Re­cons­truir la con­fian­za

La Nacion (Costa Rica) - - ECONOMÍA - Jo­sé Luis Ar­ce Eco­no­mis­ta jlar­[email protected]­sa.cr

En po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca, la cre­di­bi­li­dad y la con­fian­za son va­lio­sos ac­ti­vos que si se de­pre­cian –o, en los peo­res es­ce­na­rios, son des­trui­dos– to­ma tiem­po y es­fuer­zo re­cons­ti­tuir. La po­lé­mi­ca en torno a la de­gra­da­ción de la ca­li­fi­ca­ción cre­di­ti­cia del país por par­te de Moody’s es un buen ejem­plo de ello.

No ca­be du­da de que el aval con­tun­den­te –tan­to en el Le­gis­la­ti­vo co­mo en el ca­so de la con­sul­ta de cons­ti­tu­cio­na­li­dad – del en­ton­ces Pro­yec­to de Ley de For­ta­le­ci­mien­to de las Fi­nan­zas Pú­bli­cas es una bue­na no­ti­cia –y un lo­gro del Eje­cu­ti­vo y de los di­fe­ren­tes ac­to­res po­lí­ti­cos com­pro­me­ti­dos en di­cha ta­rea– que permite per­fi­lar el ini­cio de un pro­ce­so de ajus­te que fue pos­pues­to, por di­fe­ren­tes ra­zo­nes, por más de una dé­ca­da.

No obs­tan­te, es­te hi­to le­jos de sig­ni­fi­car el fi­nal del via­je y el re­torno in­me­dia­to a un puer­to se­gu­ro im­pli­ca, más bien, ini­ciar una tra­ve­sía igual o más di­fí­cil en tér­mi­nos de los re­tos eco­nó­mi­cos y po­lí­ti­cos que con­lle­va: la de eje­cu­tar y lle­var a buen tér­mino el pro­ce­so de ajus­te.

En tal sen­ti­do, en el con­tex­to de un pro­ce­so tan gra­dual de or­de­na­mien­to de las fi­nan­zas gu­ber­na­men­ta­les co­mo el que se ha em­pren­di­do, y da­do, des­gra­cia­da­men­te, la ten­den­cia a pro­cras­ti­nar que ha ca­rac­te­ri­za­do en los úl­ti­mos años al país en es­ta ma­te­ria, es de cier­ta for­ma in­clu­so na­tu­ral el du­dar y es­pe­rar re­sul­ta­dos con­cre­tos.

En si­tua­cio­nes así, la for­ma más rá­pi­da y efec­ti­va de com­ba­tir es­tas per­cep­cio­nes y sus efec­tos so­bre las ex­pec­ta­ti­vas es en­tre­gar rá­pi­da­men­te re­sul­ta­dos, no só­lo en tér­mi­nos de re­du­cir el dé­fi­cit, sino que, ade­más, en­viar se­ña­les po­lí­ti­cas con­tun­den­tes de que se si­guen cons­tru­yen­do los acuer­dos ne­ce­sa­rios pa­ra las si­guien­tes eta­pas del pro­ce­so.

En tér­mi­nos de las cuen­tas pú­bli­cas, de­be­rá pro­cu­rar­se que los nue­vos in­gre­sos de la re­for­ma y un con­trol más in­ten­so de la eje­cu­ción pre­su­pues­ta­ria se re­fle­jen, con ra­pi­dez, en una ten­den­cia cla­ra y sos­te­ni­da de re­duc­ción del dé­fi­cit pri­ma­rio.

En lo po­lí­ti­co, se­rá ne­ce­sa­rio man­te­ner y cons­truir acuer­dos con los di­fe­ren­tes ac­to­res ba­sa­dos ca­da vez más en el con­ven­ci­mien­to y el com­pro­mi­so en torno a una agen­da de re­for­mas sus­tan­ti­vas, de ma­yor alien­to y más allá de la fis­ca­li­dad y me­nos en el te­mor –de­be re­co­no­cer­se cier­ta­men­te ob­je­ti­vo– de caer en el abis­mo de una cri­sis.

Si las se­ña­les tar­dan y se cae, de nue­vo, en la ten­ta­ción de pos­po­ner el ajus­te –por ejem­plo, me­dian­te el abu­so del endeudamiento ex­terno – se des­per­di­cia­rá una opor­tu­ni­dad de oro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.