Cos­ta Ri­ca ur­ba­na, di­bu­jo a di­bu­jo

Paisajes de zinc y ce­men­to Des­de el 2010, un co­lec­ti­vo de ar­tis­tas plas­ma la Cos­ta Ri­ca ci­ta­di­na en el mar­co del mo­vi­mien­to ur­ban sket­chers

La Nacion (Costa Rica) - Ancora - - Portada - Ma­ría Ale­jan­dra Triana ma.ale­tria­na@gmail.com

Tal vez el do­min­go pa­sa­do us­ted pa­só por el cen­tro de Ase­rrí y vio a va­rias per­so­nas di­bu­jan­do, cua­derno y plu­mao pin­cel en mano. Tal vez se los ha en­con­tra­do en otras ciu­da­des de San Jo­sé, He­re­dia, Car­ta­go o Ala­jue­la, o en al­gu­na otra lo­ca­li­dad del Gran Área Me­tro­po­li­ta­na e in­clu­so fue­ra de ella.

Si se ha to­pa­do con al­go por el es­ti­lo, es pro­ba­ble que se ha­ya tra­ta­do de un gru­po de cro­qui­se­ros ur­ba­nos o ur­ban sket­chers, per­te­ne­cien­tes a la co­mu­ni­dad de di­bu­jan­tes lla­ma­da Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca.

Una co­mu­ni­dad abier­ta. El co­lec­ti­vo Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca fue ges­ta­do en­tre los años 2010 y 2012. Sus fun­da­do­res fue­ron Wi­lliam Cordero y Ju­lia Step­han. To­do ini­ció con un blog que in­vi­ta­ba a ar­tis­tas y afi­cio­na­dos apa­sio­na­dos por el di­bu­jo y el pai­sa­je ur­bano a par­ti­ci­par en los re­co­rri­dos ur­ba­nos o sketch­walksy en las ma­ra­to­nes de di­bu­jo que or­ga­ni­za­ban. Pron­to la co­mu­ni­dad cre­ció y aho­ra rea­li­zan múl­ti­ples actividades al año.

Ha­ce una se­ma­na es­tu­vie­ron en Ase­rrí y an­tes de eso en San Jo­sé Cen­tro. No ha­ce mu­cho coor­di­na­ron tam­bién, en con­jun­to con la or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro Río Ur­bano, una se­rie de re­co­rri­dos por los ríos jo­se­fi­nos Oclo­ro, Ma­ría Agui­lar, Ti­ri­bí, Vi­ri­lla y To­rres, con el ob­je­ti­vo de lla­mar la aten­ción so­bre las con­di­cio­nes ac­tua­les de los ríos en la ciu­dad.

Por lo ge­ne­ral se les ve en gru- po, pe­ro co­ti­dia­na­men­te se les pue­de ver tam­bién en so­li­ta­rio. Sen­ta­dos en par­ques, ca­fés y so­das, ob­ser­van, cap­tan y do­cu­men­tan –ca­da quien con su es­ti­lo per­so­nal– los ex­te­rio­res e in­te­rio­res de las ciu­da­des y ba­rrios con sus vir­tu­des y de­fec­tos. Des­de di­fe­ren­tes pun­tos de vis­ta, los di­bu­jos re­co­gen hi­tos y mo­nu­men­tos ar­qui­tec­tó­ni­cos, pe­ro tam­bién rin­co­nes y de- ta­lles de la mul­ti­di­men­sio­nal reali­dad ur­ba­na.

No exis­te un nú­me­ro de­ter­mi­na­do de­miem­bros. La­co­mu­ni­dad es abier­ta y siem­pre es­tán dis­pues­tos a re­ci­bir a cual­quier per­so­na que les quie­ra acom­pa­ñar in­clu­so en una so­la oca­sión. Las con­vo­ca­to­rias, ac­tual­men­te en ma­nos de Cordero y de Jo­sé Pa­blo Ure­ña, se ha­cen a tra­vés de las re­des so­cia­les.

La red glo­bal. Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca for­ma par­te de la or­ga­ni­za­ción in­ter­na­cio­nal Ur­ban Sket­chers fun­da­da en el 2007 por Ga­briel Cam­pa­na­rio, es­pa­ñol re­si­den­te en los Es­ta­dos Uni­dos.

