Ca­lien­ta com­pe­ten­cia del ‘co­wor­king’

Llegan ca­de­nas in­ter­na­cio­na­les si­tios de tra­ba­jo com­par­ti­do y fir­mas se es­pe­cia­li­zan en su cons­truc­ción

El Financiero (Costa Rica) - - Portada - Jés­si­ca I. Mon­te­ro Soto jes­si­ca.mon­te­[email protected]­fi­nan­cie­rocr.com

Lle­ga­da de ca­de­nas in­ter­na­cio­na­les pre­sio­na es­te mer­ca­do.

La ofer­ta de es­pa­cios pa­ra tra­ba­jo com­par­ti­do, o co­works, cre­ce gra­cias a dos fe­nó­me­nos: la es­pe­cia­li­za­ción de em­pre­sas cons­truc­to­ras y la lle­ga­da de ca­de­nas in­ter­na­cio­na­les.

De­bi­do a la dis­per­sión de da­tos y la rá­pi­da evo­lu­ción de es­te mer­ca­do, Cos­ta Ri­ca ca­re­ce de re­gis­tros pa­ra dar una ci­fra to­tal de ne­go­cios. Sin em­bar­go, in­ves­ti­ga­cio­nes rea­li­za­das por Cush­man & Wa­ke­field | AB Ad­vi­sory per­mi­ten iden­ti­fi­car al me­nos 30 es­pa­cios ope­ra­ti­vos de co­wor­king, prin­ci­pal­men­te en la Gran Área Me­tro­po­li­ta­na (GAM).

En su re­por­te de ten­den­cias pa­ra 2018, es­ta em­pre­sa con­sul­to­ra ha­bía pro­yec­ta­do un cre­ci­mien­to en es­te sec­tor, y pa­ra el 2019 tam­bién se es­pe­ra que con­ti­núe el desa­rro­llo.

Jo­sé Ig­na­cio González, ana­lis­ta de In­ves­ti­ga­ción de Mer­ca­dos y Con­sul­to­ría de Cush­man & Wa­ke­field | AB Ad­vi­sory, ex­pli­có que es­te cre­ci­mien­to es par­te de un fe­nó­meno glo­bal, im­pul­sa­do por la ne­ce­si­dad de im­ple­men­tar mo­de­los de tra­ba­jo que es­ti­mu­len la atrac­ción y la re­ten­ción del ta­len­to.

En esa ten­den­cia se mez­clan las ne­ce­si­da­des de los em­pren­de­do­res con las de em­pre­sas in­tere­sa­das en la crea­ción de una cul­tu­ra in­ter­na de co­la­bo­ra­ción, em­pren­di­mien­to y fle­xi­bi­li­dad. Es­tos se sue­len lla­mar “es­pa­cios de in­no­va­ción” y los desa­rro­lla­do­res los in­cor­po­ran en sus propuestas de nue­vas ofi­ci­nas pa­ra com­pa­ñías con esas ca­rac­te­rís­ti­cas.

Los es­pa­cios de co­wor­king son atrac­ti­vos pa­ra star­tups y tra­ba­ja­do­res in­de­pen­dien­tes, aun­que tam­bién son uti­li­za­dos por em­pre­sas que pro­cu­ran con­di­cio­nes par­ti­cu­la­res pa­ra apli­car te­le­tra­ba­jo.

Se­gún Cush­man, al­gu­nas em­pre­sas tam­bién han vis­to en las di­ná­mi­cas de ese es­pa­cio una tie­rra fér­til pa­ra crea­ción de nue­vas ideas y tam­bién pa­ra la iden­ti­fi­ca­ción de dis­rup­to­res de las in­dus­trias.

En Cos­ta Ri­ca exis­ten va­rios ti­pos de pro­vee­do­res de es­pa­cios fle­xi­bles: des­de los gran­des desa­rro­lla­do­res in­mo­bi­lia­rios has­ta em­pre­sas de­di­ca­das ex­clu­si­va­men­te a crear y ad­mi­nis­trar si­tios de co­wor­king. El prin­ci­pal apor­te de las desa­rro­lla­do­ras que in­tro­du­cen es­tos es­pa­cios en sus pro­pie­da­des es fa­ci­li­tar el ini­cio de ope­ra­ción de las em­pre­sas.

Lu­ga­res de tra­ba­jo

Uno de los ca­sos de in­ver­sión re­cien­te es Se­li­na, ca­de­na que mez­cla hos­pe­da­je y es­pa­cios de tra­ba­jo, y que se ins­ta­ló en el país con un plan de in­ver­sio­nes agre­si­vo. Por ejem­plo, ca­da uno de los dos lo­ca­les que es­tán por abrir (Mon­te­ver­de y No­sa­ra) cos­tó $1 mi­llón.

