Ho­tel don­de ase­si­na­ron a tu­ris­ta ope­ra­ba sin per­mi­so

Mu­ni­ci­pa­li­dad pu­so se­llo de ‘clau­su­ra­do’ por fal­ta de pa­ten­te

La Nacion (Costa Rica) - - PORTADA - Car­los Ar­gue­das C. y Mar­co Ma­rín car­gue­[email protected]

El ho­tel Le Mas de Pro­ven­ce, don­de se pre­su­me que fue ase­si­na­da la tu­ris­ta ve­ne­zo­lano-es­ta­dou­ni­den­se, Car­la Ste­fa­niak, de 36 años, ope­ra­ba sin pa­ten­te mu­ni­ci­pal pa­ra pres­tar el ser­vi­cio de hos­pe­da­je.

Así lo con­fir­mó Car­los Be­ja­rano Cha­cón, vo­ce­ro de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Es­ca­zú.

In­di­có que, des­de el jue­ves, el De­par­ta­men­to de Ins­pec­cio­nes co­lo­có ró­tu­los con la le­yen­da “clau­su­ra­do” a la en­tra­da del lo­cal en San An­to­nio.

Asi­mis­mo, al vi­gi­lan­te del ho­tel se le en­tre­gó la notificación del cie­rre. Aho­ra, los pro­pie­ta­rios de­be­rán pre­sen­tar­se al ayun­ta­mien­to pa­ra ex­pli­car las ra­zo­nes por las cua­les es­ta­ban ope­ran­do sin per­mi­sos.

El ho­tel abrió su puer­tas el 3 de agos­to del 2009 pa­ra brin­dar ser­vi­cio de hos­pe­da­je, pe­ro re­nun­ció a la pa­ten­te en el 2013.

Lue­go, pre­sun­ta­men­te, con­ti­nuó en ope­ra­ción pe­ro me­dian­te la pla­ta­for­ma di­gi­tal Airbnb, la cual permite al­qui­lar ha­bi­ta­cio­nes a ex­tran­je­ros. Con es­te sis­te­ma, la Mu­ni­ci­pa­li­dad no re­ci­be im­pues­tos, se ex­pli­có.

“El mu­ni­ci­pio lle­gó a ce­rrar al­go que es­ta­ba ce­rra­do por de­ci­sión de los due­ños”, ex­pre­só al res­pec­to Fe­de­ri­co Jen­kins, abo­ga­do que co­la­bo­ra con los pro­pie­ta­rios del ho­tel.

Agre­gó que la notificación que de­jó la Mu­ni­ci­pa­li­dad es­tá di­ri­gi­da a Adiantum So­cie­dad Anó­ni­ma, que no tie­ne re­la­ción con los due­ños ac­tua­les.

Ca­so. El nom­bre de es­te ho­tel sa­lió a re­lu­cir con la des­apa­ri­ción de Ste­fa­niak, el 28 de no­viem­bre. El cuer­po de la mu­jer fue lo­ca­li­za­do el lu­nes 3 de di­ciem­bre a 90 me­tros de dis­tan­cia del cuar­to don­de se hos­pe­da­ba.

Agen­tes del Or­ga­nis­mo de In­ves­ti­ga­ción Ju­di­cial (OIJ), de­tu­vie­ron co­mo sos­pe­cho­so del cri­men al guar­da del es­ta­ble­ci­mien­to, de ape­lli­dos Es­pi­no­za Mar­tí­nez y de 32 años.

Es­te hom­bre, de ori­gen ni­ca­ra­güen­se, per­ma­ne­cía de ma­ne­ra ile­gal en el país. En su con­tra se dic­ta­ron seis me­ses de pri­sión pre­ven­ti­va.

Reunión con fis­ca­les. Pa­ra­le­la­men­te, los abo­ga­dos Da­vid Hernández y Jo­seph Ri­ve­ra, re­pre­sen­tan­tes de la fa­mi­lia de Ste­fa­niak, acu­die­ron, la ma­ña­na de es­te vier­nes, a la Fis­ca­lía de Pa­vas pa­ra una reunión con los en­car­ga­dos de la pes­qui­sa.

Hernández di­jo que se tra­tó de un pri­mer acer­ca­mien­to con las au­to­ri­da­des pa­ra de­ter­mi­nar el rit­mo de la in­ves­ti­ga­ción, en un ca­so que des­cri­bie­ron co­mo “muy com­ple­jo”.

