Py­mes y tra­ba­ja­do­res con ren­ta al­ta

El Financiero (Costa Rica) - - Economía Y Política -

Con la en­tra­da en vi­gen­cia de la Ley de For­ta­le­ci­mien­to de las Fi­nan­zas Pú­bli­cas, las py­mes y las mi­cro­em­pre­sas tam­bién de­be­rán ajus­tar­se a nue­vas dis­po­si­cio­nes. Las trans­for­ma­cio­nes de la le­gis­la­ción se tra­du­cen en al­gu­nos be­ne­fi­cios para los em­pren­de­do­res.

En pri­mer lu­gar, la re­for­ma fis­cal dis­po­ne que es­tas de­be­rán ins­cri­bir­se an­te el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía In­dus­tria y Co­mer­cio (MEIC) y el Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra (MAG) para ser re­co­no­ci­das for­mal­men­te.

Las py­mes y mi­cro­em­pre­sas han te­ni­do un tra­ta­mien­to di­fe­ren­cia­do con el ré­gi­men sim­pli­fi­ca­do. Con el plan fis­cal, los be­ne­fi­cios se am­plían.

An­tes de la re­for­ma, las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas te­nían una ta­ri­fa es­pe­cial, en­tre el 10% y el 20%. Si una em­pre­sa re­ci­bía in­gre­sos bru­tos por me­nos de ¢55 millones por año, se pa­ga­ba el 10% de la ren­ta ne­ta. Si los in­gre­sos bru­tos eran in­fe­rio­res a los ¢110 millones, se tri­bu­ta­ba el 20% de la ren­ta ne­ta.

Con la nue­va ley, las py­mes y mi­cro­em­pre­sas cu­yas ren­tas bru­tas anua­les no sean su­pe­rio­res a los ¢106 millones pue­den ac­ce­der a ta­ri­fas es­ca­lo­na­das en el pa­go del im­pues­to so­bre la ren­ta.

Los con­tri­bu­yen­tes pagarían 5% so­bre los pri­me­ros ¢5 millones de ren­ta ne­ta anual. El 10% so­bre el ex­ce­so de ¢5 millones y has­ta ¢7,5 millones de ren­ta ne­ta anual.

La ta­sa del 15% se co­bra­rá so­bre el ex­ce­so de ¢7,5 millones y has­ta ¢10 millones de ren­ta ne­ta anual. Mien­tras que la ta­ri­fa se­rá de un 20% so­bre el ex­ce­so de ¢10 millones de ren­ta ne­ta anual.

Por ejem­plo, si la py­me re­ci­bió ¢105 millones en un año y de esa ci­fra el con­tri­bu­yen­te gas­ta ¢100 millones, la uti­li­dad se­rá de ¢5 millones. So­bre esa ga­nan­cia es que se va a pa­gar el 5%.

El ac­ce­so a las ta­sas es­ca­lo­na­das lo de­ter­mi­na el in­gre­so bru­to. Si el con­tri­bu­yen­te ga­na más de

Otro de los be­ne­fi­cios es la exen­ción en el pa­go del im­pues­to de va­lor agre­ga­do (IVA) en ma­te­ria de al­qui­le­res.

Tan­to los arren­da­mien­tos re­si­den­cia­les co­mo los co­mer­cia­les es­tán ta­sa­dos con el 13% del IVA, pe­ro las py­mes o mi­cro­em­pre­sas cu­yo arren­da­mien­to no sea su­pe­rior al equi­va­len­te del 1,5% de un sa­la­rio ba­se (¢650.000), es­ta­rán exen­tos.

Es­ta pro­tec­ción es un pun­to al­to de la ley, a cri­te­rio de Die­go Sal­to, es­pe­cia­lis­ta en de­re­cho tri­bu­ta­rio de Con­sor­tium Le­gal. Los tra­ba­ja­do­res con ren­tas al­tas pa­ga­rán más im­pues­tos. Ac­tual­men­te no pa­gan más del 15% del im­pues­to so­bre la ren­ta, pe­ro con la le­gis­la­ción las ta­sas se­rán del 20% al 25%.

Cuan­do un asa­la­ria­do ga­na me­nos de ¢699.000 en­ton­ces no pa­ga im­pues­to de ren­ta so­bre ese in­gre­so men­sual. Si el tra­ba­ja­dor ga­na más de ¢699.000 y has­ta ¢1.199.000 pa­ga­rá el 10% so­bre el ex­ce­den­te. Pe­ro si el sa­la­rio es ma­yor, sur­gen nue­vos co­bros.

Para sa­la­rios que su­peren el ¢1.199.000 has­ta ¢2.100.000 ten­drán que pa­gar el 15% del im­pues­to de ren­ta so­bre ese ex­ce­den­te.

Si el mon­to men­sual de­ven­ga­do su­pera ¢2.100.000 ten­drá que pa­gar 20% de ren­ta has­ta un to­pe sa­la­rial de ¢4.200.000, siem­pre so­bre el ex­ce­den­te y si el sa­la­rio su­pera es­te úl­ti­mo mon­to, la ren­ta se­rá del 25% so­bre la di­fe­ren­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.