Fa­briz­zio di­ver­si­fi­ca su ofer­ta

El di­se­ña­dor de mo­das cos­ta­rri­cen­se Fa­briz­zio Be­rro­cal in­cur­sio­na en pren­das fe­me­ni­nas.

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Jés­si­ca I. Mon­te­ro So­to jes­si­ca.mon­te­[email protected]­fi­nan­cie­rocr.com

Las acom­pa­ñan­tes de los clien­tes de Fa­briz­zio Be­rro­cal fue­ron las pri­me­ras en pe­dir­le que di­se­ña­ra tam­bién ro­pa pa­ra mu­jer. Con los años es­ta pre­sión cre­ció y lle­vó al di­se­ña­dor a des­cu­brir un seg­men­to des­aten­di­do por el mer­ca­do.

El po­ten­cial del pú­bli­co fe­me­nino lo im­pul­só a di­ver­si­fi­car su ne­go­cio. La mar­ca Fa­briz­zio Be­rro­cal aho­ra in­clu­ye pren­das pa­ra mu­jer, ac­ce­so­rios per­so­na­li­za­dos y pren­das ca­sua­les, ade­más de su pro­duc­to prin­ci­pal: la ro­pa for­mal pa­ra hom­bres.

Es­ta in­no­va­ción es par­te de un pro­ce­so de cre­ci­mien­to que ex­pe­ri­men­tó la mar­ca du­ran­te el úl­ti­mo año, cuan­do con­so­li­dó su ofer­ta de pie­zas eje­cu­ti­vas pa­ra uso dia­rio, de ro­pa “ca­sual” y de pren­das de pla­ya, to­das pa­ra el mer­ca­do mas­cu­lino.

Tam­bién pu­so en mar­cha una alian­za con ar­te­sa­nos es­pa­ño­les pa­ra con­fec­cio­nar za­pa­tos y bol­sos per­so­na­li­za­dos. Y agre­gó la con­fec­ción de pan­ta­lo­nes de mez­cli­lla a la me­di­da, un ser­vi­cio que con­si­de­ra dis­rup­tor en el mer­ca­do lo­cal. “La ma­yo­ría de la gen­te an­da en jeans y por lo general nun­ca les que­dan bien”, afir­mó.

To­do es­te cre­ci­mien­to se dio a pe­sar de en­fren­tar di­fi­cul­ta­des con el fi­nan­cia­mien­to. Be­rro­cal ya tra­ba­ja en sus pla­nes de ex­pan­sión de cor­to y me­diano pla­zo, sin sa­ber aún có­mo ob­ten­drá el ca­pi­tal pa­ra man­te­ner el rit­mo que el mer­ca­do le pi­de.

“Ser una py­me es la pri­me­ra di­fi­cul­tad, por­que la ma­yo­ría de es­truc­tu­ras fi­nan­cie­ras pa­ra dar­te un prés­ta­mo te pi­den ga­ran­tía fí­si­ca. No­so­tros no te­nía­mos esa ga­ran­tía, en­ton­ces tu­vi­mos que tra­ba­jar pa­ra bus­car una sa­li­da”, re­la­tó. La so­lu­ción fue po­ner a res­pon­der sus equi­pos de tra­ba­jo y acu­dir a una or­ga­ni­za­ción de apo­yo a py­mes pa­ra que com­ple­ta­ra el mon­to pen­dien­te de la ga­ran­tía.

Ex­pe­rien­cia de com­pra

La tien­da nue­va de Be­rro­cal ocu­pa unos 100 me­tros cua­dra­dos en Ave­ni­da Es­ca­zú y re­pre­sen­tó una in­ver­sión de al me­nos $100.000. De fren­te, pa­re­ce una tien­da tra­di­cio­nal de pren­das ready to wear, es de­cir, he­chas por ta­lla y lis­tas pa­ra com­prar y lle­var.

Al pa­sar el mos­tra­dor se en­cuen­tra al­go di­fe­ren­te: dos sa­las pa­ra aten­ción per­so­na­li­za­da, en las que se mezcla con­fec­ción a la me­di­da con ase­so­ría gra­tui­ta de ima­gen. Mar­cas co­mo Britt, Hei­ne­ken y Johnny Wal­ker se su­ma­ron a la ini­cia­ti­va y apor­tan sus pro­duc­tos co­mo re­ga­lías pa­ra los clien­tes.

“En los cen­tros co­mer­cia­les y en las tien­das la gen­te em­pie­za a com­prar más en lí­nea, en­ton­ces hay que dar­les ex­pe­rien­cias pa­ra se­guir­los atra­yen­do”, en­fa­ti­zó Be­rro­cal.

