Banh­vi tie­ne sin uso ¢88.000 mi­llo­nes de pro­yec­tos va­ra­dos

Di­ne­ro pa­ra vi­vien­da so­cial lle­va has­ta 12 años en­ga­ve­ta­do

La Nacion (Costa Rica) - - PORTADA - Jo­sué Bra­vo jo­sue.bra­[email protected]

‘Es una in­jus­ti­cia’

Re­cur­sos al­can­za­rían pa­ra 8.500 ca­sas pa­ra po­bres, di­ce dipu­tado Pe­dro Muñoz

‘Fon­dos es­tán com­pro­me­ti­dos’

Ban­co ale­ga que pro­ce­so de cons­truc­ción tar­da por per­mi­sos y efec­tos del cli­ma

El Ban­co Hi­po­te­ca­rio de la Vi­vien­da (Banh­vi) man­tie­ne guar­da­dos ¢88.000 mi­llo­nes, los cua­les de­bie­ron in­ver­tir­se en so­lu­cio­nes de vi­vien­da pa­ra per­so­nas de es­ca­sos re­cur­sos. Par­te de los fon­dos lle­van has­ta 12 años en­ga­ve­ta­dos.

Se tra­ta de di­ne­ro acu­mu­la­do en­tre los años 2007 y 2018, se­gún un re­por­te del Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da, en­ti­dad que por ley de­be guar­dar esos re­cur­sos en la Ca­ja Úni­ca del Es­ta­do.

El Banh­vi ale­ga que es­tos ¢88.000 mi­llo­nes no son re­cur­sos so­bran­tes, sino que es­tán com­pro­me­ti­dos pa­ra pro­yec­tos de vi­vien­da en pro­ce­so de eje­cu­ción, sean co­lec­ti­vos o in­di­vi­dua­les.

La pla­ta pro­vie­ne de los tri­bu­tos que pa­gan los con­tri­bu­yen­tes y de los apor­tes que los pa­tro­nos ha­cen al Fon­do De­sa­rro­llo So­cial y Asig­na­cio­nes Fa­mi­lia­res (Fo­de­saf), el cual a su vez le asig­na una par­ti­da anual al Fon­do de Sub­si­dios pa­ra la Vi­vien­da (Fo­su­vi) del Banh­vi.

El dipu­tado del Par­ti­do Uni­dad So­cial Cris­tia­na (PUSC), Pe­dro Muñoz, cues­tio­nó la acu­mu­la­ción del di­ne­ro. En su cri­te­rio, sig­ni­fi­ca 8.500 vi­vien­das pa­ra la po­bla­ción ne­ce­si­ta­da, que no se han cons­trui­do.

“Son di­ne­ros asig­na­dos, pe­ro no eje­cu­ta­dos du­ran­te mu­chos años. Es un mon­to que ha ve­ni­do en au­men­to. Es una in­jus­ti­cia pro­du­ci­da por un des­or­den, por­que el mon­to no eje­cu­ta­do au­men­ta”, cues­tio­nó el le­gis­la­dor.

La pla­ta es­tá de­po­si­ta­da en la Ca­ja Úni­ca del Es­ta­do, una cuen­ta en el Ban­co Cen­tral de Cos­ta Ri­ca don­de las ins­ti­tu­cio­nes guar­dan sus sal­dos. El di­ne­ro de­po­si­ta­do allí no ge­ne­ra ren­di­mien­tos.

Da­tos del Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da evi­den­cian un fuer­te cre­ci­mien­to del acu­mu­la­do a par­tir del año 2012, cuan­do el mon­to se mul­ti­pli­có por diez al pa­sar de ¢2.760 mi­llo­nes a ¢21.745 mi­llo­nes.

Ese cre­ci­mien­to ocu­rrió des­pués de que, en el 2010, una ley au­men­tó en más de un 50% el ru­bro que el go­bierno de­be des­ti­nar a Fo­de­saf.

Lue­go, en el 2016, el di­ne­ro acu­mu­la­do volvió a re­gis­trar un fuer­te in­cre­men­to, al pa­sar de ¢20.000 mi­llo­nes a ¢54.000 mi­llo­nes. El mon­to se dis­pa­ró a los ¢88.000 mi­llo­nes el año pa­sa­do. Es­tas ci­fras es­tán ex­pre­sa­das en co­lo­nes de hoy.

En pro­me­dio, du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años, el Banh­vi en­tre­gó 11.000 bo­nos de vi­vien­da por año, se­gún los da­tos de la Fun­da­ción Pro­mo­to­ra de Vi­vien­da (Fu­pro­vi). El año pa­sa­do, dio 11.461 bo­nos y en­tre­gó 1.994 so­lu­cio­nes de vi­vien­da.

