Hos­ta­les Se­li­na in­vier­te $11 mi­llo­nes

La em­pre­sa de ori­gen pa­na­me­ño tie­ne 8 lo­ca­les y pla­nea abrir dos más al ini­cio del 2019.

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Cris­ti­na Fa­llas Vi­lla­lo­bos cris­ti­na.fa­[email protected]­fi­nan­cie­rocr.com

En el mun­do exis­te una ge­ne­ra­ción de via­je­ros que ne­ce­si­tan un es­pa­cio en el que se sien­tan en co­mu­ni­dad y có­mo­dos, don­de pue­dan tra­ba­jar y crear co­ne­xio­nes so­cia­les sig­ni­fi­ca­ti­vas con las co­mu­ni­da­des que vi­si­tan.

A esos “nó­ma­das mo­der­nos” apun­ta Se­li­na, una ca­de­na in­ter­na­cio­nal de hos­ta­les con 32 lo­ca­cio­nes dis­tri­bui­das en paí­ses co­mo Por­tu­gal, Mé­xi­co, Gua­te­ma­la, Ni­ca­ra­gua, Pa­na­má, Co­lom­bia, Ecua­dor, Pe­rú, Bo­li­via y Cos­ta Ri­ca.

En el país han in­ver­ti­do $11 mi­llo­nes des­de que ini­cia­ron ope­ra­cio­nes en el se­gun­do semestre del 2016. Ac­tual­men­te tie­nen ocho lo­ca­cio­nes: Jacó, Ma­nuel An­to­nio, La For­tu­na, Puer­to Vie­jo, San José, Ta­ma­rin­do, San­ta Te­re­sa Nor­te y Sur.

La em­pre­sa prevé su­mar pró­xi­ma­men­te dos com­ple­jos, uno en No­sa­ra y otro en Mon­te­ver­de (abri­rían en enero del 2019). Sien­do es­tos dos, par­te de un plan de ex­pan­sión glo­bal que in­clu­ye la aper­tu­ra de lo­ca­cio­nes en Ale­ma­nia, Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Chi­le y Es­ta­dos Uni­dos.

Se­li­na em­plea al­re­de­dor de 1.600 per­so­nas, de las cua­les 313 tra­ba­jan en la ope­ra­ción de Cos­ta Ri­ca; una ci­fra que lle­ga­rá a los 373 con la pues­ta en ope­ra­ción de los dos nue­vos com­ple­jos.

En el país la mar­ca se en­fren­ta una com­pe­ten­cia cre­cien­te. Se­gún da­tos de la Dirección Ge­ne­ral de Tri­bu­ta­ción, en el 2014 ha­bían 1.653 con­tri­bu­yen­tes que al­qui­la­ban in­mue­bles pa­ra es­tan­cias me­no­res a un mes, mien­tras que, a no­viem­bre del 2018 ya eran 2.765; es de­cir, un au­men­to del 67%.

Ade­más, el ti­po de via­je­ros ya ha si­do iden­ti­fi­ca­do por otras em­pre­sas que quie­ren atraer­los.

De esa ma­ne­ra, ¿có­mo se di­fe­ren­cia la ca­de­na de hos­ta­les? Vea­mos.

“Las per­so­nas via­jan hoy con la es­pe­ran­za de co­no­cer a al­guien, de apren­der al­go, de in­ter­ac­tuar con una nue­va co­mu­ni­dad. Nues­tras pro­pie­da­des son eco­sis­te­mas com­ple­tos que son ali­men­ta­dos por la co­mu­ni­dad de via­je­ros que pa­san por aquí”, des­ta­có Lizzy Con­tre­ras, di­rec­to­ra de co­mu­ni­ca­ción de Se­li­na Cos­ta Ri­ca.

Ese en­fo­que de la com­pa­ñía ha­ce que ca­da una de sus ubi­ca­cio­nes cum­plan con sie­te ca­rac­te­rís­ti­cas: co­work, bar res­tau­ran­te,

ex­plo­re, well­ness, co­ci­na co­mún, bi­blio­te­ca, cinema y en los ca­sos que apli­ca, un surf club.

Co­work in­clu­ye es­pa­cios de tra­ba­jo di­se­ña­dos pa­ra es­ti­mu­lar la con­ver­gen­cia de la co­la­bo­ra­ción, la crea­ti­vi­dad y el in­ter­cam­bio de ha­bi­li­da­des de em­pre­sa­rios y via­je­ros lo­ca­les.

El bar res­tau­ran­te es el co­ra­zón de ca­da Se­li­na, ya que hay un área de jue­gos y se rea­li­zan even­tos, mien­tras que, la co­ci­na co­mún es un lu­gar don­de los via­je­ros pue­den co­ci­nar sus pro­pias co­mi­das y com­par­tir­las con otros hués­pe­des.

