­ta­mos ac­tuan­do en pro­gra­mas pi­lo­tos con el INA y el MEP con me­ca­nis­mos de for­ma­ción dual.

“Hay un pro­gra­ma pi­lo­to que se lle­ve­rá a ca­bo en­tre el INA, la Cá­ma­ra de In­dus­trias y la Fun­da­ción Kon­rad Ade­nauer pa­ra ca­pa­ci­tar las em­pre­sas so­bre có­mo fun­cio­na la for­ma­ción dual, pa­ra que sir­va con prác­ti­cas”.

–¿Cuá­les son los ries­gos in­ter­nos y ex­ter­nos que po­drían afec­tar el ritmo de la reac­ti­va­ción?

–Los ries­gos ex­ter­nos son fun­da­men­tal­men­te el cre­ci­mien­to de la eco­no­mía mun­dial, so­bre to­do el cre­ci­mien­to de Es­ta­dos Uni­dos y el au­men­to de los pre­cios del pe­tró­leo. Es­to ya ha pa­sa­do y oja­lá que no si­ga, por­que el au­men­to en el pre­cio del pe­tró­leo lo que ha­ce es re­du­cir el di­ne­ro en el bol­si­llo de los cos­ta­rri­cen­ses.

“Esos son fac­to­res ex­ter­nos que afec­tan el con­su­mo y, por tan­to, el po­ten­cial de cre­ci­mien­to.

“In­ter­na­men­te me pa­re­ce que el ma­yor ries­go se da­ría si no se apro­ba­ra la re­for­ma. Eso se­ría muy gra­ve no so­lo pa­ra las fi­nan­zas pú­bli­cas sino pa­ra el cre­ci­mien­to y ge­ne­ra­ción de em­pleo. To­do eso tie­ne una con­se­cuen­cia que se re­su­me en me­nor in­ver­sión y cre­ci­mien­to”.

–¿En cua­les in­dus­trias ve más po­si­ble la reac­ti­va­ción en el me­diano plazo y en cuá­les cree que se­rá más len­to el pro­ce­so?

–Usual­men­te cuan­do hay reac­ti­va­ción ca­si to­dos los sec­to­res tien­den a me­jo­rar, pe­ro cier­ta­men­te dos de los sec­to­res que reac­cio­nan más rá­pi­do son cons­truc­ción y co­mer­cio, aun­que uno es­pe­ra­ría que fue­ra en for­ma pa­re­ja.

“En el ca­so de agri­cul­tu­ra, que de­pen­de fun­da­men­tal­men­te de va­ria­bles ex­ter­nas –por­que hay un com­po­nen­te im­por­tan­te de ex­por­ta­ción–, sí po­drían te­ner un com­ple­men­to vin­cu­la­do a la eco­no­mía mun­dial por­que el co­mer­cio es muy sen­si­ble a los pri­me­ros sín­to­mas de cre­ci­mien­to”.

–¿Pue­de ha­ber un efec­to ne­ga­ti­vo al jun­tar el mo­men­to de la reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca y la re­for­ma fis­cal?

–El ajus­te fis­cal tie­ne un efec­to li­ge­ra­men­te con­trac­ti­vo por­que la gen­te tie­ne me­nos pla­ta, pe­ro cier­ta­men­te se da otro efec­to que ac­túa en la di­rec­ción con­tra­ria y es que ya los agen­tes eco­nó­mi­cos sa­ben que se apro­bó la re­for­ma, co­no­cen las re­glas ba­jo las que se es­ta­ría fun­cio­nan­do y eso les per­mi­te to­mar de­ci­sio­nes.

“La in­cer­ti­dum­bre pro­du­ce un freno en las de­ci­sio­nes de con­su­mo e in­ver­sión, es­pe­ra­mos que la re­for­ma dé con­fian­za y al­gu­nas de­ci­sio­nes que se han pa­ra­li­za­do se reac­ti­ven”.■■

AL­BERT MA­RÍN EF

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.