Có­mo ha vo­ta­do la Sa­la IV en los úl­ti­mos 18 años

El Fi­nan­cie­ro ana­li­zó da­tos de los úl­ti­mos 18 años

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Ma­ría Lui­sa Madrigal ma­[email protected]­fi­nan­cie­rocr.com Co­la­bo­ró la pe­rio­dis­ta Lau­ra Ávila.

Al cie­rre de es­ta edi­ción de EF –vier­nes 23 de no­viem­bre a las 12 m. d.–, el Pro­yec­to de Ley de For­ta­le­ci­mien­to de las Fi­nan­zas Pú­bli­cas se en­con­tra­ba a la es­pe­ra de la re­so­lu­ción de la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal, lue­go de que va­rios dipu­tados en­via­ran cua­tro con­sul­tas fa­cul­ta­ti­vas so­bre el plan fis­cal. Los le­gis­la­do­res es­ta­ban a la es­pe­ra de que los ma­gis­tra­dos dic­ta­mi­na­ran si el tex­to o el pro­ce­di­mien­to que si­guió la ini­cia­ti­va en el Con­gre­so te­nía al­gún vi­cio que lo hi­cie­ra in­cons­ti­tu­cio­nal e im­pro­ce­den­te.

Des­de el 2000 po­co más de un ter­cio de los vo­tos de los ma­gis­tra­dos de la Sa­la IV de­cla­ra­ron la in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad, por for­ma o fon­do, en re­la­ción con con­sul­tas le­gis­la­ti­vas tan­to pre­cep­ti­vas co­mo fa­cul­ta­ti­vas; dos so­li­ci­tu­des dis­tin­tas con re­qui­si­tos di­fe­ren­tes.

Así se des­pren­de del lis­ta­do ela­bo­ra­do por el Po­der Ju­di­cial en torno a las con­sul­tas le­gis­la­ti­vas plan­tea­das an­te la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal, ba­se de da­tos que es­te pe­rió­di­co ana­li­zó pa­ra de­ter­mi­nar có­mo han vo­ta­do his­tó­ri­ca­men­te los ma­gis­tra­dos, qué ti­po de con­sul­tas en­via­ron los dipu­tados y cuá­les re­sul­ta­dos ob­tu­vie­ron los pro­yec­tos con vía rá­pi­da (208 Bis) en el foro cons­ti­tu­cio­nal.

En ca­so de que la Sa­la ha­ya co­mu­ni­ca­do su de­ci­sión so­bre el pro­yec­to fis­cal lue­go del cie­rre de es­ta edi­ción, el si­tio www.el­fi­nan­cie­rocr.com se man­ten­drá ac­tua­li­za­do.

Nú­me­ros his­tó­ri­cos

Los ma­gis­tra­dos de la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal tie­nen cua­tro op­cio­nes pa­ra de­fi­nir sus po­si­cio­nes so­bre un pro­yec­to de ley que se les pi­de dic­ta­mi­nar.

La con­sul­ta da pa­so a una de­cla­ra­ción de cons­ti­tu­cio­na­li­dad cuan­do los ma­gis­tra­dos con­si­de­ran que ni el tex­to ni su pro­ce­di­mien­to le­gis­la­ti­vo han ro­to o afec­ta­do al­gún ar­tícu­lo de la Car­ta Mag­na. Es­te ha si­do el fil­tro uti­li­za­do en las con­sul­tas le­gis­la­ti­vas des­de el 2000 has­ta la ac­tua­li­dad.

De las 491 con­sul­tas plan­tea­das por los dipu­tados en los úl­ti­mos 18 años, 347 con­clu­ye­ron con un dic­ta­men de cons­ti­tu­cio­na­li­dad, por lo que ta­les pro­yec­tos de ley con­ta­ron con luz ver­de pa­ra avan­zar. Es­te se­ría el es­ce­na­rio más fa­vo­ra­ble pa­ra el Go­bierno en ma­te­ria del plan fis­cal.

