Ma­cho Co­ca so­bre­seí­do por mue­lle ile­gal en Por­te­te

Fis­ca­lía acu­só a em­pre­sa­rio dos me­ses des­pués de ven­cer pla­zo, di­ce juez

La Nacion (Costa Rica) - - PORTADA - Car­los Ar­gue­das C. car­gue­dasc@na­cion.com

El em­pre­sa­rio li­mo­nen­se Gil­bert Bell, co­no­ci­do co­mo Ma­cho Co­ca, que­dó exo­ne­ra­do del de­li­to de usur­pa­ción por cons­truir un com­ple­jo por­tua­rio en Por­te­te de Li­món.

Bell re­sul­tó so­bre­seí­do en esa cau­sa ju­di­cial por pres­crip­ción de la ac­ción pe­nal, se­gún lo es­ta­ble­ció el Juz­ga­do Pe­nal de Li­món en una re­so­lu­ción dic­ta­da el pa­sa­do 20 de ma­yo.

En la mis­ma re­so­lu­ción, el juez se­ña­la que se­rá el Tri­bu­nal Pe­nal de Jui­cio el que de­ci­da si ese terrreno de­be ser en­tre­ga­do al Es­ta­do o a las per­so­nas que lo po­seían an­tes de la in­ter­ven­ción del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co.

La pres­crip­ción tam­bién be­ne­fi­ció a otros seis impu­tados por el mis­mo de­li­to. Se tra­ta de otros dos her­ma­nos de Gil­bert Bell, uno de ape- lli­dos Bell Fer­nán­dez y otro Ál­va­rez Fer­nán­dez, así co­mo cua­tro per­so­nas ape­lli­da­das Ga­ri­ta La­ra, Ri­ve­ra Sa­la­zar, Gue­va­ra Mon­dra­gón y Pi­ca­do Gri­jal­ba.

Asi­mis­mo, el juez Luis Da­niel Montero de­ci­dió ele­var a jui­cio el pro­ce­so con­tra dos im­pli­ca­dos, Henry Nep­tuno Lin­do Ro­yes y Ro­ber­to Eduar­do Buchanan St­he­pens, por el de­li­to de usur­pa­ción de bie­nes de do­mi­nio pú­bli­co.

Las pes­qui­sas re­la­cio­na­das con el com­ple­jo por­tua­rio de Por­te­te tras­ce­die­ron el 18 de agos­to del 2015, cuan­do ofi­cia­les de la Po­li­cía de Con­trol de Dro­gas (PCD), la Fuer­za Pú­bli­ca y Guar­da­cos­tas alla­na­ron un área 22.000 me­tros cua­dra­dos (m²), ubi­ca­da en la zo­na ma­rí­ti­mo-te­rres­tre.

Las cons­truc­cio­nes se le­van­ta­ron en­tre agos­to y di­ciem­bre del 2014. La ma­yor obra es el mue­lle prin­ci­pal de 55 me­tros (m) de lar­go por 11 m de an­cho (550 m² de cons­truc­ción). Tam­bién tie­ne 10 edi­fi­ca­cio­nes y fue­ron acon­di­cio­na­dos otros seis em­bar­ca­de­ros a lo lar­go de la bahía.

El te­rreno de­bía ser ad­mi­nis­tra­do por la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Li­món, se­gún las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les, pe­ro to­das las cons­truc­cio­nes se hi­cie­ron sin permiso.

Des­de un ini­cio, el lu­gar fue des­alo­ja­do y, por dis­po­si­ción del Juz­ga­do Pe­nal de Li­món, la cus­to­dia del lu­gar que­dó en ma­nos del Ser­vi­cio Na­cio­nal de Guar­da­cos­tas.

Ale­ga­tos. “Pa­ra el pre­sen­te ca­so, el pla­zo (...) pa­ra sus­pen­der la ac­ción pe­nal va a ser de dos años. El Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, ha­bien­do fi­na­li­za­do la eta­pa de in­ves­ti­ga­ción, reali­zó ac­to con­clu­si­vo, que es la acu­sa­ción y so­li­ci­tud de au­to de aper­tu­ra a jui­cio el 27 de oc­tu­bre del 2017”, ex­pli­có el juez Luis Da­niel Montero.

“Sin em­bar­go, si to­ma­mos en cuen­ta que a los impu­tados se les in­da­gó en el mes de agos­to del 2015, des­de ese mo­men­to se te­nía que con­ta­bi­li­zar el pla­zo de la ac­ción pe­nal con la re­duc­ción a la mi­tad (de la pe­na, que es de cua­tro años pa­ra ese de­li­to), sien­do es­te de dos años.

”La fe­cha en que pres­cri­bía la ac­ción pe­nal es en el mes de agos­to del 2017. El Mi­nis­te­rio Pú­bli­co rea­li­za su ac­to con­clu­si­vo (acu­sa­ción) ya es­tan­do pres­cri­ta la ac­ción pe­nal de los impu­tados Ál­va­rez Fer­nán­dez, Ga­ri­ta La­ra, Gil­bert Bell Fer­nán­dez, Ri­ve­ra Sa­la­zar, Gue­va­ra Mon­dra­gón, Pi­ca­do Gri­jal­ba y Bell Fer­nán­dez”.

El abo­ga­do Ál­va­ro Mo­reno, de­fen­sor de Gil­bert Bell, ha­bía pe­di­do que, en vis­ta de que se exo­ne­ra­ba de car­gos a los impu­tados, se de­bía res­ti­tuir las co­sas al es­ta­do an­te­rior (cuan­do se pro­du­jo el alla­na­mien­to en el 2014). Sin em­bar­go, el

juez no aco­gió la pe­ti­ción.

“La so­li­ci­tud del re­pre­sen­tan­te de los sen­ten­cia­dos tie­ne sen­ti­do por cuan­to ya no exis­te una cau­sa pe­nal que se les si­ga a ellos. Sin em­bar­go, por res­pon­sa­bi­li­dad pro­fe­sio­nal, aco­gien­do el de­bi­do pro­ce­so y aco­gién­do­me al de­re­cho de defensa ma­te­rial, se or­de­na man­te­ner la me­di­da atí­pi­ca que pe­sa en con­tra de la zo­na y bahía Por­te­te.

”Per­mi­tir el ac­ce­so a los aho­ra sen­ten­cia­dos sin te­ner cla­ro pa­ra ellos de a quién le per­te­ne­ce di­cha zo­na po­dría lle­var­los a error en in­tro­du­cir­se nue­va­men­te a la zo­na pro­vo­can­do, even­tual­men­te, que el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co les abra (otra vez) una cau­sa pe­nal por el mis­mo de­li­to”, di­jo el juez, quien de­ter­mi­nó que ese as­pec­to lo de­be es­tu­diar el Tri­bu­nal Pe­nal de Jui­cio cuan­do juz­gue si Lin­do y Buchanan son res­pon­sa­bles de usur­pa­ción de bie­nes de do­mi­nio pú­bli­co.

AR­CHI­VO

Gil­bert Bell re­cla­ma que le res­ti­tu­yan la pro­pie­dad en Por­te­te, Li­món, pe­ro el Juz­ga­do de­jó esa de­ci­sión al Tri­bu­nal Pe­nal de Jui­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.