Ma­du­ro asu­me man­da­to en me­dio del re­pu­dio mun­dial

→Was­hing­ton juz­gó ac­to co­mo una ‘far­sa’ y anun­ció más pre­sión a ‘ré­gi­men co­rrup­to’ →Go­ber­nan­te se de­fi­ne co­mo un ‘de­mó­cra­ta’ y pi­de ayu­da al AL­BA

La Nacion (Costa Rica) - - EL PAÍS -

CA­RA­CAS. AFP Y AP- El pre­si­den­te de Ve­ne­zue­la, Ni­co­lás Ma­du­ro, asu­mió es­te jue­ves un se­gun­do man­da­to de seis años, con­si­de­ra­do “ile­gí­ti­mo” por Es­ta­dos Uni­dos, la Unión Eu­ro­pea (UE) y la ma­yor par­te de Amé­ri­ca La­ti­na, que ame­na­zan con au­men­tar la pre­sión con­tra su go­bierno.

Ma­du­ro, de 56 años, se ju­ra­men­tó an­te el Tri­bu­nal Su­pre­mo de Jus­ti­cia (TSJ, de lí­nea ofi­cia­lis­ta), en un ac­to al que no asis­tie­ron re­pre­sen­tan­tes de la UE, Es­ta­dos Uni­dos, ni de la ma­yor par­te de Amé­ri­ca, ex­cep­to un pu­ña­do de man­da­ta­rios alia­dos.

Al ca­li­fi­car la in­ves­ti­du­ra co­mo una “far­sa” y a Ma­du­ro co­mo “dic­ta­dor”, el ase­sor de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal es­ta­dou­ni­den­se, John Bol­ton, an­ti­ci­pó que el go­bierno de Do­nald Trump au­men­ta­rá la pre­sión con­tra lo que lla­mó un “ré­gi­men co­rrup­to”, lo que au­gu­ra más san­cio­nes. La mis­ma po­si­ción ex­te­rio­ri­zó el vi­ce­pre­si­den­te Mi­ke Pence en Twit­ter.

En las pri­me­ras mues­tras del re­cha­zo re­gio­nal, Pa­ra­guay rom­pió re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas; Ca­na­dá, Pe­rú y Ar­gen­ti­na de­nun­cia­ron una “dic­ta­du­ra” y la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA) de­cla­ró “ile­gí­ti­mo” a Ma­du­ro.

En una de­cla­ra­ción, la UE la­men­tó “pro­fun­da­men­te” que Ma­du­ro co­mien­ce un nue­vo pe­rio­do ema­na­do de “elec­cio­nes no de­mo­crá­ti­cas” y ame­na­zó con to­mar “me­di­das” si au­men­ta el de­te­rio­ro de la si­tua­ción en Ve­ne­zue­la.

La UE, Es­ta­dos Uni­dos y el Gru­po de Li­ma –13 paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos y Ca­na­dá– des­co­no­cie­ron su re­elec­ción en los co­mi­cios del 20 de ma­yo, boi­co­tea­dos por la opo­si­ción, que los con­si­de­ró un frau­de.

Ra­cis­mo. El go­ber­nan­te so­cia­lis­ta acu­só de “ra­cis­mo” a la UE, a la que pi­dió res­pe­to, y a Es­ta­dos de Uni­dos de or­ques­tar un “gol­pe de Es­ta­do”.

“Ve­ne­zue­la es el cen­tro de una gue­rra mun­dial del im­pe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano y sus go­bier­nos sa­té­li­tes”, di­jo al de­fen­der co­mo “le­gí­ti­ma” su juramentación y pe­dir una cum­bre la­ti­noa­me­ri­ca­na pa­ra abor­dar la si­tua­ción.

He­re­de­ro po­lí­ti­co del fa­lle­ci­do go­ber­nan­te so­cia­lis­ta Hu­go Chá­vez (1999-2013), el ex­cho­fer de bus y ex­sin­di­ca­lis­ta go­bier­na con mano fuer­te tras sa­car del jue­go a sus ad­ver­sa­rios, con el con­trol ins­ti­tu­cio­nal y el de­ci­si­vo apo­yo de los mi­li­ta­res, a quie­nes dio enor­me po­der.

Más tem­prano, el pre­si­den­te de­nun­ció la exis­ten­cia de una “es­ca­la­da” in­ter­na­cio­nal con­tra Ve­ne­zue­la y pi­dió a los paí­ses del blo­que re­gio­nal Alian­za Bo­li­va­ria­na pa­ra los Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca (AL­BA) ini­ciar las ges­tio­nes di­plo­má­ti­cas pa­ra “pa­rar es­ta lo­cu­ra... que quién sa­be has­ta dón­de nos pue­de lle­var”.

En alu­sión a las crí­ti­cas de la opo­si­ción y al­gu­nos Go­bier­nos que lo se­ña­lan co­mo “dic­ta­dor”, Ma­du­ro se iden­ti­fi­có co­mo un “de­mó­cra­ta”.

Ex­per­tos au­gu­ran un agra­va­mien­to de la de­ba­cle so­cio­eco­nó­mi­ca. Ade­más de la es­ca­sez de co­mi­da y me­di­ci­nas, los ve­ne­zo­la­nos li­dian con una hi­per­in­fla­ción que, se­gún el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI), al­can­za­rá 10.000.000% en el 2019.

La ONU cal­cu­la que 2,3 mi­llo­nes de ve­ne­zo­la­nos emi­gra­ron des­de el 2015 por la cri­sis.

AFP

Ni­co­lás Ma­du­ro pres­tó ju­ra­men­to, es­te jue­ves, an­te el Tri­bu­nal Su­pre­mo de Jus­ti­cia de Ve­ne­zue­la y así co­men­zó su se­gun­do man­da­to en me­dio de una cre­cien­te pre­sión in­ter­na­cio­nal y la ame­na­za de la Asam­blea Na­cio­nal de que lo de­cla­ra­rá usur­pa­dor del car­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.