Su pro­pues­ta de di­ver­si­fi­ca­ción rom­pió la ex­clu­si­vi­dad con la que ha­bía tra­ba­ja­do has­ta aho­ra la ma­yo­ría de mar­cas na­cio­na­les: la es­pe­cia­li­za­ción por pú­bli­co (fe­me­nino o mas­cu­lino), por es­ti­lo (for­mal o ”ca­sual”) o con én­fa­sis en ac­ce­so­rios (di­se­ña­do­res úni­ca­men­te de za­pa­tos, por ejem­plo).

En za­pa­tos a la me­di­da, por ejem­plo, Be­rro­cal in­clu­yó des­de

snea­kers (te­nis), ”ca­sua­les”, bo­tas y cal­za­do de ves­tir for­mal. ”Los di­se­ña­mos acá y los con­fec­cio­na­mos en Es­pa­ña. El di­se­ño se ha­ce con el clien­te en nues­tra pla­ta­for­ma di­gi­tal”, ex­pli­có.

Lí­nea pa­ra mu­jer

Des­de que co­men­zó con la mar­ca Fa­briz­zio Be­rro­cal, el di­se­ña­dor cos­ta­rri­cen­se re­ci­bía va­rias ve­ces a la se­ma­na la mis­ma con­sul­ta: “¿Cuán­do vas a ha­cer ro­pa pa­ra mu­je­res?”.

“A di­fe­ren­cia de otras tien­das, que to­das pri­me­ro ha­cen la lí­nea de mu­jer y a par­tir de ahí pe­que­ñas cáp­su­las de ro­pa de hom­bre, no­so­tros te­ne­mos in­fluen­cia de ro­pa mas­cu­li­na en la fe­me­ni­na. Eso le ha gus­ta­do a las mu­je­res. Te­ner ele­men­tos de sas­tre­ría mas­cu­li­na, es un di­fe­ren­cia­dor del mer­ca­do pa­ra no­so­tros”, afir­mó Be­rro­cal.

Las pri­me­ras pren­das de la co­lec­ción ready to wear pa­ra da­ma es­tán a la ven­ta. Ade­más, es­tá em­pe­zan­do con la lí­nea a la me­di­da pa­ra mu­je­res.

Se tra­ta de ves­ti­dos con cue­llos de ca­mi­sa, con bol­sas de ta­pa de sa­cos, bol­sas de par­che de bla­zers de ca­ba­lle­ro, blu­sas o ca­mi­sas pa­ra mu­jer. A la me­di­da ha­brá fal­das, cha­que­tas, pan­ta­lo­nes y ca­mi­sas, ade­más de los jeans, za­pa­tos y car­te­ras.

“El mer­ca­do fe­me­mino no era el co­re de la mar­ca, pe­ro ca­da vez más, me­dian­te el cre­ci­mien­to or­gá­ni­co, sen­tía­mos la pre­sión por aten­der­lo. De­fi­ni­ti­va­men­te hay una de­man­da in­tere­san­te y es un mer­ca­do que no es­ta­ba sien­do cu­bier­to”, di­jo.

A par­tir de aho­ra, el cre­ci­mien­to de la mar­ca va en dos vías: la aper­tu­ra de tien­das en otras zo­nas del país y la po­si­bi­li­dad de ex­pan­dir la mar­ca fue­ra de Cos­ta Ri­ca. En la re­gión, los mer­ca­dos ele­gi­dos por Be­rro­cal pa­ra el fu­tu­ro cer­cano son Mé­xi­co y Gua­te­ma­la.

“To­da­vía no sé có­mo fi­nan­cia­re­mos es­te cre­ci­mien­to. Es­ta­mos va­lo­ran­do op­cio­nes, una me­dian­te prés­ta­mo de py­mes, que ya sa­be­mos que es muy com­pli­ca­do. La se­gun­da op­ción es aliar­nos con un so­cio es­tra­té­gi­co o un in­ver­sio­nis­ta fue­ra, en los paí­ses que que­re­mos cre­cer, o con so­cios es­tra­té­gi­cos lo­ca­les con in­te­rés por abrir ne­go­cios fue­ra”, ex­pli­có.

Es­te pa­so es el que ocu­pa el tiem­po es­tra­té­gi­co de Be­rro­cal, pues es­tá en el pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo del mo­de­lo de ne­go­cios más ade­cua­do pa­ra abrir en esos paí­ses.

MAYELA LÓ­PEZ

La tien­da del di­se­ña­dor cos­ta­rri­cen­se Fa­briz­zio Be­rro­cal es­tá ubi­ca­da en el cen­tro co­mer­cial Ave­ni­da Es­ca­zú, don­de, ade­más de sus co­no­ci­dos di­se­ños pa­ra hom­bre, ofre­ce di­se­ños pa­ra da­ma, bol­sos y za­pa­tos. El cos­to de un tra­je a la me­di­da co­mien­za al­re­de­dor de los $500.

MAYELA LÓ­PEZ

Be­rro­cal cuen­ta con más de mil op­cio­nes pa­ra ca­mi­se­ría y más de mil re­fe­ren­cias pa­ra “bla­zers”, tra­jes y pan­ta­lo­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.