Por otra par­te, tie­nen un pro­gra­ma di­ná­mi­co de cla­ses de yo­ga, dan­za y ar­tes mar­cia­les, tam­bién ofre­cen el ser­vi­cio de transporte y ex­cur­sio­nes pa­ra ex­plo­rar los al­re­de­do­res o via­jar en­tre ubi­ca­cio­nes de la ca­de­na de hos­ta­les.

Ade­más, tie­nen otros es­pa­cios co­mo el cinema, un lu­gar pa­ra dis­fru­tar de una pe­lí­cu­la o pro­gra­mas de te­le­vi­sión, y la bi­bi­lio­te­ca, don­de se pue­de leer o es­tu­diar.

Fi­nal­men­te, en lo­ca­cio­nes con pla­ya; Se­li­na ofre­ce cla­ses de surf, al­qui­ler de equi­pos y pa­que­tes es­pe­cia­les pa­ra dis­fru­tar del mar.

Otra ma­ne­ra con la que pre­ten­den di­fe­ren­ciar­se es ajus­tán­do­se al pre­su­pues­to de ca­da via­je­ro. La ca­de­na ofre­ce des­de ha­ma­cas, dor­mi­to­rios o áreas de acam­pa­da des­de $15 por no­che has­ta ha­bi­ta­cio­nes pri­va­das y sui­tes de lu­jo de $300 por no­che (se­gún la tem­po­ra­da y el des­tino).

To­das esas ca­rac­te­rís­ti­cas ha­cen que la com­pa­ñía con­si­de­re que no tie­nen com­pe­ti­do­res di­rec­tos en el mer­ca­do cos­ta­rri­cen­se.

“Hay mu­chas em­pre­sas de hos­pi­ta­li­dad y otras que ofre­cen

co­work o po­dría­mos ci­tar los por­ta­les que al­qui­lan apar­ta­men­tos por tem­po­ra­da. Se­li­na ofre­ce to­do es­to en un so­lo lu­gar li­ga­do a pro­gra­mas de bie­nes­tar, ex­pe­rien­cias con la co­mu­ni­dad, ins­ta­la­cio­nes de co­wor­king; lo que de­fi­ni­mos co­mo la ex­pe­rien­cia Se­li­na”, re­cal­có Con­tre­ras.

La com­pe­ten­cia

Cos­ta Ri­ca Hos­tels es otra ca­de­na que ope­ra en Cos­ta Ri­ca des­de el 2010 y tie­ne sie­te com­ple­jos dis­tri­bui­dos en La For­tu­na de San Car­los, Ta­ma­rin­do, Ma­nuel An­to­nio, San­ta Ele­na y Mon­te­ver­de. Sus ins­ta­la­cio­nes son es­ti­lo

hos­tel pre­mium, se­gún la fir­ma, pues to­das las ha­bi­ta­cio­nes cuen­tan con ba­ño pri­va­do, así co­mo bar res­tau­ran­te, pis­ci­nas, spa y otras fa­ci­li­da­des.

Las ta­ri­fas van des­de $17 en el for­ma­to re­gu­lar, has­ta $88 en ha­bi­ta­ción deluxe.

Otra pro­pues­ta de hos­tal en el país es Fau­na, el cual abrió en Es­ca­zú cen­tro en enero del 2016.

El com­ple­jo tie­ne 15 ha­bi­ta­cio­nes pri­va­das, 112 ca­mas en dor­mi­to­rios de lu­jo de 15, 8 o 5 per­so­nas, par­queo pri­va­do, pis­ci­na ex­ter­na con ja­cuz­zi, te­rra­za, bar y res­tau­ran­te, sa­lón de even­tos, te­rra­za de yo­ga y gim­na­sio.

Sus ta­ri­fas os­ci­lan en­tre $7 y $15 por no­che en dor­mi­to­rio, mien­tras que, las ha­bi­ta­cio­nes pri­va­das en­tre $30 y $50 por no­che.

“So­mos un lu­gar don­de el en­torno es una con­se­cuen­cia de su di­se­ño cam­bian­te, per­so­nal ac­ti­vo con ener­gía po­si­ti­va y ele­men­tos vi­sua­les in­ter­ac­ti­vos don­de la di­ver­si­dad y la sin­gu­la­ri­dad ar­tís­ti­ca se uni­fi­can”, agre­gó Mar­ti­na Sac­chi, ge­ren­ta de Fau­na.

ALE­JAN­DRO GAMBOA MA­DRI­GAL

La ca­de­na ofre­ce des­de ha­ma­cas, dor­mi­to­rios o áreas de acam­pa­da des­de $15 por no­che has­ta ha­bi­ta­cio­nes pri­va­das y “sui­tes” de lu­jo que se acer­can a los $300 por no­che (se­gún la tem­po­ra­da y el des­tino).

ALE­JAN­DRO GAMBOA MA­DRI­GAL

Uno de los Se­li­na se ubi­ca en Ba­rrio Oto­ya, San José. Es­te es el co­me­dor en el que to­dos los hués­pe­des pue­den com­par­tir lo que pre­pa­ren.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.