Ins­ti­tu­to so­bre Dro­gas ur­ge Ley de Ex­tin­ción de Do­mi­nio

→ De 509 pes­qui­sas tra­mi­ta­das an­te la Fis­ca­lía en 2017, en dos hu­bo con­de­na

La Nacion (Costa Rica) - - SUCESOS - Hu­go So­lano C. hu­go.so­[email protected]

Ca­da año, los ban­cos y de­más en­ti­da­des fi­nan­cie­ras del país aler­tan a las au­to­ri­da­des so­bre cien­tos de ope­ra­cio­nes sos­pe­cho­sas de la­va­do de di­ne­ro. Sin em­bar­go, muy po­cas de esas aler­tas de­ri­van en con­de­nas.

Un in­for­me del Ins­ti­tu­to Cos­ta­rri­cen­se so­bre Dro­gas (ICD) de­ter­mi­nó que de las 509 in­ves­ti­ga­cio­nes fi­nan­cie­ras tra­mi­ta­das an­te la Fis­ca­lía de Le­gi­ti­ma­ción de Ca­pi­ta­les en el 2017, nin­gu­na lle­gó a jui­cio.

De he­cho, por ese de­li­to, en ese año so­la­men­te se lo­gra­ron dos con­de­nas con­tra un to­tal de nue­ve per­so­nas.

Fren­te a es­ta reali­dad es que, pa­ra Gui­ller­mo Ara­ya, di­rec­tor del ICD, es ur­gen­te la Ley de Ex­tin­ción de Do­mi­nio, pro­yec­to que ha­ce fila pa­ra la agen­da del ple­na­rio le­gis­la­ti­va.

So­lo con esa nor­ma­ti­va, di­ce Ara­ya, se po­dría for­ta­le­cer la des­ar­ti­cu­la­ción de gru­pos al gol­pear la es­truc­tu­ra eco­nó­mi­ca y fi­nan­cie­ra de la or­ga­ni­za­ción, que es lo que más re­per­cu­te en los ni­ve­les de vio­len­cia.

“Eso des­alen­ta­ría las lu­chas que sur­gen ac­tual­men­te, por ejem­plo, cuan­do se cap­tu­ra a los lí­de­res de ban­das nar­cos que des­de la cár­cel si­guen con el ne­go­cio o que los man­dos sub­si­guien­tes que que­dan li­bres lu­chen por el po­si­cio­na­mien­to de la or­ga­ni­za­ción, ya que tie­nen el di­ne­ro ahí”, ex­pli­có.

La Ley de Ex­tin­ción de Do­mi­nio, aña­de, com­ple­men­ta­ría la san­ción pe­nal a las ban­das de­lic­ti­vas de di­ver­sa ín­do­le, ya que el po­der eco­nó­mi­co es lo que cau­sa una gran di­fe­ren­cia en la es­truc­tu­ra cri­mi­nal.

Eso sí, exi­gen que no se li­mi­te la can­ti­dad de de­li­tos a los que se pue­da apli­car, co­mo lo pro­pu­so el in­for­me de la co­mi­sión le­gis­la­ti­va que co­no­ció el plan.

En el 2017, el 99,1% de las con­de­nas por in­frac­cio­nes a la Ley so­bre Es­tu­pe­fa­cien­tes, Sus­tan­cias Psi­co­tró­pi­cas, Dro­gas de Uso no Au­to­ri­za­do, Ac­ti­vi­da­des Co­ne­xas, Le­gi­ti­ma­ción de Ca­pi­ta­les y Fi­nan­cia­mien­to al Te­rro­ris­mo (N.° 8204) fue­ron por nar­co­trá­fi­co y so­lo un 0,9% por le­gi­ti­ma­ción de ca­pi­ta­les.

Lo an­te­rior evi­den­cia que el Es­ta­do es más efec­ti­vo pa­ra en­car­ce­lar que pa­ra re­cu­pe­rar los di­ne­ros mal ha­bi­dos.

In­clu­so, mu­chos con­de­na­dos tie­nen cla­ro que cuan­do cum­plan la de la pe­na, dis­fru­ta­rán de las ile­ga­les ga­nan­cias.

El do­cu­men­to in­di­ca que las di­fe­ren­tes ma­ni­fes­ta­cio­nes del la­va­do de ac­ti­vos y el fi­nan­cia­mien­to al te­rro­ris­mo, dis­po­nen en Cos­ta Ri­ca de “tie­rra fér­til” pa­ra su con­so­li­da­ción.

“Vio­len­tos in­di­ca­do­res de inequi­dad, de­to­nan­tes de dis­con­for­mi­dad so­cial por ca­ren­cia de em­pleo, de ac­ce­so a la edu­ca­ción y otras opor­tu­ni­da­des cons­ti­tu­yen un mer­ca­do atrac­ti­vo pa­ra la ins­tau­ra­ción y pro­li­fe­ra­ción de ac­ti­vi­da­des cri­mi­na­les”, con­sig­na el in­for­me.

Aña­de que la len­ti­tud en el trá­mi­te de pro­yec­tos de ley de­ja al país ca­da vez más de­bi­li­ta­do pa­ra com­ba­tir el de­li­to.

MSP

Más allá de en­ce­rrar per­so­nas, el ICD y la Fis­ca­lía in­sis­ten en que se de­be de­bi­li­tar el po­der eco­nó­mi­co del cri­men or­ga­ni­za­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.