Im­pues­to a las ca­sas de lu­jo

La Nacion (Costa Rica) - - ECONOMÍA - Fran­cis­co Vi­lla­lo­bos fvi­lla­lo­[email protected]­loit­te.com

13,00 13,00 12,00 13,00 13,00 13,00 13,00 13,00 13,00 13,00 13,00 13,00 13,00 13,00 13,00 12,00 12,00 13,00 12,95 13,00 13,00 17,00 13,00 14,00 14,00 13,00 12,00 13,00 13,00 14,00 13,00 17,25 15,00 13,00 13,00 20,00 175,41 Se­rá has­ta el 25 de enero que ha­brá tiem­po pa­ra pa­gar el Im­pues­to So­li­da­rio pa­ra el For­ta­le­ci­mien­to de Pro­gra­mas de Vi­vien­da (ca­sas de lu­jo). La ley que se creó en 2008 es­ta­ble­cía que el tri­bu­to de­bía pa­gar­se den­tro de los 15 días na­tu­ra­les si­guien­tes a su de­ven­go, y su de­ven­go es el 1.° de enero de ca­da año; sin em­bar­go, la Di­rec­ción de Tri­bu­ta­ción con­ce­dió una pró­rro­ga has­ta el 25 de enero en vir­tud de un atra­so en la pu­bli­ca­ción de los tra­mos en La Ga­ce­ta.

La pu­bli­ca­ción es im­por­tan­te, pues to­dos los años es­te im­pues­to ga­na y pier­de con­tri­bu­yen­tes. En­tran aque­llos in­mue­bles cu­yo va­lor de cons­truc­ción, sin in­cluir el va­lor del te­rreno, sea igual o su­pe­rior al mon­to que año a año y vía de­cre­to eje­cu­ti­vo se ac­tua­li­za. Sa­len los in­mue­bles cu­yo va­lor sea in­fe­rior al es­ta­ble­ci­do en el de­cre­to.

El mon­to definido es de ¢131 mi­llo­nes. Es­te año tam­bién co­rres­pon­de ac­tua­li­zar el va­lor, lo cual su­po­ne un pro­ble­ma pa­ra los pro­pie­ta­rios, quie­nes de­ben en­ton­ces ha­cer­se la pregunta: ¿Cuán­to va­le mi casa?

Pa­ra uno la casa es muy va­lio­sa, pa­ra quien in­ten­ta com­prar­la no tan­to, pe­ro pa­ra el fis­co, ni lo uno ni lo otro: de­be ate­ner­se us­ted co­mo mí­ni­mo a dos pa­rá­me­tros, el Ma­nual de Va­lo­res Ba­se Uni­ta­rio por Ti­po­lo­gía Cons­truc­ti­va, pa­ra el ca­so de las cons­truc­cio­nes y las ins­ta­la­cio­nes, así co­mo en los mo­de­los de va­lo­ra­ción, pa­ra de­ter­mi­nar el va­lor de los te­rre­nos don­de se ubi­quen.

Me­nos que eso no, pe­ro, ¿y si va­le más? Esa pregunta la con­tes­ta me­jor la al­moha­da. Lo que sí es im­por­tan­te re­cor­dar es que los va­lo­res de­cla­ra­dos se­rán re­mi­ti­dos por Tri­bu­ta­ción a las mu­ni­ci­pa­li­da­des, co­mo va­lor de re­fe­ren­cia, pa­ra los efec­tos de ser con­si­de­ra­dos co­mo una mo­di­fi­ca­ción automática del va­lor en el im­pues­to so­bre bie­nes in­mue­bles.

Es­te im­pues­to que fue crea­do con un pla­zo de 10 años (es­te año era el úl­ti­mo) pe­ro fue mo­di­fi­ca­do pa­ra de­ro­gar­le su ar­tícu­lo 19 en agos­to del 2011 y des­de en­ton­ces, nos acom­pa­ña y acom­pa­ña­rá pa­ra siem­pre. Na­da más cier­to que la fra­se de Ben­ja­mín Franklin, es­cri­ta en una mi­si­va a Juan-Bap­tis­te Le­roy en 1789: so­lo se­gu­ro en la vi­da, la muer­te y los im­pues­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.