Yo­ga Sto­re: Una ca­sua­li­dad que se con­vir­tió en ne­go­cio

La Republica - - PAGINA 2 - Ar­man­do Que­sa­da Webb aque­sa­da@la­re­pu­bli­ca.net Em­pren­di­mien­to pro­mue­ve un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble

Ha­ce cua­tro años, Pris­ci­lla Var­gas co­men­zó a prac­ti­car yo­ga y de la pa­sión que es­to le des­per­tó, ella creó su pro­pia ven­ta de pro­duc­tos pa­ra la prác­ti­ca de es­ta dis­ci­pli­na: Yo­ga Sto­re.

Ellos ven­den sus pro­duc­tos en dis­tin­tos cen­tros de yo­ga y tam­bién se pue­den ha­cer en­víos per­so­na­les a los clien­tes.

Sin em­bar­go, los pro­duc­tos no ne­ce­sa­ria­men­te son pa­ra per­so­nas que ha­cen yo­ga, ya que el es­ti­lo de la ro­pa atrae a com­pra­do­res de to­do ti­po.

“Se­gui­mos crean­do pro­duc­tos nue­vos y es­ta­mos cons­tan­te­men­te in­no­van­do, es­to ha ayu­da­do a man­te­ner­nos pa­ra se­guir en el mer­ca­do”, ex­pli­có la em­pren­de­do­ra.

Es­te em­pren­di­mien­to ha es­ta­do pre­sen­te en di­ver­sos even­tos co­mo fe­rias del INAMU, fes­ti­va­les na­cio­na­les de yo­ga, Tran­si­tar­te, la Fe­ria Ver­de y el Mer­ca­di­to Azul. In­clu­so, en fe­bre­ro de 2017, la em­pre­sa es­tu­vo pre­sen­te en el Yo­ga Fest de Flo­ri­da, Es­ta­dos Uni­dos.

El pró­xi­mo pa­so que la em­pre­sa quie­re to­mar es ob­te­ner un lo­cal fí­si­co pa­ra ven­der los ar­tícu­los, ya que por aho­ra fun­cio­na a par­tir de en­víos o pues­tos en fe­rias.

To­do em­pe­zó cuan­do Pris­ci­lla y su ma­má hi­cie­ron un bol­so pa­ra por­tar su mat (al­fom­bra que se usa en el yo­ga), ya que lle­var­lo en las ma­nos era muy in­có­mo­do. Nin­guno de sus com­pa­ñe­ros te­nía al­go así y les gus­tó mu­cho, así que Pris­ci­lla co­men­zó a ven­der pro­duc­tos si­mi­la­res de vez en cuan­do.

Po­co a po­co, las ven­tas au­men­ta­ron y el em­pren­di­mien­to se fue con­so­li­dan­do has­ta con­ver­tir­se en la tien­da digital de Pris­ci­lla, que en julio cum­pli­rá tres años y ya acu­mu­la más de 10 mil se­gui­do­res en Fa­ce­book.

Gra­cias al cre­ci­mien­to de su ne­go­cio, Pris­ci­lla fue ca­paz de re­nun­ciar a su an­ti­guo tra­ba­jo y de­di­car to­do su tiem­po a Yo­ga Sto­re.

En­tre los ar­tícu­los a la ven­ta hay vin­chas, pan­ta­lo­nes, bols­ters, za­fu y, por su­pues­to, los por­ta­mats que die­ron ini­cio a la em­pre­sa. “Son pro­duc­tos de bue­na ca­li­dad, con pre­cios ase­qui­bles, va­ria­dos y es una ma­ne­ra de apo­yar lo lo­cal”, ex­pre­só Pris­ci­lla.

La ma­dre de Pris­ci­lla con­ti­núa ayu­dán­do­le con la cos­tu­ra de los pro­duc­tos, mien­tras que su es­po­so apor­ta con la con­ta­bi­li­dad y asis­ten­cia en las ven­tas.

Asi­mis­mo, pa­ra la em­pren­de­do­ra es muy im­por­tan­te usar su ne­go­cio pa­ra pro­mo­ver un es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble. “El yo­ga es muy re­co­men­da­ble pa­ra per­so­nas que han su­fri­do le­sio­nes o pa­de­cen es­trés del tra­ba­jo.”

Yo­ga Sto­re ofre­ce pro­duc­tos de bue­na ca­li­dad, va­ria­dos y con pre­cios ase­qui­bles. Es­te­ban Mon­ge/La Re­pú­bli­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.