Pros y con­tras de Da­vid Guzmán, el cri­ti­ca­do de la ‘Se­le’

Téc­ni­cos ana­li­zan la la­bor del cen­tro­cam­pis­ta de la Selección Na­cio­nal de Cos­ta Rica Se le se­ña­la la fal­ta de au­to­con­trol en al­gu­nas ju­ga­das si bien su fuer­te es la mar­ca y el co­ra­je

La Nacion (Costa Rica) - - PORTADA - Ste­ven Oviedo ste­ven.oviedo@na­cion.com

El ju­ga­dor más cri­ti­ca­do de la Selección Na­cio­nal en los úl­ti­mos par­ti­dos es Da­vid Guzmán; el fut­bo­lis­ta es se­ña­la­do por su ba­jo ren­di­mien­to y erro­res que le han cos­ta­do goles al equi­po pa­trio.

La Na­ción le con­sul­tó a Ja­fet So­to, Johnny Cha­ves y Mar­vin So­lano por el desem­pe­ño del vo­lan­te de mar­ca del Portland Tim­bers de la MLS.

El análisis del tra­ba­jo de Da­vid Guzmán de­pa­ró que el ju­ga­dor cumple con seis for­ta­le­zas, pe­ro, al mis­mo tiem­po, es un fut­bo­lis­ta que mues­tra seis grandes de­bi­li­da­des.

“No se pue­de cas­ti­gar a Guzmán por un par­ti­do, son más las co­sas bue­nas que las co­sas no positivas. Si lo po­ne­mos en una ba­lan­za Guzmán nos ha da­do más de los erro­res an­te México”, con­si­de­ró Ja­fet So­to, ge­ren­te general del He­re­diano.

Den­tro de los as­pec­tos po­si­ti­vos que se men­cio­na­ron a fa­vor de Da­vid Guzmán está su intensidad a la ho­ra de ju­gar, pues es un fut­bo­lis­ta que co­rre du­ran­te los 90 mi­nu­tos del en­cuen­tro.

Ade­más, Cha­ves, So­to y So­lano coin­ci­die­ron en que la prin­ci­pal vir­tud del cen­tro­cam­pis­ta es su bue­na mar­ca.

Tam­bién des­ta­ca­ron tan­to su re­ma­te a mar­co co­mo su pa­se lar­go, ca­rac­te­rís­ti­cas que ex­hi­bió en su eta­pa con Sa­pris­sa, cuan­do me­jor se ha vis­to.

“Hoy los vo­lan­tes cen­tra­les son cla­ve en los equi­pos. El fút­bol ha evo­lu­cio­na­do y ellos tie­nen que dis­tri­buir el juego, dar­le sa­li­da y no ha­cer fal­tas in­ne­ce­sa­rias”, con­si­de­ra Johnny Cha­ves, en­tre­na­dor del San­tos de Guá­pi­les.

Otras vir­tu­des de Guzmán son su par­te tác­ti­ca a la ho­ra de lle­nar es­pa­cios y el co­bro de ti­ros li­bres o sa­ques de es­qui­na.

Lo ma­lo. No obs­tan­te, los tres es­tra­te­gas con­sul­ta­dos por La Na­ción se­ña­la­ron seis puntos en los que tie­ne que me­jo­rar Guzmán si quie­re man­te­ner­se en la Se­le.

“Ya Da­vid es un ju­ga­dor gran­de, es na­ci­do en el 89, tie­ne 29 años. Es un ju­ga­dor que tie­ne que tra­ba­jar la in­te­li­gen­cia emo­cio­nal”, co­men­tó So­to.

Eso lo lleva a perder la ca­be­za, lo que se con­vier­te en exceso de agre­si­vi­dad en la mar­ca.

“Su ni­vel no es el me­jor aho­ri­ta, tu­vo un mo­men­to en que la mar­ca era bue­na, pe­ro está lle­gan­do a des­tiem­po”, de­ta­lló Mar­vin So­lano, de Li­món FC

Su len­ti­tud está de la mano con la fal­ta de di­ná­mi­ca que im­po­ne en sus par­ti­dos, lo que hoy es fun­da­men­tal pa­ra un ju­ga­dor que uti­li­ce su po­si­ción.

“Le cues­ta la di­ná­mi­ca y la ve­lo­ci­dad pa­ra el fút­bol in­ter­na­cio­nal. Cuan­do es pre­sio­na­do, no tie­ne la cla­ri­dad que tie­ne Cel­so Bor­ges y juega muy so­lo, no muy acuer­pa­do. No es so­lo él, es el com­por­ta­mien­to del equi­po”, di­jo So­lano

Pe­se a que se le re­sal­tó el pa­se lar­go, en mu­chas oca­sio­nes Da­vid no tie­ne cla­ri­dad con la pe­lo­ta, por lo que ter­mi­na per­dien­do el ba­lón y me­tien­do en pro­ble­mas a su equi­po, su­ma­do a que a, ve­ces, se po­si­cio­na mal den­tro del te­rreno de juego y de­ja es­pa­cios a los ri­va­les.

Un pun­to que está ju­gan­do en con­tra de Guzmán es el ni­vel de sus com­pa­ñe­ros en la Selección, pues hay mu­chos ju­ga­do­res que no atra­vie­san el me­jor mo­men­to de sus ca­rre­ras. Uno de los ca­pi­ta­nes de la

Tri­co­lor, Cel­so Bor­ges, sa­lió en de­fen­sa de su com­pa­ñe­ro.

“Siem­pre son cues­tio­nes gru­pa­les, no son una si­tua­ción don­de fa­lla 'x' o 'y'. Es una función co­lec­ti­va que es la que res­pal­da el tra­ba­jo. Lo de­más son cues­tio­nes que pa­san en el fút­bol”, ex­pli­có Bor­ges.

AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.