25 fa­mi­lias desafían ries­go por vía que se des­mo­ro­na

→ Des­de tor­men­ta Na­te la ca­lle se des­ba­ra­ta y aún no ha to­ca­do sus ca­sas

La Nacion (Costa Rica) - - EL PAÍS - Key­na Cal­de­rón CO­LA­BO­RÓ LA PE­RIO­DIS­TA PA­TRI­CIA RE­CIO

EL GUARCO. - Ca­da vez que los ve­ci­nos de Vol­can­ci­llo o ca­lle Los Ca­ma­cho sa­len de sus vi­vien­das, se en­cuen­tran con las mar­cas de al­go pa­re­ci­do a un te­rre­mo­to.

En esa lo­ca­li­dad en Hi­gui­to de El Guarco, Car­ta­go, vi­ven unas 25 fa­mi­lias, sin con­tar las que re­si­den en las fin­cas más aden­tro. To­das su­fren la des­truc­ción de la vía des­de oc­tu­bre del 2017, cuan­do las co­rren­ta­das por los fuer­tes agua­ce­ros co­men­za­ron a rom­per­la; em­pe­ro, la des­truc­ción si­gue.

“Cuan­do lle­ga­mos aquí, ya es­ta­ba el pro­ble­ma de las grie­tas y po­co a po­co fue au­men­tan­do, pe­ro ya co­mo en abril se em­peo­ró.

”De­be­mos pa­sar con mu­cho cui­da­do, los ve­ci­nos que tie­nen ca­rro de­ben dar una gran vuel­ta co­mo de cua­tro ki­ló­me­tros, y los que no te­ne­mos o las ma­más que de­ben lle­var a sus hi­jos a la es­cue­la, pa­san por ahí, que son 100 me­tros, apro­xi­ma­da­men­te, de tra­mo da­ña­do”, di­jo An­drea Bre­nes.

Aun­que la emer­gen­cia co­men­zó con la tor­men­ta Na­te, en oc­tu­bre del 2017, la ver­da­de­ra cau­sa es un des­li­za­mien­to que des­de en­ton­ces no ha de­ja­do de mo­ver­se.

Pro­ble­ma cons­tan­te. Luis Ge­rar­do Arias, al­cal­de de El Guarco, ase­gu­ró que atien­den el pro­ble­ma en con­jun­to con los ve­ci­nos des­de que las grie­tas apa­re­cie­ron.

Se­gún él, ini­cial­men­te se cu­brie­ron con ce­men­to, pe­ro el des­li­za­mien­to no se de­tu­vo.

“Aho­ra es­ta­mos coor­di­nan­do con los ve­ci­nos, pro­cu­ra­mos bus­car una ru­ta al­ter­na y se so­li­ci­tó a la Comisión Na­cio­nal de Emer­gen­cias la eva­lua­ción de ellos, y por par­te de la Mu­ni­ci­pa­li­dad se con­tra­ta­ron es­tu­dios geo­ló­gi­cos; esos es­tu­dios es­ta­ban en pro­ce­so, los en­tre­ga­rían el 12 de oc­tu­bre”, de­ta­lló Arias

Los aná­li­sis se­rían en­via­dos al Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Cos­ta Ri­ca (ITCR) para que ex­per­tos de esa casa de es­tu­dios de­ter­mi­nen a qué obe­de­ce el mo­vi­mien­to de tie­rra.

“La Comisión nos dice que es un pro­ce­so irre­ver­si­ble de ines­ta­bi­li­dad aso­cia­da a un des­li­za­mien­to ac­ti­vo. Acon­di­cio­na­mos una par­te para que la gen­te pa­se, pe­ro va a se­guir agrie­tán­do­se”, ad­vir­tió.

Arias ase­gu­ró que han de­mar­ca­do las zo­nas por las cua- Pe­li­gro les se pue­de tran­si­tar y, has­ta el mo­men­to, las vi­vien­das no han su­fri­do da­ño. Por aho­ra, di­jo, no vol­ve­rán a po­ner con­cre­to por­que eso po­dría ele­var el pe­so y au­men­tar la grie­ta. Preo­cu­pa­ción. Óscar Ca­ma­cho, cu­yo ape­lli­do dio nom­bre a la ca­lle, tie­ne 12 años de vi­vir ahí. Se­gún él, se hi­cie­ron in­ten­tos de arre­glos, pe­ro na­da pro­fun­do.

“Es­to vie­ne des­de la tor­men­ta Na­te, cuan­do se hi­cie­ron unas grie­tas. In­for­ma­mos a la Mu­ni­ci­pa­li­dad con el fin de que nos die­ran un po­qui­to de as­fal­to para ta­par­las y que no pa­sa­ra a más, y nos di­je­ron que a eso ha­bía que ha­cer­le un es­tu­dio para ver por qué era y, al fi­nal, no de­ja­ron ha­cer ni hi­cie­ron na­da”, di­jo el ve­cino.

En cri­te­rio de Ca­ma­cho, hay va­rios fac­to­res que pu­die­ron ha­ber in­flui­do, des­de el fal­sea­mien­to del te­rreno por la ac­ti­vi­dad de una em­pre­sa cer­ca­na, su­ma­do a la gran can­ti­dad de agua que es­cu­rre des­de las par­tes al­tas.

“CA­DA VEZ QUE LLUE­VE, EL PRO­BLE­MA ES PEOR; DE­BE­MOS PA­SAR DE BRIN­CO EN BRIN­CO, YO TEN­GO QUE PA­SAR POR UNA PE­ÑA, TO­DO ESTÁ CO­MO EN GRADITAS. DI­CEN QUE UNA MU­CHA­CHA SE CA­YÓ AHÍ. HE­MOS PE­DI­DO AYU­DA, PE­RO LO QUE DI­CEN

’ ’ ES QUE HAY QUE ES PE­RA R. An­drea

Bre­nes

Ve­ci­na de ca­lle Los Ca­ma­cho

KEY­NA CAL­DE­RÓN

Para evi­tar pa­sar por la zo­na afec­ta­da, los con­duc­to­res de­ben to­mar un des­vío de has­ta 4 km. Por las no­ches, el trán­si­to de per­so­nas de com­pli­ca, pues el ries­go de caer en una de las grie­tas se ele­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.