‘Di­ne­ro com­pro­me­ti­do’. En la ac­tua­li­dad, Fo­de­saf gi­ra al Fu­so­vi apro­xi­ma­da­men­te ¢110.000 mi­llo­nes ca­da año, se­gún el ge­ren­te del Banh­vi, Car­los Cas­tro.

Él afir­ma que esos re­cur­sos no son so­bran­tes ni es­tán guar­da­dos sin uso. “En reali­dad es­tán re­ser­va­dos o com­pro­me­ti­dos de al­gu­na ma­ne­ra”, aña­dió.

Ex­pli­có que el de­sa­rro­llo de vi­vien­das tie­ne un pro­ce­so par­ti­cu­lar que per­mi­te que un pro­yec­to pue­da du­rar un año o un po­co más.

En la par­te ope­ra­ti­va, el Banh­vi tie­ne que ase­gu­rar los fon­dos de un pro­yec­to, cual­quie­ra que es­te sea, pa­ra dar­le se­gu­ri­dad al cons­truc­tor y al be­ne­fi­cia­rio, así co­mo pa­ra cum­plir con los con­tro­les de la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca (CGR).

Ade­más, los desa­rro­lla­do­res tie­nen que con­ti­nuar con los trá­mi­tes de cons­truc­ción, lo que im­pli­ca per­mi­sos o la resolución de im­pre­vis­tos por efec­tos cli­má­ti­cos. Es­tos pro­ce­sos ge­ne­ral­men­te tras­cien­den un año, ale­gó el ge­ren­te.

Se­gún Cas­tro, esos factores pro­vo­can que la eje­cu­ción de los fon­dos de un año se con­cre­ten al año si­guien­te o al sub­si­guien­te, ya sea en pro­yec­tos co­lec­ti­vos o in­di­vi­dua­les, en lo­tes ya ur­ba­ni­za­dos o en cons­truc­ción so­bre área ver­de.

“No es que se que­dó la pla­ta ahí guar­da­da des­de ha­ce tiem­po; esa pla­ta fue gi­ra­da en años si­guien­tes. Eso no li­mi­ta que pu­die­ran ha­ber si­tua­cio­nes pro­ble­má­ti­cas.

“No lo voy a en­ga­ñar, hay pro­yec­tos que sí tar­dan, pa­san del año, del año y me­dio o que afron­tan di­fi­cul­ta­des aso­cia­das a per­mi­sos, a cam­bios de con­si­de­ra­cio­nes en re­que­ri­mien­to de en­ti­da­des pu­bli­cas que ge­ne­ran atra­sos en el de­sa­rro­llo del pro­yec­to que ha­cen que esos re­cur­sos, que se des­ti­na­ron pa­ra un pro­yec­to, tie­nen que se­guir guar­da­dos has­ta que no se con­clu­ya ese pro­yec­to.

”Esa es bá­si­ca­men­te la ra­zón por la cual no­so­tros man­te­ne­mos re­cur­sos dis­po­ni­bles y com­pro­me­ti­dos, lo importante es que es­tén com­pro­me­ti­dos”, ex­pli­có el ge­ren­te.

Cas­tro aña­dió que a la fe­cha el Banh­vi tie­ne com­pro­me­ti­dos al­re­de­dor de ¢92.000 mi­llo­nes. Afir­mó que esos re­cur­sos es­tán en pro­ce­so de apro­ba­ción e in­clui­rían los ¢85.000 mi­llo­nes que cues­tio­na Muñoz.

El le­gis­la­dor Muñoz pro­pu­so un pro­yec­to de ley que or­de­na­ría en­viar ca­da año ¢60.000 mi­llo­nes ajus­ta­dos a la in­fla­ción del Fu­so­vi al ré­gi­men de In­va­li­dez, Ve­jez y Muer­te (IVM), de la Ca­ja Cos­ta­rri­cen­se de Se­gu­ro So­cial.

De acuer­do con di­cha pro­pues­ta, la Ca­ja ha­ría esa re­ten­ción al mo­men­to de re­cau­dar los re­cur­sos de Fo­de­saf y, lue­go, los tras­la­da­ría al IVM pa­ra for­ta­le­cer­lo.

El Banh­vi afir­ma que tras­la­dar esos ¢60.000 mi­llo­nes ajus­ta­dos a la in­fla­ción al IVM, co­mo lo pro­po­ne Muñoz, im­pli­ca­ría que apro­xi­ma­da­men­te 6.000 fa­mi­lias de es­ca­sos re­cur­sos se que­da­rían sin te­ner una vi­vien­da ca­da año.

Ade­más, esa ins­ti­tu­ción es­ti­ma que se pon­drían en ries­gos mi­les de em­pleos que ge­ne­ra la cons­truc­ción de esas vi­vien­das.

VA­LE­RIA QUARTARA

Du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años, el Banh­vi en­tre­gó, en pro­me­dio, 11.000 bo­nos de vi­vien­da anua­les. (Fo­to ilus­tra­ti­va).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.