“Lo que nos di­fe­ren­cia es que nor­mal­men­te los co­works se en­cuen­tran en las ciu­da­des más gran­des. Se­li­na quie­re rom­per con eso y no so­lo es un es­pa­cio pa­ra via­je­ros sino pa­ra la co­mu­ni­dad que ya co­no­ce nues­tra mar­ca y eli­gen co­no­cer al país a tra­vés de ella”, ex­pli­có Lizzy Con­tre­ras,

country as­sis­tant de Se­li­na. En los úl­ti­mos me­ses in­gre­só al país la mar­ca Wor­kings, con un lo­cal de 800 me­tros cua­dra­dos (m²) en Pla­za Tem­po y una in­ver­sión su­pe­rior a los $500.000. Ma­ría Jo­sé Cor­de­ro, brand

ma­na­ger country de Wor­kings, ex­pli­có que el mer­ca­do cos­ta­rri­cen­se re­sul­tó in­tere­san­te pa­ra la mar­ca, que ya ope­ra­ba en Pa­na­má. Ini­cial­men­te desa­rro­lla­rán la ca­pa­ci­dad de su lo­cal ac­tual y en el me­diano pla­zo es­pe­ran am­pliar la ofer­ta a otras áreas de la GAM.

En di­ciem­bre de 2018 tam­bién se co­no­ció que la ca­de­na Re­pu­blic cuen­ta con un se­gun­do lo­cal en San­ta Ana Town Cen­ter. El pri­me­ro es­tá en Sig­ma Bu­si­ness Cen­ter, en San Pe­dro.

An­to­nio Mar­tí­nez, vo­ce­ro de Re­pu­blic, afir­mó que es­ta mar­ca brin­da un ser­vi­cio más eje­cu­ti­vo y co­mu­ni­ta­rio.

“Ofre­ce­mos es­pa­cios de tra­ba­jo en in­mue­bles cla­se A, con to­dos los ser­vi­cios de úl­ti­ma tec­no­lo­gía. Tam­bién en­ten­de­mos a ca­da uno de nues­tros clien­tes, los co­no­ce­mos y ajus­ta­mos nues­tras ofer­tas a sus ne­ce­si­da­des”, ex­pli­có.

Es­ta em­pre­sa tie­ne en­tre sus clien­tes a otras fir­mas in­tere­sa­das en que sus em­plea­dos re­co­rran dis­tan­cias me­no­res pa­ra lle­gar a sus tra­ba­jos o cuen­ten con lu­ga­res al­ter­na­ti­vos pa­ra te­le­tra­ba­jar. La in­ver­sión en San­ta Ana se­rá de $200.000 en la pri­me­ra eta­pa. La ver­sa­ti­li­dad del con­cep­to de

co­work ha per­mi­ti­do el desa­rro­llo en el país de ofer­tas hí­bri­das, co­mo la de Wor­kHub, que ope­ra dos lo­ca­les, en los res­tau­ran­tes IL Pa­nino (Es­ca­zú) y Sia­mo (San­ta Ana).

“No so­mos un es­pa­cio de ofi­ci­na co­mo el que la ma­yo­ría de la gen­te pien­sa. Wor­kHub Cos­ta Ri­ca, ofre­ce es­pa­cios de tra­ba­jo prin­ci­pal­men­te ubi­ca­dos den­tro de res­tau­ran­tes que es­tén en ca­pa­ci­dad de ofre­cer fa­ci­li­da­des pa­ra que las per­so­nas pue­dan tra­ba­jar de for­ma efi­cien­te y pla­cen­te­ra. Adi­cio­nal­men­te, Wor­kHub ofre­ce una se­rie de ser­vi­cios y va­lo­res agre­ga­dos que fa­ci­li­tan y me­jo­ran la ca­li­dad de vi­da de los usua­rios”, co­men­tó Fe­li­pe Seid­ner, di­rec­tor de Gru­po Fi­lip­po, al cual per­te­ne­ce Wor­kHub.

Tam­bién se han con­so­li­da­do propuestas de lo­ca­les úni­cos, co­mo Crea­sa­la, The Train y Gra­cias, con ofer­tas di­fe­ren­cia­das y que man­tie­nen su lu­gar en el mer­ca­do aún en las con­di­cio­nes ac­tua­les de cre­ci­mien­to de la com­pe­ten­cia. Los dos úl­ti­mos tie­nen pla­nes de ex­pan­sión.