Es­ta co­mu­ni­dad de ex­ten­sión glo­bal reúne vir­tual­men­te –y en oca­sio­nes tam­bién en sim­po­sios y ta­lle­res en dis­tin­tos paí­ses– a una gran di­ver­si­dad de di­bu­jan­tes que de­di­ca par­te de su tiem­po a re­tra­tar lu­ga­res in si­tu ba­jo el le­ma “El mun­do, di­bu­jo a di­bu­jo.”

Usual­men­te se tra­ta de di­bu­jos rá­pi­dos y abo­ce­ta­dos, es de­cir, sket­ches o cro­quis. Hay una in­men­sa va­rie­dad de he­rra­mien­tas y de so­por­tes, de téc­ni­cas y de es­ti­los, así co­mo de en­fo­ques, te­mas y con­te­ni­dos.

Un ma­ni­fies­to co­mún dic­ta las re­glas del jue­go. Una de ellas es: “Nues­tros di­bu­jos cuen­tan la his­to­ria de nues­tro en­torno, de los lu­ga­res don­de vi­vi­mos y don­de via­ja­mos.” Ciu­dad grá­fi­ca. Es­ta se­ma­na, los días 26, 27 y 28 de oc­tu­bre, Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca pre­sen­ta­rá una ex­po­si­ción grá­fi­ca en el cen­tro co­mer­cial Plaza Ma­yor, en Rohr­mo­ser, co­mo par­te de la fe­ria Vi­va el Ar­te, en su se­gun­da edi­ción en el Oes­te. La ex­hi­bi­ción, ti­tu­la­da Ciu­dad grá­fi­ca, es una co­pro­duc­ción de Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca y Vi­va el Ar­te yha si­do po­si­ble gra­cias al pa­tro­ci­nio de Au­to Mer­ca­do y Plaza Ma­yor. Es­ta­rá con­for­ma­da por re­pro­duc­cio­nes en gran formato y obras ori­gi­na­les y ha si­do pre­vis­ta pa­ra ser iti­ne­ran­te tras su de­but.

La mues­tra es­tá de­di­ca­da a la vi­da y al pai­sa­je del Gran Área Me­tro­po­li­ta­na y reúne di­bu­jos de los cua­tro miem­bros más cons­tan­tes del gru­po: Da­niel Cam­pos Tio­li, Isa­bel Niehaus, Jo­sé Pa­blo Ure­ña y Wi­lliam Cordero.

Da­niel Cam­pos Tio­li

Da­niel Cam­pos Tio­li es miem­bro de Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca des­de el año 2013 pe­ro, al igual queWi­lliam Cordero, años an­tes se ha­bía in­te­gra­do ya a la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal de Ur­ban Sket­chers.

Es­te di­bu­jan­te re­co­rre las ciu­da­des en busca de obras ar­qui­tec­tó­ni­cas pa­tri­mo­nia­les con el fin de es­tu­diar­las y do­cu­men­tar­las.

Sus “ar­chi­vos grá­fi­cos” –nom­bre que da a sus cro­quis o sket­ches– no­bus­can, si­nem­bar­go, ser ob­je­ti­vos. Con la ca­li­gra­fía y el di­bu­jo orien­ta­les co­mo re­fe­ren­tes, su es­ti­lo es suel­to, in­tui­ti­vo y ex­pre­si­vo, an­tes que ra­cio­nal.

Sus prin­ci­pa­les me­dios son los ca­rac­te­rís­ti­cos del ur­ban sket­ching: tin­ta chi­na y acua­re­la. No obs­tan­te, Cam­pos Tio­li ha ido re­nun­cian­do al uso de he­rra­mien­tas oc­ci­den­ta­les pa­ra op­tar por un ins­tru­men­to de pro­ce­den­cia orien­tal em­plea­do por

ar­tis­tas co­mo el cro­qui­se­ro ma­la­sio Ch’ng Kiah Kiean. Se tra­ta de una ra­ma sin cor­te­za con la pun­ta cor­ta­da en bi­sel.

Es­ta téc­ni­ca, acom­pa­ña­da de un cro­ma­tis­mo muy li­bre y pic­tó­ri­co, le per­mi­te mos­trar tam­bién el agi­ta­do am­bien­te que trans­cu­rre dia­ria­men­te en el en­torno de los edi­fi­cios.

