Ne­go­cie al com­prar vi­vien­da

Co­noz­ca lo que de­be to­mar en cuen­ta an­tes de se­llar el tra­to

Espacios - - EDITORIAL - Suly Sán­chez | ssan­chez@la­re­pu­bli­ca.net

Ma­te­ria­li­zar el sue­ño de te­ner ca­sa pro­pia es un acon­te­ci­mien­to que emo­cio­na a cual­quie­ra y con jus­ta ra­zón. No obs­tan­te, no per­mi­ta que esa eu­fo­ria le des­con­cen­tre, una ma­la de­ci­sión o el des­co­no­cer as­pec­tos cla­ves al ne­go­ciar con el desa­rro­lla­dor po­drían pa­sar­le una fac­tu­ra muy ca­ra en el cor­to o me­diano pla­zo. Por eso, es im­por­tan­te que an­tes de ha­cer la bús­que­da de su ho­gar ideal us­ted se pre­pa­re, in­ves­ti­gue y lle­ve una se­rie de as­pec­tos en lis­ta pa­ra con­sul­tar, pre­gun­tar es la ba­se de to­do, bien di­ce el di­cho: “No hay pre­gun­ta ton­ta sino ton­tos que no pre­gun­tan”. Los con­do­mi­nios ver­ti­ca­les se con- so­li­dan co­mo op­ción de vi­vien­da y opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio en to­da la Gran Área Me­tro­po­li­ta­na. “La ubi­ca­ción es un pun­to muy im­por­tan­te. De­bi­do al al­to con­ges­tio­na­mien­to vial, los desa­rro­llos ha­bi­ta­cio­na­les bien ubi­ca­dos, cer­ca de zo­nas co­mer­cia­les o que cuen­tan con zo­nas co­mer­cia­les es­tán te­nien­do un gran au­ge. El com­pra­dor es­tá va­lo­ran­do más la cer­ca­nía a sus cen­tros tra­ba­jo, y pre­fie­re ad­qui­rir una me­nor can­ti­dad de me­tros cua­dra­dos ha­bi­ta­bles que pa­sar lar­go tiem­po en el trá­fi­co”, co­men­tó Jac­ke­li­ne Mu­ri­llo, ex­per­ta en bie­nes raí­ces.

To­me en cuen­ta es­tos as­pec­tos ge­ne­ra­les:

Eli­ja el ta­ma­ño de su vi­vien­da y de ca­da uno de sus es­pa­cios de acuer­do con la can­ti­dad de per­so­nas que ha­bi­ta­rán. Vi­si­te el apartamento mo­de­lo pa­ra ase­gu­rar­se que la dis­tri­bu­ción del es­pa­cio sea óp­ti­ma. To­me en cuen­ta la ubi­ca­ción del pro­yec­to. Bus­que op­cio­nes cer­ca­nas a su lu­gar de tra­ba­jo. Pre­gun­te por la ca­li­dad y ga­ran­tía de los aca­ba­dos. En con­do­mi­nios, ase­gú­re­se de com­pren­der el re­gla­men­to y cuo­ta de man­te­ni­mien­to. Tam­bién, ana­li­ce el va­lor agre­ga­do en los ser­vi­cios de ca­da pro­yec­to re­si­den­cial. Si us­ted es una per­so­na con una agen­da muy ocu­pa­da, las áreas co­mer­cia­les cer­ca y ser­vi­cios de con­cier­ge, co­mo la­van­de­ría y men­sa­je­ría, pue­den ser muy úti­les. Las áreas de tra­ba­jo com­par­ti­das o es­pa­cio de co-work en pro­yec­tos re­si­den­cia­les son una ex­ce­len­te op­ción pa­ra aho­rrar en al­qui­ler de ofi­ci­nas. Ve­ri­fi­que el re­gla­men­to de uso de las áreas comunes. So­li­ci­te in­for­ma­ción so­bre las op­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to. Ade­más de los sis­te­mas tra­di­cio­na­les de cré­di­to con en­ti­da­des ban­ca­rias, consulte so­bre las op­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to de pri­ma co­mo el al­qui­ler con op­ción de com­pra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.