“En es­tos mo­men­tos es­ta­mos en­fo­ca­dos en el es­ta­do de la in­ves­ti­ga­ción. Es im­por­tan­te des­ta­car es­to en re­la­ción con lo di­cho por don Car­los (Caicedo pa­dre de la fa­lle­ci­da) de que él sien­te que el Es­ta­do no brin­dó la se­gu­ri­dad co­rres­pon­dien­te pa­ra que su hi­ja pu­die­ra ter­mi­nar su via­je”, ex­pli­có Hernández.

El abo­ga­do ase­gu­ró que, de mo­men­to, no con­si­de­ran una de­man­da con­tra el Es­ta­do, sino que se en­fo­can en de­ter­mi­nar el avan­ce de la in­ves­ti­ga­ción.

In­di­có que el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co que­dó de en­viar­les una co­pia del ex­pe­dien­te.

“Es­tán es­ca­nean­do ab­so­lu­ta­men­te to­dos los in­for­mes que ha rea­li­za­do la Po­li­cía Ju­di­cial, la au­top­sia y, ade­más, las di­rec­tri­ces que ha ve­ni­do ge­ne­ran­do el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, pe­ro co­mo no te­ne­mos la in­for­ma­ción no po­de­mos in­di­car cuán avan­za­do es­tá el ca­so.

’’Sí cree­mos que hay bas­tan­tes ele­men­tos de pro­ba­bi­li­dad pa­ra sos­te­ner que la per­so­na que es­tá de­te­ni­da es­tá vin­cu­la­da con el ho­mi­ci­dio de la ofen­di­da (Car­la Ste­fa­niak). Quie­ro que que­de cla­ro que si des­pués de ana­li­zar la do­cu­men­ta­ción, de­ter­mi­na­mos que te­ne­mos que su­ge­rir al­gu­na di­rec­ción en la in­ves­ti­ga­ción, pues la su­ge­ri­re­mos”, di­jo Hernández.

Ex­pli­có que el pa­dre de Car­la aban­do­nó Cos­ta Ri­ca la tar­de de es­te jue­ves.

Car­los Al­ber­to, el her­mano de la fa­lle­ci­da, per­ma­ne­ce en el país pa­ra fi­na­li­zar los trá­mi­tes de re­pa­tria­ción de los res­tos de la tu­ris­ta, quien fue cre­ma­da y cu­yas ce­ni­zas se­rán lle­va­das a Es­ta­dos Uni­dos pa­ra los ser­vi­cios fú­ne­bres.

Ste­fa­niak es­ta­ba ra­di­ca­da en Flo­ri­da y vi­si­tó el país pa­ra ce­le­brar su cum­plea­ños con una cu­ña­da. El guar­da sos­pe­cho­so del cri­men ha­bía de­cla­ra­do a sus je­fes que la vio par­tir en un ca­rro de la pla­ta­for­ma Uber, a las 5 a. m. del 28 de no­viem­bre.

“EL MU­NI­CI­PIO LLE­GÓ A CE­RRAR AL­GO QUE ES­TA­BA CE­RRA­DO POR DE­CI­SIÓN DE LOS DUE­ÑOS (...)LA NOTIFICACIÓN QUE DE­JÓ LA MU­NI­CI­PA­LI­DAD ES­TÁ DI­RI­GI­DA A LA EM­PRE­SA ADIANTUM SO­CIE­DAD ANÓ­NI­MA, QUE NO TIE­NE

’ ’ RE­LA­CIÓN CON LOS DUEÑ OS. Fe­de­ri­co Jen­kins

Abo­ga­do co­la­bo­ra­dor de los pro­pie­ta­rios

“ES UN CA­SO COM­PLE­JO; ES IM­POR­TAN­TE DES­TA­CAR ES­TO EN RE­LA­CIÓN CON LO DI­CHO POR DON CAR­LOS (CAICEDO PA­DRE DE LA FA­LLE­CI­DA) DE QUE ÉL SIEN­TE QUE EL ES­TA­DO NO BRIN­DÓ LA SE­GU­RI­DAD CO­RRES­PON­DIEN­TE PA­RA QUE SU HI­JA PU­DIE­RA TER­MI­NAR

’’ SU VIA­JE.

Da­vid Hernández

Abo­ga­do de la fa­mi­lia de la fa­lle­ci­da

CAR­LOS AR­GUE­DAS

El ho­tel Le Mas de Pro­ven­ce, en San An­to­nio de Es­ca­zú, fue clau­su­ra­do por or­den mu­ni­ci­pal, tras la in­ves­ti­ga­ción que se ini­ció por ase­si­na­to en el lu­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.