Una ini­cia­ti­va de ley pue­de ser de­cla­ra­da in­cons­ti­tu­cio­nal por el fon­do. Es de­cir, que los ma­gis­tra­dos con­si­de­ren que par­te del tex­to de la re­for­ma con­tra­di­ce o afec­ta de al­gu­na ma­ne­ra lo que es­ti­pu­la la Cons­ti­tu­ción Po­lí­ti­ca. Un to­tal de 58 de las con­sul­tas he­chas por con­gre­sis­tas ter­mi­na­ron con es­te re­sul­ta­do, el más fre­cuen­te en los úl­ti­mos 18 años.

Sin em­bar­go, que la Sa­la re­suel­va de es­ta ma­ne­ra no es vin­cu­lan­te pa­ra la Asam­blea. El plenario pue­de aca­tar o re­cha­zar lo di­cho por los ma­gis­tra­dos.

En otras 52 opor­tu­ni­da­des, los in­te­gran­tes de la Sa­la IV de­ci­die­ron que los pro­yec­tos de ley es­tu­dia­dos no te­nían pro­ble­mas por el fon­do, pe­ro sí vi­cios de pro­ce­di­mien­to, por lo que fue­ron de­cla­ra­dos in­cons­ti­tu­cio­na­les por la for­ma. Es­ta de­cla­ra­to­ria sí es vin­cu­lan­te pa­ra los le­gis­la­do­res.

Lo que dic­ta­mi­na es­te ti­po de fa­llo es que los dipu­tados se equi­vo­ca­ron en al­gún mo­men­to del ca­mino du­ran­te el trán­si­to del pro­yec­to en el Con­gre­so. Se tra­ta de un tra­yec­to lar­go y con mu­chos re­co­ve­cos que pue­den lle­var a un tras­pié por as­pec­tos de for­ma.

Los vi­cios de pro­ce­di­mien­to van des­de un pro­ble­ma en co­mi­sión has­ta fal­tas en con­sul­tas ex­ter­nas a ins­ti­tu­cio­nes y pro­ble­mas con el or­den en el plenario.

Por úl­ti­mo, los ma­gis­tra­dos pue­den de­cla­rar sin lu­gar las con­sul­tas y abs­te­ner­se de dic­ta­mi­nar; así ha su­ce­di­do con 32 pro­yec­tos de ley en los úl­ti­mos 18 años. Hay mu­chos ti­pos de con­sul­tas que la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal pue­de re­ci­bir. Des­de re­cur­sos de am­pa­ro has­ta ac­cio­nes de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad, sin em­bar­go, so­lo hay dos con­sul­tas que los dipu­tados uti­li­zan: las pre­cep­ti­vas y las fa­cul­ta­ti­vas.

La pri­me­ra es pre­sen­ta­da por el di­rec­to­rio del plenario en re­la­ción con pro­yec­tos de re­for­ma cons­ti­tu­cio­na­les, re­for­mas a la Ley de la Ju­ris­dic­ción Cons­ti­tu­cio­nal y la apro­ba­ción de con­ve­nios o tra­ta­dos in­ter­na­cio­na­les. Ca­da vez que un pro­yec­to de ley

se re­la­cio­na con esos te­mas, la con­sul­ta pre­cep­ti­va se rea­li­za por de­fault.

Pa­ra pre­sen­tar una con­sul­ta fa­cul­ta­ti­va an­te la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal, es ne­ce­sa­rio que es­ta cuen­te con la fir­ma de al me­nos diez dipu­tados. Pue­de ser plan­tea­da so­bre cual­quier pro­yec­to de ley; tal es el ca­so de la re­for­ma fis­cal.

His­tó­ri­ca­men­te, los ma­gis­tra­dos cons­ti­tu­cio­na­les han re­suel­to más con­sul­tas pre­cep­ti­vas de­bi­do a que se tra­ta de un trá­mi­te que el plenario ha­ce de ofi­cio.

Los da­tos de los úl­ti­mos 18 años con­fir­man es­ta ten­den­cia: 292 fa­llos de con­sul­tas pre­cep­ti­vas y 195 de fa­cul­ta­ti­vas.

