¡Pa­ra ne­go­ciar la am­plia­ción de la 27, re­quie­ro un su­per­se­cre­ta­rio en el Con­se­jo Na­cio­nal de Con­ce­sio­nes!

La Republica - - NACIONALES -

PUSC

La frac­ción de nue­ve dipu­tados del

Par­ti­do Uni­dad So­cial Cris­tia­na da un

pa­so al cos­ta­do. Di­ce uno de ellos, que el he­cho de que Pi­za es­té en el Eje­cu­ti­vo no sig­ni­fi­ca que su par­ti­do es par­te del Go­bierno del PAC. Ha­ce hin­ca­pié en el sen­ti­do de que

no es­tán obli­ga­dos a vo­tar sí el pa­que­te de los im­pues­tos, que es­tá en la Asam­blea.

Si no les gus­ta lo que trai­ga la ley, no

hay vo­to.

BOM­BA­ZO

La Sa­la IV le dio un bom­ba­zo a un in

jus­to abu­so de gas­to pú­bli­co. Hay en­ti­da­des au­tó­no­mas que tie­nen co­mo de­re­cho de sus tra­ba­ja­do­res,

que cuan­do de­jan el em­pleo, les pa

guen has­ta 20 me­ses de ce­san­tía.

Ese es uno de los abu­sos que se han

ve­ni­do co­me­tien­do en las con­ven­cio

nes co­lec­ti­vas, des­de ha­ce dé­ca­das y

al cual la Sa­la IV le pu­so tér­mino.

El Có­di­go de Tra­ba­jo es­ta­ble­ce cla

ra­men­te que el má­xi­mo que se pa­ga

por ce­san­tía, no im­por­tan los años de

tra­ba­jo, son ocho me­ses.

¿LE DU­RA­RÁ?

El nue­vo ge­ren­te del Ban­co Po­pu­lar di­ce que el suel­do de ¢16 mi­llo­nes

que ga­na­ba su an­te­ce­sor, lo de­ven­ga

rá él tam­bién.

Se­ña­la que la di­rec­triz emi­ti­da por la

Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, po­nien­do

co­mo to­pe sa­la­rial ¢9,6 mi­llo­nes, no

le cu­bre.

Así las co­sas, su sa­la­rio se­rá el sa­bro

sí­si­mo de ¢16 mi­llo­nes. A co­mo es­tán las co­sas, con una Ca­sa Pre­si­den­cial eje­cu­ti­va y con ca­rác­ter, quién sa­be si le du­ra ese mon­to.

DO­MI­NIO

Los dipu­tados de Res­tau­ra­ción Na­cio-

nal y Li­be­ra­ción Na­cio­nal, van a do­mi

nar la Co­mi­sión de Ha­cen­da­rios. En esa co­mi­sión que co­no­ce­rá de la re­for­ma fis­cal, tie­nen cin­co vo­tos de los nue­ve que la for­man. Y re­cor­de­mos que am­bos par­ti­dos es­tán de acuer­do con las re­for­mas que em­pe­za­rán a dis­cu­tir a po­cos días. En al­gu­na for­ma, el go­bierno tie­ne an­da­da una bue­na par­te del ca­mino, que lle­va­rá a que se ha­ga reali­dad un ma­ne­jo del dé­fi­cit fis­cal, que nos lle­ve

al 3%,

IM­PUES­TOS

Los im­pues­tos que for­ma­rán par­te del pa­que­te que re­for­za­rá Ha­cien­da se­rán va­rios y ca­da uno pro­vo­ca­rá de­ba­te. Y pa­ra em­pe­zar, di­ga­mos que el Par­ti­do Res­tau­ra­ción em­pe­za­rá por no acep­tar que se car­gue im­pues­to del

13% a la edu­ca­ción y a la me­di­ci­na. Y no hay du­da que el asun­to tie­ne sus be­mo­les, ha­brá que es­ta­ble­cer dón­de

ter­mi­na la par­te so­cial de am­bas ac­ti

vi­da­des y dón­de se ini­cia le co­mer­cial. Así que es un te­ma pa­ra em­pe­zar, con mu­chas mu­chas es­pi­nas.