Isa­bel Niehaus

Isa­bel Niehaus, ale­ma­na ra­di­ca­da en Cos­ta Ri­ca y mé­di­co de pro­fe­sión, se unió a Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca po­co des­pués de su fun­da­ción. Des­de en­ton­ces lle­va siem­pre con­si­go su bitácora y sus he­rra­mien­tas de di­bu­jo: lá­piz, tres plu­mas fuen­te, un ra­pi­dó­gra­fo, un bo­lí­gra­fo de tin­ta blan­ca, tres pin­ce­les y una ca­ja de acua­re­las que per­te­ne­ció a su abue­lo.

Ur­ban Sket­chers ha si­do su es­cue­la. En el pro­ce­so ha ido desa­rro­llan­do su es­ti­lo. Tam­bién la ra­pi­dez en el tra­zo, re­qui­si­to in­dis­pen­sa­ble de to­do cro­qui­se­ro ur­bano.

La lí­nea ne­gra do­mi­na sus com­po­si­cio­nes. So­bre es­ta ba­se aña­de lue­go la acua­re­la en to­nos vi­bran­tes. Usual­men­te el co­lor se ci­ñe a los con­tor­nos; otras ve­ces es­te se in­de­pen­di­za por com­ple­to de la lí­nea. La es­cri­tu­ra, en ca­li­dad de co­men­ta­rio y de di­bu­jo a la vez, tam­bién es ca­rac­te­rís­ti­ca de su tra­ba­jo.

Niehaus re­tra­ta vis­tas ex­te­rio­res de las ciu­da­des y los ba­rrios con la in­ten­ción de cono- cer­los me­jor. Sue­le en­fo­car­se en de­ta­lles que rehú­yen de la tí­pi­ca ima­gen de pos­tal. Mues­tra, en cambio, la vi­da co­ti­dia­na y los en­tor­nos más au­tén­ti­cos y des­aten­di­dos, co­mo un tu­gu­rio o el pa­tio de un hos­pi­tal. Al­gu­nas ve­ces su mi­ra­da es un po­co crí­ti­ca y en oca­sio­nes tam­bién hay una car­ga de hu­mor.

Jo­sé Pa­blo Ure­ña

Jo­sé Pa­blo Ure­ña es pin­tor de for­ma­ción y pro­fe­sor uni­ver­si­ta­rio de di­bu­jo y de otras ma­te­rias aso­cia­das al ar­te y al di­se­ño.

Co­mo ar­tis­ta no se ha res­trin­gi­do so­lo al cam­po de la pin­tu­ra, sino que cons­tan­te­men­te ex­plo­ra me­dios, téc­ni­cas, es­ti­los, te­mas y en­fo­ques con­cep­tua­les. Es­tas bús­que­das lo lle­va­ron a acer­car­se al gru­po Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca, al que per­te­ne­ce des­de me­dia­dos del 2016.

En la ac­tua­li­dad ha asu­mi­do el pa­pel de coor­di­na­dor e im­par­te ta­lle­res de di­bu­jo co­mo par­te de las di­ver­sas actividades.

Con un am­plio re­per­to­rio téc­ni­co y de so­lu­cio­nes com­po­si­ti­vas, Ure­ña di­ri­ge siem­pre su

mi­ra­da a lo no con­ven­cio­nal, a lo no tan ob­vio. Un gra­fi­ti en el ba­rrio jo­se­fino La Ca­li­for­nia o una es­cul­tu­ra posada en una tum­ba del Ce­men­te­rio Ge­ne­ral, por ejem­plo, ad­quie­ren di­men­sio­nes pro­ta­gó­ni­cas en su tra­ba­jo. De es­te mo­do re­fle­xio­na e in­vi­ta a re­fle­xio­nar acer­ca de to- das las ca­ras y di­men­sio­nes de la ciu­dad y sus ha­bi­tan­tes.

