Ebáis y hos­pi­ta­les al fin com­par­ten da­tos de pa­cien­tes

→Ex­pe­dien­te Di­gi­tal Úni­co en Sa­lud (EDUS) se con­cre­ta, pe­ro con dos dé­ca­das de atra­so →En un año, el uso del EDUS de­be dar­se en el 100% de los cen­tros de aten­ción

La Nacion (Costa Rica) - - EL PAÍS - Án­ge­la Áva­los R. aa­va­los@na­cion.com

Her­nán Fer­nán­dez re­vi­sa­ba la ima­gen del ce­re­bro de una de sus pa­cien­tes, a quien le ha­bían he­cho una re­so­nan­cia mag­né­ti­ca días atrás.

El neu­ró­lo­go es­ta­ba de pie fren­te a la pan­ta­lla de la compu­tado­ra, en una de las es­ta­cio­nes mó­vi­les que cir­cu­lan por to­do el ser­vi­cio de Emer­gen­cias del Hos­pi­tal San Vi­cen­te de Paúl, en He­re­dia.

Las ano­ta­cio­nes clí­ni­cas so­bre el es­ta­do de su pa­cien­te pa­san di­rec­to al ex­pe­dien­te di­gi­tal que el es­pe­cia­lis­ta uti­li­za des­de ha­ce va­rios me­ses.

Si en el fu­tu­ro es­ta pa­cien­te con­sul­ta en su Ebáis, don­de quie­ra que es­té ubi­ca­do, un mé­di­co des­de otra compu­tado­ra po­drá re­vi­sar las ano­ta­cio­nes que hi­zo el neu­ró­lo­go de He­re­dia y to­mar de­ci­sio­nes so­bre el tra­ta­mien­to a se­guir.

La es­ce­na en Emer­gen­cias su­ce­dió el jue­ves 4 de oc­tu­bre, cin­co años des­pués de la pu­bli­ca­ción de la Ley del Ex­pe­dien­te Di­gi­tal Úni­co en Sa­lud (EDUS), la cual obli­ga a la Ca­ja Cos­ta­rri­cen­se de Se­gu­ro So­cial (CCSS) a desa­rro­llar es­ta he­rra­mien­ta en to­dos sus hos­pi­ta­les.

Se le co­no­ce co­mo ex­pe­dien­te di­gi­tal, pe­ro es más un con­jun­to de apli­ca­cio­nes que fun­cio­nan ba­jo la som­bri­lla del EDUS.

Hay una apli­ca­ción pa­ra el ma­ne­jo de las agen­das y ci­tas mé­di­cas; otra pa­ra exá­me­nes de la­bo­ra­to­rio; una más pa­ra far­ma­cia y otra que con­tie­ne la fi­cha fa­mi­liar. Hay otra pa­ra exá­me­nes ra­dio­ló­gi­cos y, por su­pues­to, el ex­pe­dien­te mé­di­co con el his­to­rial clí­ni­co de ca­da per­so­na.

La po­si­bi­li­dad de te­ner la his­to­ria clí­ni­ca en una úni­ca pla­ta­for­ma di­gi­tal es al­go que se ha pos­pues­to des­de ha­ce más de dos dé­ca­das, lo que obli­gó a per­so­nal de sa­lud y a pa­cien­tes a li­diar con mi­llo­nes de ex­pe­dien­tes de pa­pel en los úl­ti­mos años.

Has­ta ha­ce po­co, un ase­gu­ra­do po­día te­ner va­rios, se­gún la can­ti­dad de cen­tros de sa­lud que vi­si­ta­ra. Y en ca­da lu­gar, ese ex­pe­dien­te po­dría al­can­zar va­rios vo­lú­me­nes.

En el 2013, cuan­do sa­lió la lla­ma­da “ley del EDUS”, se le pu­so a la Ca­ja co­mo fe­cha lí­mi­te se­tiem­bre de 2018 pa­ra su im­ple­men­ta­ción en to­do el país y, se­gún la ins­ti­tu­ción, se cum­plió.

El anun­cio lo hi­zo el 28 de se­tiem­bre la pla­na ma­yor de la Ca­ja, en­ca­be­za­da por Ro­mán Ma­ca­ya Ha­yes, su pre­si­den­te eje­cu­ti­vo, en el Hos­pi­tal San Vi­cen­te de Paúl, en He­re­dia, don­de es­tá el ger­men del ex­pe­dien­te di­gi­tal pa­ra el ni­vel hos­pi­ta­la­rio.