OTRO

En­tre de lo que se dis­cu­ti­rá en el asun­to de los nue­vos im­pues­tos, es­tá la ca­nas­ta bá­si­ca. De­cir ca­nas­ta bá­si­ca es ca­si de­cir cla­se po­pu­lar, aun­que ese im­pues­to lo pa­ga­mos to­dos, es ver­dad que gol­pea a quie­nes tie­nen me­nos in­gre­sos. Y por ahí em­pie­za la gran dis­cu­sión, la di­fe­ren­cia en­tre quie­nes tie­nen más y quie­nes me­nos. El Par­ti­do Uni­dad, de an­te­mano par­te el ayo­te por la mi­tad y acep­ta que la Ca­nas­ta Bá­si­ca pa­gue el 1% de IVA, pe­ro no el 2% co­mo ori­gi­nal­men­te

ven­drá.

DES­PI­DO

Al se­cre­ta­rio del Con­se­jo Na­cio­nal de Con­ce­sio­nes (CNC) lo pu­sie­ron al mar­gen del ca­mino, en una for­ma que ne­ce­si­tó po­cas pa­la­bras. Sim­ple­men­te el mi­nis­tro Mén­dez Ma­ta di­jo an­te un gru­po, in­clu­yen­do al fun­cio­na­rio de la CNC, que bus­ca­ba un

efi­cien­te se­cre­ta­rio. Se­ña­ló que lo ne­ce­si­ta­ba pa­ra que ma­ne­ja­ra las ne­go­cia­cio­nes de la am­plia­ción de la carretera 27, la que lle­va a Cal­de­ra, que ya es­tá su­pe­ra­da por la reali­dad. El hoy ex­se­cre­ta­rio del CNC se dio por alu­di­do y pre­sen­tó su re­nun­cia ca­si de in­me­dia­to, vi­gen­te al día si­guien­te, al­go que no es co­rrien­te en nues­tro me­dio.

SE­TE­NA

Se­te­na, una de esas crea­cio­nes que han te­ni­do co­mo re­sul­ta­do de­mo­rar y de­mo­rar el pro­gre­so del país, ha­ce un anun­cio.

Va a re­cor­tar un po­co de tra­mi­to­ma

nía, a par­tir de agos­to.

Lás­ti­ma que no re­cor­ta más pa­pe­leo,

a ver si los 700 asun­tos que es­tá tra

mi­tan­do, que es­pe­ran des­de ha­ce un

año pa­ra em­pe­zar a cons­truir co­sas,

al fin se mue­ven. Se­te­na es una en­ti­dad que en­ca­re­ce las obras del país, to­da vez que se ol

vi­dó que el tiem­po es oro.

RÍO PIE­DRAS

La re­pre­sa de Río Pie­dras en­tre Ca­ñas y Ti­la­rán, es la so­lu­ción pa­ra el cen­te­na­rio pro­ble­ma de la fal­ta de agua en Guanacaste.

Se­rá una re­pre­sa de 850 hec­tá­reas

que ga­ran­ti­za­rá agua po­ta­ble pa­ra

to­dos los can­to­nes de la ba­ju­ra gua

na­cas­te­ca. Es una obra que pro­du­ci­rá ri­que­za y em­pleo en esa pro­vin­cia. Lle­van­do el lí­qui­do adon­de des­apa­re­ce en verano. Y cree­mos que al fin lle­gó un go­bierno que la ha­rá reali­dad, por­que tie­ne ener­gía y sen­ti­do de la ne­ce­si­dad de una pro­vin­cia.

Di­cen que la his­to­ria se re­pi­te,

lo que ocu­rre es que las lec­cio­nes

no se apren­den

CA­MI­LLE SEE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.