Marta Orias, una de las pro­pie­ta­rias de Crea­sa­la, ex­pli­có que ofre­cen es­pa­cios pa­ra reunio­nes y pa­ra ta­lle­res, con el ser­vi­cio de la ca­fe­te­ría.

“Idea­mos Crea­sa­la pa­ra que fue­ra un es­pa­cio in­te­gral. Pa­ra ser pro­duc­ti­vo hay que ser fe­liz, fue nues­tra pre­mi­sa pa­ra di­se­ñar el es­pa­cio. Pa­ra no­so­tros, no se tra­ta so­lo de un es­cri­to­rio y una si­lla con In­ter­net pa­ra tra­ba­jar. La luz, el am­bien­te y la dis­tri­bu­ción del es­pa­cio fue­ron un te­ma al ele­gir el punto don­de íba­mos a abrir y có­mo íba­mos armando el es­pa­cio. Ade­más, una ca­fe­te­ría con ali­men­tos ri­cos y ba­lan­cea­dos era in­dis­pen­sa­ble en el con­cep­to y de ahí sur­gió Cha­va­la De­li. Nues­tros pa­que­tes dia­rios y men­sua­les del

co­wor­king in­clu­yen ali­men­ta­ción que los com­ple­men­ta”, re­la­tó.

Juan Se­bas­tián Ma­rín, gerente ge­ne­ral de The Train, de­fi­nió la ofer­ta co­mo un ser­vi­ced of­fi­ce.

“Ofre­ce­mos es­pa­cios equi­pa­dos y nos con­cen­tra­mos en te­ner ca­da de­ta­lle ba­jo con­trol, bus­can­do sa­tis­fa­cer ne­ce­si­da­des cor­po­ra­ti­vas. En The Train (un usua­rio) po­drá re­la­cio­nar­se con per­so­nas pro­fe­sio­na­les y em­pren­de­do­ras en un am­bien­te de co­la­bo­ra­ción y fra­ter­ni­dad”, afir­mó.

Es­ta ofer­ta tie­ne un 20% de clien­tes co­wor­kers, un 50% son em­pre­sas y un 30% em­pren­de­do­res. Pa­ra el año 2019 abri­rán una nueva se­de y es­tán tra­ba­jan­do el con­cep­to de una ter­ce­ra en 2020.

Fe­de­ri­co G. Hals­band, de Gra­cias, ex­pli­có que su ubi­ca­ción en Es­ca­lan­te les ha per­mi­ti­do ca­si una es­pe­cia­li­za­ción en tres sec­to­res: ca­fé, co­mu­ni­ca­ción y em­pren­di­mien­to social. “Nos he­mos con­ver­ti­do en un

hub pa­ra com­pra­do­res in­ter­na­cio­na­les de ca­fé y ca­fi­cul­to­res de zo­nas ru­ra­les que ne­ce­si­tan una ofi­ci­na en San Jo­sé, ade­más de tos­ta­do­res, ba­ris­tas y ex­por­ta­do­res; ya que con­ta­mos con un la­bo­ra­to­rio de ca­fé pa­ra ca­tar mi­cro­lo­tes de las di­ver­sas re­gio­nes del país. En la mis­ma ca­sa con­ta­mos con una agen­cia de pu­bli­ci­dad, es­tu­dio de pro­duc­ción au­dio­vi­sual, di­se­ño grá­fi­co, im­pre­sión di­gi­tal, ga­le­ría de fo­tos, tec­no­lo­gía, en­tre otros ser­vi­cios de apo­yo pa­ra ge­ne­rar en­ca­de­na­mien­tos con em­pren­de­do­res y py­mes de co­mu­ni­ca­ción. Y se rea­li­zan cons­tan­te­men­te ta­lle­res pa­ra tra­ba­ja­do­res so­cia­les, ONG y em­pren­de­do­res con pro­pó­si­to”, ex­pli­có.

A fi­na­les de es­te año pla­nean abrir una nueva se­de en el oes­te.

GACIAS CO­WORK

Gra­cias “co­work” se ha con­ver­ti­do en un “hub” pa­ra em­pre­sas re­la­cio­na­das con ca­fé, y tam­bién atrae una po­bla­ción ma­yo­ri­ta­ria­men­te es­pe­cia­li­za­da en co­mu­ni­ca­ción y em­pren­di­mien­tos so­cia­les.

CARLOS AGUILAR

La sec­ción de Open Spa­ce, en Wor­kings, es la des­ti­na­da a usua­rios oca­sio­na­les, aun­que al­gu­nos miem­bros per­ma­nen­tes la pre­fie­ren por su di­se­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.