Eso sig­ni­fi­ca que la ma­yo­ría de los 1.072 Ebáis y los 29 hos­pi­ta­les de la Ca­ja Cos­ta­rri­cen­se de Se­gu­ro So­cial (CCSS) es­tán co­nec­ta­dos y téc­ni­ca­men­te exis­te ya la po­si­bi­li­dad de que los da­tos clí­ni­cos de un ase­gu­ra­do se pue­dan ver des­de cual­quier cen­tro de sa­lud.

Es­to es es­pe­cial­men­te im­por­tan­te pa­ra evi­tar la du­pli­ca­ción de exá­me­nes y fre­nar abu­sos con be­ne­fi­cios co­mo las in­ca­pa­ci­da­des por en­fer­me­dad.

Sig­ni­fi­ca tam­bién más con­trol, por­que los fun­cio­na­rios de­ja­rán su “ras­tro” en el sis­te­ma: a qué ho­ra in­gre­só, cuán­tos pa­cien­tes vio, cuá­les pro­ce­di­mien­tos reali­zó.

El pro­ce­so aún no ter­mi­na, pues se es­pe­ra que la co­ber­tu­ra de uso al­can­ce su to­ta­li­dad un año, in­for­mó Ma­nuel Ro­drí­guez Ar­ce, di­rec­tor del pro­yec­to EDUS.

La Jun­ta Di­rec­ti­va de la ins­ti­tu­ción au­to­ri­zó un pe­rio­do de tran­si­ción de seis me­ses pro­rro­ga­bles en los hos­pi­ta­les de ter­cer ni­vel, que fue­ron los úl­ti­mos en in­cor­po­rar­se al EDUS.

En­tre ellos es­tán los na­cio­na­les (Mé­xi­co, Cal­de­rón Guar­dia, San Juan de Dios) y los es­pe­cia­li­za­dos (Na­cio­nal de Ni­ños, Ge­riá­tri­co, Na­cio­nal de Reha­bi­li­ta­ción, en­tre otros).

Ger­men. El EDUS co­men­zó a desa­rro­llar­se des­de el pri­mer ni­vel de aten­ción, en don­de ac-

tual­men­te ope­ran 1.072 Ebáis.

Lue­go fue ex­ten­dién­do­se a hos­pi­ta­les re­gio­na­les y pe­ri­fé­ri­cos has­ta que, fi­nal­men­te, en­tre el 2017 y el 2018 los hos­pi­ta­les na­cio­na­les de ma­yor com­ple­ji­dad co­men­za­ron a uti­li­zar­lo en con­sul­ta ex­ter­na, hos­pi­ta­li­za­ción y Emer­gen­cias.

Ha si­do un pro­ce­so de “lo me­nos com­ple­jo a lo más com­ple­jo”, ex­pli­có Ma­rio Ruiz Cu­bi­llo, di­rec­tor mé­di­co del hos­pi­tal he­re­diano y coor­di­na­dor del co­mi­té es­tra­té­gi­co EDUS-AR­CA.

El neu­ró­lo­go de He­re­dia afir­ma que hay un an­tes y un des­pués del EDUS.

Pu­so co­mo ejem­plo la his­to­ria de una con­sul­ta que le hi­cie­ron so­bre un pa­cien­te que lle­gó a Emer­gen­cias.

El señor, di­jo, re­por­ta­ba seis días de do­lor in­ten­so de ca­be­za; por eso lo lla­ma­ron a él, pa­ra que re­vi­sa­ra el ex­pe­dien­te y emi­tie­ra su cri­te­rio mé­di­co.

Re­vi­san­do el EDUS, el doc­tor Fer­nán­dez en­con­tró que dos días an­tes el ase­gu­ra­do ha­bía con­sul­ta­do en el hos­pi­tal de Ala­jue­la por do­lor de es­pal­da, don­de lo in­ca­pa­ci­ta­ron. Lue­go, ha­bía con­se­gui­do otra in­ca­pa­ci­dad en el Hos­pi­tal Mé­xi­co.

“Ahí mis­mo pu­se que el pa­cien­te ve­nía bus­can­do una ga­nan­cia se­cun­da­ria, es de­cir, la in­ca­pa­ci­dad. An­tes del EDUS, no que­da­ba más re­me­dio que to­mar­le la pa­la­bra, pe­ro es­to aho­ra se aca­bó”, di­jo.

