Al­fom­bras ex­te­rio­res

Sus ma­te­ria­les di­ver­sos, es­ti­los y for­mas se­rán el com­ple­men­to per­fec­to pa­ra su te­rra­za

Espacios - - EDITORIAL - Suly Sán­chez | ssan­chez@la­re­pu­bli­ca.net

Ha­ce tiem­po que ha des­apa­re­ci­do la vie­ja cos­tum­bre de qui­tar las al­fom­bras en ve­rano, a su vez, su uso en ex­te­rio­res au­men­ta ca­da año gra­cias al desa­rro­llo de nue­vos ma­te­ria­les que per­mi­ten dis­fru­tar de ellas tan­to afue­ra co­mo en in­te­rio­res.

Las al­fom­bras son ele­men­tos de­co­ra­ti­vos de gran ayu­da, pues son muy úti­les pa­ra con­for­mar un am­bien­te cá­li­do y aco­ge­dor que le per­mi­ta dis­fru­tar mu­chí­si­mo de su es­pa­cio ex­te­rior.

Con una al­fom­bra y un par de asien­tos su bal­cón o te­rra­za, sin im­por­tar su ta­ma­ño, pue­de re­no­var­se por com­ple­to. Se pue­den co­lo­car des­de si­llo­nes, si­llas has­ta pufs o co­ji­nes co­lo­ca­dos di­rec­ta­men­te en la al­fom­bra, jun­to con unas cuan­tas plan­tas.

Ade­más de dar­le ca­li­dez a su es­pa­cio ex­te­rior, una al­fom­bra pue­de ayu­dar a di­si­mu­lar un pi­so muy gas­ta­do o dar­le re­lie­ve a cier­tos ele­men­tos de­co­ra­ti­vos que po­sea, trans­for­man­do ab­so­lu­ta­men­te su apa­rien­cia.

Pa­ra ele­gir la al­fom­bra lo primero es me­dir el es­pa­cio dis­po­ni­ble. Se pue­de op­tar por una que cu­bra bue­na par­te del pi­so o por más de un ta­pe­te si su es­pa­cio ex­te­rior es gran­de, y así con­for­mar dis­tin­tos am­bien­tes.

En el ca­so de es­pa­cios ex­te­rio­res, las de ma­te­ria­les co­mo fi­bras na­tu­ra­les e in­clu­so las de imi­ta­ción za­ca­te sue­len ser las más re­co­men­da­das según la de­co­ra­do­ra Esny Martín.

Los di­se­ños y co­lo­res son muy va­ria­dos y la elec­ción de­pen­de­rá de los otros ele­men­tos que ten­ga en su te­rra­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.