Banksy vuel­ve al ata­que en las pa­re­des de Pa­rís

Las crea­cio­nes de la em­ble­má­ti­ca fi­gu­ra del ar­te ur­bano lla­man la aten­ción sobre las po­lí­ti­cas mi­gra­to­rias, la ame­na­za te­rro­ris­ta y el pro­pio ar­te del es­tén­cil

La Nacion (Costa Rica) - Ancora - - Artes visuales -

Fiel a su es­ti­lo (en el ano­ni­ma­to y ro­dea­do de mis­te­rio), el ar­tis­ta bri­tá­ni­co Banksy, fi­gu­ra em­ble­má­ti­ca del ar­te ur­bano, pro­vo­ca al­mun­do des­de las pa­re­des de Pa­rís con ocho obras, ocho in­ci­ta­cio­nes sobre la mi­gra­ción, la ame­na­za te­rro­ris­ta y, por qué no, el ar­te del es­tén­cil.

Es­ta nue­va in­cur­sión po­lí­ti­ca de Banksy in­clu­ye des­de una ima­gen de un hom­bre que le ofre­ce a un pe­rro una pa­ta que le aca­ba de cor­tar con un se­rru­cho, has­ta una ver­sión de la pin­tu­ra na­po­leó­ni­ca del fran­cés Jac­ques-Louis Da­vid. En es­ta úl­ti­ma, el hom­bre sobre el ca­ba­llo brio­so apa­re­ce cu­bier­to con un ve­lo ro­jo.

Qui­zá una de las pro­vo­ca­cio­nes vi­sua­les más co­men­ta­das y fo­to­gra­fia­das en es­ta opor­tu­ni­dad ha si­do la de­sola­do­ra ima­gen de una ni­ña –con un ve­lo que re­cuer­da el de las mu­je­res mu­sul­ma­nas– en una puer­ta de in­cen­dios de la his­tó­ri­ca sa­la Ba­ta­clan. Por su­pues­to, na­da de es­to es ca­sual. ¿Por qué? El 13 de no­viem­bre del 2015, mu­rie­ron 90 per­so­nas en el tea­tro Ba­ta­clan, don­de ha­bía un con­cier­to de con­cier­to del gru­po es­ta­dou­ni­den­se Ea­gles of Death Me­tal, en uno de seis ata­ques yiha­dis­tas en la ca­pi­tal francesa. Es­tos aten­ta­dos de­ja­ron 130 muer­tos.

Su po­si­ción acer­ca de la mi­gra­ción y los re­fu­gia­dos es cla­ra. Así, otra de sus elo­cuen­tes crea­cio­nes es una ni­ña ne­gra con un ae­ro­sol que ta­pa, con flo­res ro­sa­das, una es­vás­ti­ca gra­fi­tea­da en una pa­red del cam­po de re­fu­gia­dos que el Ayun­ta­mien­to de la ciu­dad abrió en el 2016, se­gún de­ta­lla un re­por­te del dia­rio es­pa­ñol El País.

En una Eu­ro­pa po­la­ri­za­da por las dis­cu­sio­nes y las ac­cio­nes sobre es­tos te­mas, la obra no tar­dó en van­da­li­za­da con una pin­tu­ra azul que ta­pó el ros­tro de la ni­ña y la cruz ga­ma­da.

Otros de los gra­fi­tis usan ra­tas, en­tre ellos el pri­me­ro que el ar­tis­ta pu­bli­có en Instagram y con el cual con­fir­ma su au­to­ría. “50 años des­pués de los even­tos de ma­yo de 1968 en Pa­rís. Ahí don­de na­ció el ar­te de la plan­ti­lla mo­der­na”, de­ta­lló él en alu­sión a las pro­tes­tas es­tu­dian­ti­les que en aque­lla épo­ca sa­cu­die­ron al mun­do.

Du­ran­te va­rios días, las obras ati­za­ron la po­lé­mi­ca y el mun­do se pre­gun­ta­ba si se tra­ta­ba de los in­ci­si­vos gra­fi­tis del ar­tis­ta bri­tá­ni­co, cu­yas obras ba­ten ré­cords en las gran­des subas­tas de ar­te.

Por me­dio de fo­to­gra­fías, Banksy reivin­di­có tam­bién dos ra­tas con som­bre­ro y som­bri­lla rea­li­za­da en los mue­lles del Se­na y otra obra en las cer­ca­nías de la uni­ver­si­dad de la Sor­bo­na.

“No nos ad­vir­tió, pe­ro es nues­tro de­ber pro­te­ger su obra”, di­jo Ber­nard Blis­tè­ne, di­rec­tor del Mu­seo Na­cio­nal de Ar­te Mo­derno. De he­cho, ac­tual­men­te, al­gu­na de es­tas obras es­tán ta­pa­das una lá­mi­na de plás­ti­co trans­pa­ren­te pa­ra pro­te­ger­las.

Banksy, to­do un mi­to na­ci­do en Bris­tol que ha in­ter­ve­ni­do con su ar­te di­ver­sas ciu­da­des e ins­ti­tu­cio­nes, es su­ma­men­te fuer­te en sus crí­ti­cas con­tra el ca­pi­ta­lis­mo, el con­su­mis­mo y el tra­to pa­ra los re­fu­gia­dos.

AFP/ PHI­LIP­PE LO­PEZ.

1. 1. Banksy hi­zo su ver­sión (con ve­lo ro­jo) del re­tra­to de Na­po­león Bo­na­par­te crea­do por el pin­tor Jac­ques-Louis Da­vid.

AFP/THO­MAS SAM­SON.

3. Un hom­bre le to­ma una fo­to al gra­fi­ti de es­ta de­sola­do­ra ima­gen en la puer­ta de in­cen­dios de la sa­la Ba­ta­clan en Pa­rís. 3.

AFP/ THO­MAS SAM­SON.

2. 2. Otra de las obras del bri­tá­ni­co que apa­re­ció “mis­te­rio­sa­men­te” en Pa­rís.

AFP/ THO­MAS SAM­SON.

4. 4. Es­ta obra en el cen­tro de re­fu­gia­dos del Ayun­ta­mien­to de Pa­rís fue van­da­li­za­da.

AFP/ THO­MAS SAM­SON.

5. 5. El gra­fi­ti en la ima­gen hay que ver­lo con de­ta­lle y re­sul­ta un po­co cho­can­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.