Ese es uno de los be­ne­fi­cios de la he­rra­mien­ta. Lle­gar has­ta ahí no ha si­do fá­cil. Tam­po­co ba­ra­to, aun­que el he­cho de que to­das sus apli­ca­cio­nes fue­ron desa­rro­lla­das por la Ca­ja per­mi­tió re­du­cir cos­tos, que que­da­ron en ¢17.258 mi­llo­nes.

La ins­ti­tu­ción ha im­pul­sa­do es­te pro­yec­to con me­di­das co­mo la eli­mi­na­ción del uso del car­né (hoy, se atien­de so­lo con la cé­du­la), y la di­gi­ta­li­za­ción pro­gre­si­va de trá­mi­tes co­mo la emi­sión de re­ce­ta elec­tró­ni­ca y la in­ca­pa­ci­dad.

De acuer­do con la Ca­ja, 3,8 mi­llo­nes de per­so­nas tie­nen es­te ex­pe­dien­te y pue­den des­car­gar la apli­ca­ción EDUS en sus ce­lu­la­res pa­ra lle­var re­gis­tro de ci­tas, me­di­ci­nas y diag­nós­ti­cos.

Ni­vel su­pe­rior. Un hos­pi­tal co­mo el Mé­xi­co, res­pon­sa­ble de la red de ser­vi­cios más gran­de de la CCSS (dos mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes), se in­cor­po­ró a es­te pro­ce­so en el 2016 con la mi­gra­ción de las agen­das, in­for­mó Ale­xei Ca­rri­llo, a car­go del EDUS ahí.

Ca­rri­llo com­pa­ró el es­ta­do ac­tual del EDUS con el desa­rro­llo del cuer­po hu­mano: “Hoy, te­ne­mos com­ple­ta­men­te for­ma­dos el sis­te­ma ner­vio­so cen­tral y ya es­tá la­tien­do el co­ra­zón. El sis­te­ma mus­cu­lar y es­que­lé­ti­co es­tá avan­za­do”.

El Mé­xi­co tie­ne a su ser­vi­cio de Emer­gen­cias tra­ba­jan­do 100% con el EDUS en trá­mi­tes que in­clu­yen la en­tra­da y sa­li­da de pa­cien­tes, la ela­bo­ra­ción de las no­tas mé­di­cas, emi­sión de re­ce­tas y re­sul­ta­dos de la­bo­ra­to­rios.

“Por ejem­plo, si un pa­cien­te es tras­la­da­do des­de Li­be­ria, el mé­di­co pue­de ver las ano­ta­cio­nes que se le hi­cie­ron en Gua­na­cas­te”, ex­pli­có Ca­rri­llo.

El fun­cio­na­rio ga­ran­ti­zó que la red del Mé­xi­co es­tá en­la­za­da y es po­si­ble te­ner ac­ce­so a la in­for­ma­ción de en­fer­mos que van a ser tras­la­da­dos des­de un Ebáis en La Cruz, o des­de un hos­pi­tal co­mo La Ane­xión, en Ni­co­ya.

Se­gún Ma­nuel Ro­drí­guez Ar­ce, di­rec­tor del pro­yec­to EDUS, el he­cho de que se al­can­ce el 100% de im­ple­men­ta­ción y se avan­ce ace­le­ra­da­men­te en la co­ber­tu­ra de uso, no sig­ni­fi­ca que el pro­yec­to ter­mi­na.

Ese es ape­nas el ini­cio ha­cia los lla­ma­dos ‘hos­pi­ta­les di­gi­ta­les’. Pa­ra lle­gar ahí se de­be pa­sar por la in­cor­po­ra­ción de la ro­bó­ti­ca, el uso de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial en la aten­ción, y de to­da la in­for­ma­ción que se tie­ne en tiem­po real pa­ra to­mar de­ci­sio­nes que per­mi­tan me­jo­rar la ges­tión del sis­te­ma de sa­lud.

RA­FAEL MU­RI­LLO

Ri­car­do Gon­zá­lez, je­fe de Emer­gen­cias del Hos­pi­tal Mé­xi­co, ya no usa ex­pe­dien­tes de pa­pel pa­ra ano­tar el es­ta­do de quie­nes lle­gan a ese ser­vi­cio.

A. GAMBOA

El hos­pi­tal de He­re­dia es pio­ne­ro en el uso del ex­pe­dien­te di­gi­tal hos­pi­ta­la­rio. Aquí, una es­ta­ción de EDUS en Emer­gen­cias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.