La gran ma­yo­ría de las con­sul­tas pre­cep­ti­vas han cul­mi­na­do con dic­ta­men de cons­ti­tu­cio­na­li­dad (91%), mien­tras que en las fa­cul­ta­ti­vas el por­cen­ta­je de fa­llos “ne­ga­ti­vos” es mu­cho ma­yor.

En to­tal, los ma­gis­tra­dos dic­ta­mi­na­ron que el 50% de las con­sul­tas fa­cul­ta­ti­vas he­chas por los dipu­tados son in­cons­ti­tu­cio­na­les –por for­ma, fon­do o am­bos–.

Du­ran­te una con­sul­ta le­gis­la­ti­va fa­cul­ta­ti­va, los dipu­tados que la sus­cri­ben de­ben es­pe­ci­fi­car cuá­les ar­tícu­los o eta­pas del pro­ce­di­mien­to con­si­de­ran que ro­zan con la Cons­ti­tu­ción. La ta­rea de los ma­gis­tra­dos es de­fi­nir si las afir­ma­cio­nes son co­rrec­tas, o si por el con­tra­rio, no hu­bo nin­gún vi­cio.

Por eso, los re­sul­ta­dos en es­te ti­po de con­sul­tas sue­len ser más ne­ga­ti­vos que en las pri­me­ras. Los le­gis­la­do­res se­ña­lan di­rec­ta­men­te lo que con­si­de­ran que po­dría es­tar mal y la ta­rea de la Sa­la es ana­li­zar esos pun­tos.

Los ma­gis­tra­dos tie­ne un má­xi­mo de 30 días há­bi­les pa­ra re­sol­ver una vez que la con­sul­ta lle­ga a la Sa­la.

El pe­so de la vía rá­pi­da

Otro as­pec­to im­por­tan­te por con­si­de­rar es có­mo vo­tan los ma­gis­tra­dos las con­sul­tas re­la­cio­na­das con pro­yec­tos de ley que uti­li­za­ron du­ran­te su trá­mi­te le­gis­la­ti­vo el 208 Bis, me­jor co­no­ci­do co­mo vía rá­pi­da.

Los ma­gis­tra­dos de la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal han re­suel­to 22 con­sul­tas so­bre es­te ti­po de pro­ce­di­mien­to. Exis­ten des­de el 2005 y los nú­me­ros son muy pa­re­jos: 11 fue­ron re­suel­tas co­mo cons­ti­tu­cio­na­les; 10, in­cons­ti­tu­cio­na­les, y una fue de­cla­ra­da sin lu­gar.

De la de­ce­na de con­sul­tas in­cons­ti­tu­cio­na­les, so­lo una fue por fon­do. Las otras nue­ve, por as­pec­tos to­tal­men­te re­la­cio­na­dos con el pro­ce­so le­gis­la­ti­vo. La vía rá­pi­da le­gis­la­ti­va ha de­mos­tra­do ser vul­ne­ra­ble en es­ta ma­te­ria.

El pro­yec­to 20.580 tam­bién pa­só por la Asam­blea me­dian­te vía rá­pi­da. Exis­te un gru­po de dipu­tados que ase­gu­ran que la ru­ta le­gis­la­ti­va que si­guió la re­for­ma es­tu­vo pla­ga­da de vi­cios, des­de la eta­pa en co­mi­sión, has­ta la vo­ta­ción de pri­mer de­ba­te don­de se apro­bó el pro­yec­to con ma­yo­ría sim­ple.

La úl­ti­ma pa­la­bra la tie­ne –o qui­zá ya la tu­vo– la Sa­la IV.

JO­SE COR­DE­RO

En po­co más de un ter­cio de los vo­tos que han emi­ti­do des­de el 2000, los ma­gis­tra­dos han de­cla­ra­do in­cons­ti­tu­cio­na­li­da­des, por for­ma o fon­do, con­sul­tas le­gis­la­ti­vas tan­to pre­cep­ti­vas co­mo fa­cul­ta­ti­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.