Fa­bu­la­cio­nes grá­fi­cas

Ex­po­si­ción de gra­ba­do Fá­bu­las de Eso­po El Mu­seo Cal­de­rón Guar­dia mues­tra 49 gra­ba­dos de Fran­cis­co To­le­do, el más im­por­tan­te ar­tis­ta plás­ti­co me­xi­cano vi­vo

La Nacion (Costa Rica) - Ancora - - Portada - [email protected]­cion.com Do­riam Díaz

Es­te con­jun­to de 49 gra­ba­dos del maes­tro me­xi­cano Fran­cis­co To­le­do abre un uni­ver­so de fa­bu­la­cio­nes grá­fi­cas fan­tás­ti­cas, de his­to­rias e imá­ge­nes atra­ve­sa­do si­glos con una po­de­ro­sa y su­ges­ti­va sa­bi­du­ría, de gui­ños que so­bre­vi­ven al ol­vi­do y re­cu­pe­ran una esen­cia que no se con­su­me.

Tal aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des lo ofre­ce Fá­bu­las de Eso­po, ex­po­si­ción que se en­cuen­tra tem­po­ral­men­te alo­ja­da en Cos­ta Ri­ca, en las sa­las del Mu­seo Cal­de­rón Guar­dia, tras vi­si­tar Co­lom­bia y Pa­na­má.

Es­ta tam­bién es la opor­tu­ni­dad de co­no­cer me­jor los tra­ba­jos del pin­tor, di­bu­jan­te y gra­ba­dor más des­ta­ca­do de la ac­tua­li­dad en Mé­xi­co, un ar­tis­ta mo­derno oa­xa­que­ño en que con­ver­gen múl­ti­ples tra­di­cio­nes y preo­cu­pa­cio­nes, un crea­dor de 78 años que no pa­ra de ex­pe­ri­men­tar y pro­po­ner lue­go de cin­co dé­ca­das de ca­rre­ra.

“To­le­do es la san­gre fres­ca que le que­da al arte me­xi­cano. Es arte ge­nuino. Es­ta ex­po­si­ción per­mi­te traer a Cos­ta Ri­ca la obra de un de­fen­sor de los de­re­chos hu­ma­nos, a un guar­dián de la me­mo­ria, que nos re­cuer­da lo que no de­ben ol­vi­dar los pue­blos de Amé­ri­ca La­ti­na, esa esen­cia que nos ca­rac­te­ri­za co­mo hu­ma­ni­dad que de­be­mos pre­ser­var pa­ra no per­der­nos”, co­men­tó Ar­tu­ro Va­len­cia, director del Ins­ti­tu­to Mé­xi­co.

Des­de su arte y contexto, To­le­do re­gre­sa a los re­la­tos atri­bui­dos a Eso­po, fa­bu­lis­ta grie­go (620 a. C. - 560 a. C.), pa­ra crear una se­rie de es­ce­nas que elu­den la mo­ra­le­ja con que se han trans­mi­ti­do esas his­to­rias bre­ves pa­ra con­cen­trar­se en los pro­ta­go­nis­tas, sus re­la­cio­nes y ac­cio­nes: en el ra­tón que lle­ga al au­xi­lio del león que le per­do­nó la vi­da, en la ra­na que quie­re lle­gar a ser tan gran­de co­mo el buey, en la ci­güe­ña que co­me den­tro de una bo­te­lla fren­te a la zo­rra, en la ca­rre­ra en­tre la li­bre y la tor­tu­ga, en el dra­ma del león ena­mo­ra­do de la hi­ja del la­bra­dor, en el cal­vo que no ce­sa de pe­gar­se en su afán de ma­tar a la mos­ca.

“Si nos que­dá­se­mos úni­ca­men­te con el re­la­to de las fá­bu­las de Eso­po, sin las no­tas que su­po­nen una mo­ra­le­ja, sin ese con­jun­to de pa­la­bras que mu­chos afir­man fue­ron aña­di­dos pos­te­rio­res, pro­ba­ble­men­te no per­de­ría­mos la sa­bi­du­ría que nos trans­mi­ten. A Fran­cis­co To­le­do le in­tere­sa una lec­tu­ra de Eso­po sin que ne­ce­sa­ria­men­te sus­cri­ban una mo­ral de­ter­mi­na­da. Pa­ra To­le­do es más acer­ta­do de­cir que con ca­da pie­za que con­ci­be es ca­paz de in­ven­tar una na­tu­ra­le­za, un mo­do pro­pio de ser”, de­ta­lla el es­cri­tor co­lom­biano Gui­ller­mo San­tos en el tex­to so­bre la fá­bu­la que acom­pa­ña la mues­tra.

To­le­do cuen­ta que cre­ció con es­tas fá­bu­las, que for­man par­te de Mé­xi­co des­de ha­ce si­glos. Y es que exis­te una tra­duc­ción de 47 de las fá­bu­las de Eso­po al náhuatl en los Can­ta­res me­xi­ca­nos, un con­jun­to de es­cri­tos del si­glo XVI.

El ar­tis­ta tra­ba­ja en la re­cu­pe­ra­ción de es­tas his­to­rias no so­lo des­de su queha­cer, sino tam­bién con tra­duc­cio­nes de es­tas fá­bu­las a otras len­guas in­dí­ge­nas me­xi­ca­nas, co­men­tó en una en­tre­vis­ta con Áncora vía te­le­fó­ni­ca.

Los gra­ba­dos de es­ta ex­po­si­ción ex­plo­ran las fá­bu­las, así co­mo las po­si­bi­li­da­des de las téc­ni­cas de agua fuer­te y agua tin­ta al azú­car, el bestiario y has­ta el ero­tis­mo.

RA­FAEL PACHECO.

Es­te gra­ba­do de Fran­cis­co To­le­do se ti­tu­la El león y los ra­to­nes y es­tá ba­sa­do en una his­to­ria en que el león le per­do­na la vi­da al ra­tón y, lue­go, el pe­que­ño ani­mal lo ayu­da a sa­lir de una tram­pa.

RA­FAEL PACHECO.

El buey y la ra­na se ins­pi­ra en la fá­bu­la de Eso­po en que una ra­na se hin­cha has­ta ex­plo­tar en su an­he­lo de ser tan gran­de co­mo el buey.

RA­FAEL PACHECO.

La ex­po­si­ción se inau­gu­ró el jue­ves 15 y es­ta­rá abier­ta has­ta di­ciem­bre. La en­tra­da a es­te mu­seo es gra­tui­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.