Uno­de los prin­ci­pa­les as­pec­tos que le atrae de par­ti­ci­par en la agru­pa­ción es la in­ter­ac­ción que se ge­ne­ra en ca­da sa­li­da o re­co­rri­do con los tran­seún­tes y ha­bi­tan­tes de los lu­ga­res que vi­si­tan. La cu­rio­si­dad y el in­te­rés que se ge­ne­ra es, en su opi­nión, par­te fun­da­men­tal del pro­yec­to y de su pro­pio pro­ce­so crea­ti­vo.

Wi­lliam Cordero

Wi­lliam Cordero em­pe­zó a in­tere­sar­se en el ur­ban sket

ching en gran me­di­da gra­cias a su tra­ba­jo co­mo ar­qui­tec­to.

Ob­ser­var, ana­li­zar e in­ter­pre­tar la com­ple­ja vi­da de nues­tras ciu­da­des tro­pi­ca­les, los edi-

fi­cios, las ca­sas, los par­ques, las plazas, la gen­te y los otros ele­men­tos que com­po­nen sus paisajes es par­te de su co­ti­dia­ni­dad. Lo fue in­clu­so an­tes­de­que fun­da­ra, jun­to con la economista ale­ma­na Ju­lia Step­han (en­ton­ces re­si­den­te en Cos­ta Ri­ca), el gru­po Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca, tras coin­ci­dir con ella en un sim­po­sio in­ter­na­cio­nal de ur­ban sket­chers.

Pa­ra Cordero la bitácora es un la­bo­ra­to­rio grá­fi­co y ca­da cro­quis un ex­pe­ri­men­to. El su­ge­ren­te pa­pel en blan­co y una mi­ra­da acu­cio­sa son el fun­da­men­to de to­da cons­truc­ción in­ter­pre­ta­ti­va que pue­de to­mar dis­tin­tas vías, siem­pre me­dia­das por la es­pon­ta­nei­dad.

Por lo ge­ne­ral sus di­bu­jos se desa­rro­llan en lar­gos for­ma­tos apai­sa­dos que abar­can to­da la ex­ten­sión de un cua­derno abier­to. Co­mún­men­te es­tas vis­tas pa­no­rá­mi­cas se ci­mien­tan en el uso de una plu­ma o un ra­pi­dó­gra­fo cu­yo tra­zo se com­ple­men­ta con un ri­co cro­ma­tis­mo a ba­se de acua­re­las.

Sin em­bar­go, en oca­sio­nes, la ve­ta ex­pe­ri­men­tal implica tam­bién tra­ba­jar con téc­ni­cas po­co usua­les: pas­tas ela­bo­ra­das con ti­za pas­tel y al­cohol, man­chas de ca­fé, vino o té, co­lla­ges, etc.

Ac­ti­vi­dad pa­ra ra­to

Le­jos de com­pri­mir­se, to­do apun­ta a que Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca con­ti­nua­rá cre­cien­do y con­so­li­dán­do­se. La osa­día téc­ni­ca y de en­fo­ques y con­te­ni­do con­cep­tual con la que va­rios de sus miem­bros es­tán tra­ba­jan­do nos mues­tra un her­vi­de­ro crea­ti­vo bas­tan­te in­tere­san­te al que no de­be­ría­mos per­der­le la pis­ta. En otras pa­la­bras, Ur­ban Sket­chers Cos­ta Ri­ca tie­ne vi­da pa­ra ra­to.

COR­TE­SÍA.

Jose Pa­blo Ure­ña: Ave­ni­da 10, Tin­ta chi­na so­bre pa­pel, 2017.

COR­TE­SÍA.

Wi­lliam Cordero: Plaza de la Cul­tu­ra. Acua­re­la y tin­ta so­bre pa­pel, 2015.

COR­TE­SÍA.

Da­niel Cam­pos Tio­li: Tea­tro Na­cio­nal. 2016. Tin­ta chi­na y acua­re­la so­bre pa­pel

COR­TE­SÍA.

Isa­bel Niehaus: Pre­ca­rio, au­to­pis­ta ha­cia Li­món, 2015. Tin­ta chi­na y acua­re­la so­bre pa­pel

ES­TE­BAN CAM­POS.

Cro­qui­se­ros ur­ba­nos: Da­niel Cam­pos Tio­li (al fon­do); Ya­mi­leth Co­rra­les; Jo­sé Pa­blo Ure­ña e Isa­bel Niehaus.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.